martes, 9 de febrero de 2016

Maratón Vía Verde de Arganda 2016


No voy a negar que disfruto corriendo grandes maratones, siempre que estén bien organizados, con miles de participantes. Eventos de este tipo ofrecen cosas que valoro, como animación elevada debido a la gran afluencia de público, circuitos propicios para marca, posibilidad de hacer turismo en la ciudad donde se celebra, etc. 

Pero también es muy común que salgan a relucir características que no me gustan tanto. Sirva de ejemplo los precios prohibitivos o un trato al corredor deficiente (lo que más me molesta). Es por ello que disfruto de igual manera, incluso más, acudiendo a maratones pequeños, humildes, donde la norma común (aunque fallen en pequeños detalles organizativos) sea el cariño con el que se trata al corredor.

De hecho, si tomo como referencia mis 16 maratones y 3 ultras, en más de la mitad de ellos los llegados a meta fueron menos de 500 corredores.

sábado, 6 de febrero de 2016

A mi maneeeeera


Soy un corredor popular como cualquier otro. 

A fin de cuentas, todos los corredores no profesionales estamos cortados por el mismo patrón. No importan volúmenes de entrenos, el ritmo en competición, los retos de cada cual... El denominador común que nos une, es simple y llanamente la obtención de disfrute y satisfacción a través de la práctica de nuestro hobby.

Eso sí, cada persona obtiene esa satisfacción y disfrute por diferentes vías, y para mi todas ellas son igual de respetables y válidas. 
Los hay que se inician en este mundo por salud, otros por verse mejor, aquellos que les basta con correr tranquilos en el parque y jamás se apuntarán a una carrera, otros por el contrario disfrutan exprimiéndose cada finde y sin competiciones el correr no tendría sentido, etc, etc. Incluso es común que las directrices que nos guían vayan cambiando a lo largo del tiempo. Eso es lo grande de este deporte.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...