jueves, 24 de marzo de 2011

Verdaderas razones por las que corremos

Artículo buenísimo que encontré hace algún tiempo en un foro explicando las verdaderas razones por las que corremos los tios.  A ver si alguien se siente retratado:

Si preguntas a cualquier corredor por qué corre, te soltará una interminable y predecible ristra de razones de este estilo: es un ejercicio aeróbico muy sano; adelgaza; es ideal para mantenerte fuerte; reduce el estrés, lo mejor para tu corazón. Incluso algunos llevarán la mentira más al límite y te hablarán de equilibrio emocional, de comunión con el entorno, estados alterados de conciencia, experiencias casi religiosas. Paparruchas. Mentiras podridas. A continuación listaremos algunas razones reales por las que los hombres corremos.

1.- Correr nos permite ser muy cerdos. Admitámoslo, corriendo puedes escupir, sonarte los mocos sin pañuelo, echar los gargajos más gelatinosos del mundo y no pasa nada: estamos corriendo, se puede hacer. No sólo eso, sino que de repente te paras y te sacas la "chorra" junto a un arbusto ¡y meas!; lo que nunca podrías hacer vestido de Armani o Pedro del Hierro, o Zara (según tus posibles) queda perfectamente justificado porque estás corriendo. Que ya me dirás tú un gordo deshidratado corriendo a las dos de la tarde a pleno sol de verano el poco líquido que tendrá en el cuerpo. ¡pues mea! Y es que simplemente con decir que eres corredor puedes sacar la parte (gesto genital) más primitiva de ti sin que nadie te pueda decir nada.


2.- Correr despierta nuestro lado más femenino. Sí, sí, femenino por no decir de locaza. Me explico: ¿A los tíos nos gusta la ropa? Nooo. Ya. Eso es lo que "tenemos" que decir. A ver, cuenta las camisetas técnicas que tienes en el cajón. ¡Ah, que las tienes en varios cajones! ¿Lo ves? ¿Número de pares de zapatillas? ¡Ostras!, si tengo más que botines mi mujer. Pero no sólo es eso, es que corriendo puedes ir con una camiseta amarilla o rosa fosforito, una cinta en el pelo, unas zapatillas naranjas y unas mallas ajustadas marcando paquete y no eres maricón, es que estás corriendo. Que te encuentras con tus vecinos (manita blanda) por la escalera y te preguntan si vas a ir en una carroza en el desfile del día del orgullo gay y les respondes que no, que es que te vas a correr. ¡Pues eso, pirata! Grrrrr. Pero ya no es que te puedas vestir de mamarracho, es que encima hablas de trapitos con tus compañeros. Tanto criticar a las mujeres y los corredores estamos todo el día que si el tejido de clima-cool, que si las medias ésas hasta las rodillas. marujeo total. ¿Y cuántas veces hemos dicho que las mujeres tardan horas y horas en las tiendas para no llevarse nada? A ver quién no se ha pasado la tarde hablando con el de Bikila, probándose media tienda para no llevarse más que el dorsal de la Carrera Popular del Nabo.


3.- Correr justifica cualquier cosa: todo. Da igual lo que hagas o cómo te comportes. Eres corredor, así que. ¿Que no te apetece quedar con esos amigos pesados de tu mujer? Nada, tienes que descansar y acostarte pronto, que el domingo corres en no sé dónde y tienes que estar descansado, que vas a por marca. menuda marca. ¿Que tienes más manías que Jack Nicholson en la película ésa? Nada, son tus rutinas de corredor, para concentrarte y salir con el ritmo preciso. ¿Que no te gusta la comida de tu suegra? No pasa nada, la rechazas porque eleva tu índice glucémico y estás en semana de carga de hidratos. Que tu suegra te mira y te dice la pobre: ¿te hago una tortilla?


4.- Correr permite gastarnos montones de dinero en tecnología. En todo tipo de tecnología. Te compras reloj, cronógrafo, pulsómetro, podómetro, acelerómetro, alcoholímetro, mp3, mp4, cinta de correr, aparato de abdominales, elíptica, bicicleta de spinning, ventosas de ésas que te dan calambres., y todo eso sin haber empezado a correr ni un solo día por el parque. Que tu mujer te mira y te dice: "¿Pero tú has probado a correr sin todos esos cables? A lo mejor irías más rápido. Me recuerdas a mi tío Antonio cuando estaba en la UVI con todos los tubos conectados".


5.- Y luego está lo del GPS, que tú me dirás para qué te sirve si siempre le das cuatro vueltas al parque del barrio, el de los toboganes y el columpio. ¿Te vas a perder y necesitas que tres satélites triangulen tu posición? (Con voz electrónica) "Sí, aquí la NASA, el sujeto se encuentra tras la fuentecilla, en el seto de adelfas. Está meando". Pero vale, el GPS en la muñeca, pero es que luego te compras el del coche y tu mujer ya flipa. "Ah, es que si no, o llego a tiempo a la salida de la media maratón de Villaorejones del Cenutrio". Porque eso sí, correr correremos poco, pero la de geografía que aprendemos.




Con lo feliz que yo soy con mi Fore


miércoles, 23 de marzo de 2011

martes, 22 de marzo de 2011

En busca del paso ideal


Cuando caminamos, se ponen en juego muchas articulaciones, ligamentos, tendones, músculos para que puedan soportar todo el peso del cuerpo, y cuando corremos estas mismas estructuras soportan cargas en toneladas de peso. Nuestros pies y tobillos están de tal forma estructurados que logran que todo el peso del organismo pueda ser transportado y apoyado en estas estructuras.
Pero hay una manera en la que todas estas partes que integran las extremidades inferiores trabajen en armonía, sin deficiencias, sin luchar contra la gravedad, sin desgaste extra y reduciendo la posibilidad de lesión. A eso se le llama un paso biomecánicamente eficiente.

Por herencia genética las personas pueden tener o no un paso eficiente. Pero aquellos biomecánicamente no eficientes, a través de ejercicios, de calzado adecuado o plantillas, pueden hacer que su zancada sea lo más armónica posible.

En palabras simples, el paso biomecánicamente eficiente es aquel que equilibra los cuatro planos de apoyo del pie: punta --metatarso--, talón, planta interna y planta externa, en correcto funcionamiento con la flexión de la rodilla y de la cadera.

Por ejemplo los fondistas kenianos, que copan las primeras plazas de tantas competiciones, son biomecánicamente eficientes porque presentan una zancada larga y flexible; despegan con el metatarso, un poco antes de la punta del pie, no con los dedos, y aterrizar el talón sin pronar o supinar. Manteniendo de manera correcta su centro de gravedad, hacen con los pies un correcto movimiento de despegue, aterrizaje e impulso, parece que van casi volando.

Además, su peso corporal es el adecuado para su estatura y complexión, cosa que no tienen muchos corredores recreativos.

Aunque determinar la eficiencia de la pisada amerita un análisis más profundo a nivel médico, es probable que cualquier corredor, a partir de puntos de autoestudio, detecte si su pisada es la adecuada.


Cómo detectar deficiencia en la pisada
- Cuando el desgaste de lasuela se distribuye de forma irregular en la parte lateral del talón y de la suela media, el corredor tiende a dirigir las puntas de los pies hacia fuera, y ello puede exigir corrección.

- Si el corredor ha sufrido de dolores en una pierna, pero la molestia desapareció y ahora le duele la otra, significa que ha compensado el paso, y por ello su pisada es deficiente.

- Observar al corredor en acción por lo menos 10 minutos para detectar la aparición de cambios extraños en el estilo de correr.

- Correr descalzo por hierba, para que a través de la sensación en las plantas de los pies, el corredor identifique, que sienta, cómo realiza el despegue y el aterrizaje del pie sin que le cueste trabajo.

- En la arena se puede ver la huella y además la secuencia del paso y detectar los movimientos deficientes o eficientes.

Cómo corregir el paso

Dentro del tratamiento se debe considerar si el corredor tiene un desnivel pélvico, si hay alteraciones como rodillas zambas o arqueadas, en si existe mal apoyo al caminar y en la carrera, que forma de pie tiene, que tipo de apoyo (plano, cavo), si falta fuerza muscular, que tipo de calzado deportivo utiliza, en que superficie corre, cuanto tiempo, si ha aumentado su ritmo de trabajo, etcétera.

El tratamiento puede ser a base de plantillas correctoras, elevaciones, virones, taloneras, pero sobre todo ejercicios de fortalecimiento muscular.

Además se puede complementar con ejercicios como trotar por lapsos alzando las rodillas; correr despacio en declives para obligar a los pies a aterrizar de manera correcta; tratar de alargar la zancada; corredora y frente a un espejo para corregir el paso; usar el calzado adecuado, o filmar la carrera para corregir movimientos simples
.

La pisada
La pregunta
más frecuente que realizan los corredores con respecto a su calzado deportivo es ¿Qué tipo de zapatilla es la mejor para mi? Y esto se debe a que después de una o varias experiencias no muy agradables (quizá algunas ampollas, pies lastimados por calzar cierto modelo, dolores en las rodillas o lesiones aún más serias), caemos en la cuenta de que fue un error y una mala inversión el haber elegido un par de zapatillas por sus colores llamativos o diseños ultra modernos (aquellos que combinaran con nuestra ropa deportiva); porque en un anuncio vimos que el atleta que los calzaba prácticamente flotaba sobre el asfalto mientras corría (y lo curioso es que lo creímos); porque con X modelo vimos entrenando al maratoniano del momento (y por lo tanto deducimos que al utilizar el mismo modelo también podemos correr un maratón en 2:03:59); o tal vez porque fueron las más baratas que pudimos encontrar. Muchos cometimos alguno de estos u otros errores al elegir nuestras zapatillas (por supuesto, me incluyo).



¿Qué es la biomecánica?
Comencemos definiendo lo que dentro del ambiente deportivo significa la palabra biomecánica. Quizá sobre todo en época de Juegos Olímpicos, habrás escuchado a algún comentarista de la televisión decir "...que bonita, adecuada o correcta biomecánica de carrera tiene X corredor", esto al referirse sobre todo a la postura, zancada, braceo, etcétera del deportista mencionado. Pero curiosamente, nunca vemos en pantalla la biomecánica de alguna parte del cuerpo del atleta. La observaríamos, sí en la pantalla aparecieran un sistema de coordenadas, valores, magnitudes, o si el comentarista señalara algún dato que nos indicara qué está haciendo el cuerpo humano.

Se puede definir biomecánica, como aquellos conceptos y herramientas que utilizamos para registrar, medir y analizar las acciones del cuerpo, para señalar cuales son las mejores formas de ejecutarlas, lo mismo que los accesorios deportivos necesarios para su ejecución.

En otras palabras, se puede decir que la biomecánica deportiva se encarga de medir, cuantificar, registrar y analizar gran cantidad de funciones de mucha complejidad que suceden durante la práctica deportiva, tanto en el cuerpo de un atleta, como en los accesorios deportivos que utilizan, en nuestro caso, los corredores

Biomecánica del paso de carrera y su relación con el calzado deportivo
Todos hemos visto corriendo a alguien. Es un acto natural y común especialmente para los corredores. Vistos de perfil, la mayoría de los corredores de largas distancias al trotar y correr (existen las excepciones) contactan el piso inicialmente con el talón, después se observa el apoyo total del pie sobre el suelo y enseguida se da el despegue con la parte anterior del pie, para dar el siguiente paso o zancada con el otro pie. Hasta aquí no hay problema. La complejidad de todo comienza cuando observamos la enorme cantidad de movimientos y apoyos que realizan los tobillos y los pies de cada atleta al trotar y correr, pero observándolos por detrás (de espalda). Este ha sido uno de los motivos por los cuales existen tantos modelos de zapatillas para correr. Se calcula que por cada modelo de calzado deportivo de otro deporte, existen cinco modelos de running.



Pisada Neutra
Primero analicemos lo que ocurre a un corredor con pisada normal, o biomecánicamente eficiente. Durante la carrera, de manera general, aunque también existen las excepciones, la primera zona que hace contacto con el suelo es la parte externa del talón (Figura 1, las líneas rectas trazadas sobre la pierna y el calzado son las mismas que aparecen al lado en cada imagen y describen en cada caso, los ángulos de movimiento de los segmentos estudiados). Esto se debe a que previo al primer contacto, el tobillo se mueve hacia su lado externo definiendo un movimiento denominado de Supinación. Dicho movimiento es normal y prepara al pie para enseguida dar el primer apoyo.

Una vez que el talón ha contactado el piso, el tobillo realiza un movimiento normal de rotación interna (es decir, el tobillo gira o se tuerce ligeramente, lo mismo que la pierna), al mismo tiempo que el pie comienza a apoyarse sobre el piso comprimiendo ligeramente la bóveda plantar (primer apoyo, Figura 2). Dicho movimiento se denomina de Pronación y es vital que se realice porque cumple con dos funciones básicas: a) amortigua de manera natural el impacto y b) adapta el pie a la forma e inclinación del piso sobre el que se corre. ¿Cuánta pronación es normal? Aquí hay divergencia de opiniones, pero la mayoría de los investigadores coinciden en que el eje del talón (la línea sobre el calzado) debe estar perpendicular al suelo.

A continuación se da el segundo apoyo del pie sobre el piso (Figura 3). Observa que tanto el pie como el tobillo y la pierna se alinean para definir el apoyo sobre el suelo que los especialistas han denominado Neutral. Tal apoyo y alineamiento tienen el objetivo de preparar los músculos y ligamentos del pie así como al Tendón de Aquíles para ejecutar de la manera más eficiente el despegue, que en un pie calzado se da con la parte central o ligeramente externa del calzado, definiendo de nuevo un movimiento de supinación (Figura 4). En resumen, tanto los tobillos como los pies calzados con tenis en un deportista con pisada eficiente o normal, se mueven y "tuercen" conforme se desarrolla el paso de carrera: de afuera hacia adentro (en el contacto del talón sobre el suelo e inmediatamente después en el primer apoyo, respectivamente) y de adentro hacia fuera (en el segundo apoyo y durante la fase de despegue, respectivamente). Todos estos apoyos y movimientos se ejecutan con una duración aproximada de entre 1/3 y 1/4 de segundo, por lo que es muy difícil observarlos a simple vista. Las investigaciones proponen que aproximadamente el 30% del total de los practicantes de las carreras pedestres son atletas con pisada eficiente o normal.

Para dejar más claros los términos de pronación y supinación realiza el siguiente ejemplo. Siéntate y ladea tu pie hacia adentro, tu tobillo está pronando y el pie se mueve en eversión. Ahora ladéalo hacia fuera, tu tobillo está supinando, y el pie se mueve en inversión.

Una vez analizada la pisada eficiente o normal en la carrera, pasaremos ahora a lo que los expertos han definido como las dos alteraciones más frecuentes de la pisada al correr: la sobrepronación y la débilpronación (ésta última denominada erróneamente en nuchos casos como supinación).


Sobrepronación
Como hemos visto, después de que el talón contacta el piso por su lado externo, el tobillo realiza el movimiento de pronación, sin embargo, es muy común que los tobillos de muchos atletas realicen este movimiento en exceso (observa las líneas sobre el calzado y la pierna en la Figura 2 y compáralas con la Figura 2b). Cuando esto sucede sobre todo en el primer apoyo, es común que la bóveda plantar se colapse en exceso, observándose como el corredor pisa "de más" hacia adentro. Con el uso frecuente y con la cantidad de kilómetros que los corredores están recorriendo en la actualidad, las zapatillas de los atletas con esta alteración se van deformando hacia sus lados internos, especialmente cuando el calzado deportivo carece del diseño y de los aditamentos específicos para corregir o paliar dicha alteración. Como el movimiento de giro o rotación interna del tobillo se da en exceso, además de colapsar de más la bóveda plantar, la pierna también es torcida excesivamente, promoviendo a que la rodilla se salga de su alineación normal con respecto a la pierna, hacia abajo, y con respecto al muslo, hacia arriba. Por lo tanto, ésta alteración denominada en inglés Overpronation y en español Sobrepronación (o pisar de más hacia adentro) es la generadora de una gran cantidad de lesiones en los corredores. Es decir, ésta alteración se considera como tal cuando el eje del talón (la línea sobre el calzado) pierde su perpendicularidad con respecto al suelo, describiendo un ángulo menor a 90º.

Pero surge algo importante. No todos los atletas sobrepronan en la misma intensidad. Es decir, algunos deportistas presentan sobrepronación muy leve (casi imperceptible) o leve, existen los casos de sobrepronación moderada y algunos atletas logran deformar marcadamente su calzado hacia adentro, definiendo una sobrepronación severa. Y los síntomas causados por la sobrepronación son así de variados. Se dan los casos de corredores con sobrepronación leve que padecen infinidad de dolencias y lesiones en los pies, piernas, rodillas etcétera, hasta aquellos que con una gran deformación interna de su calzado (y por lo tanto, son sobrepronadores severos), nunca han padecido de dolores o lesiones significativas. De ahí la importancia de señalar que muchos corredores tienen un estilo específico de pisada y además presentan un cierto grado de sobrepronación y por lo tanto, requieren de unos cuantos modelos de tenis que tengan los diseños específicos para corregir X grado de sobrepronación.

La sobrepronación, cuyos efectos más negativos se generan en la fase del primer apoyo (aunque también se manifiesta en muchos casos en el segundo apoyo e inclusive durante la fase de despegue), según las estadísticas de los especialistas y de las marcas deportivas más prestigiadas, es una alteración muy común entre los atletas. Aproximadamente entre un 50%-60% del total de la población de corredores padece algún grado de sobrepronación.

Débil pronación

Finalmente, está el caso contrario a la sobrepronación. Es decir, existen los corredores para los cuales sus tobillos no tienen la fuerza requerida para ejecutar el natural y muy necesario movimiento de pronación, provocando entonces que sus pies continúen supinando en las siguientes pases de apoyo sobre el piso (sus pies siempre se mantienen apoyados en sus bordes externos, provocando que con el uso cotidiano, su calzado se desgaste, comprima y deforme hacia los lados externos, Figura 2c). Al no pronar, los pies no pueden amortiguar de manera natural el impacto, y esto a su vez repercute nuevamente en las rodillas y por su puesto en otras partes de su cuerpo. Esta alteración recibe el nombre de Underpronation en inglés y en español se denomina Débil pronación, ya que designa a aquellos tobillos que no tiene la fuerza suficiente para realizar el movimiento de pronación. Por lo tanto, la débil pronación queda definida cuando el eje del talón (la línea sobre el calzado) también pierde su perpendicularidad con respecto al suelo, pero ahora describe un ángulo mayor a 90°.

Esta alteración es poco frecuente, aproximadamente el 10% del total de corredores son débilpronadores. Los débilpronadores comprimen y desgastan sus zapatillas a todo lo largo de los bordes externos y no sólo en la zona del talón.

Los tipos de pies en posición estática y su relación con la pisada durante la carrera

Durante años se ha señalado que existe relación entre el tipo de pies que los atletas presentan estando parados o estáticos y el tipo de pisada que éstos evidencian al correr. Para conocer tu tipo de pies, acude con el médico que tras una evaluación te informará el resultado. Si deseas tener una idea previa, realiza en casa la "Prueba húmeda". Al salir del baño después de la ducha, camina y voltea para observar a contraluz la imagen de tus huellas.


Para fines didácticos, los especialistas mencionan que existen tres tipos de pies según su huella plantar (en la realidad se presentan muchas variantes). La huella de un "pie normal" (Figura A, en los tres casos se muestra la huella del pie izquierdo) define una curvatura correspondiente a la bóveda plantar. La huella de un "pie plano" (Figura B) muestra muy poca curvatura, indicando que la bóveda plantar está vencida o caída. Los especialistas señalan que los pies planos son pies muy flexibles y fácilmente se comprimen al soportar el peso de la persona, puesto que la musculatura y ligamentos del pie y la pierna y los ligamentos que definen el tobillo son débiles. Generalmente se ha observado una relación entre los atletas con pies planos en posición estática y la manifestación de algún grado de sobrepronación durante la carrera.

Por último, la huella de un "pie cavo" (Figura C), contrariamente a las dos huellas anteriores, muestra una curvatura muy pronunciada en la zona correspondiente a la bóveda plantar y en ocasiones se presenta la separación entre la zona del talón y la zona de los metatarsos. Se dice que los atletas con pies cavos presentan la musculatura y los ligamentos de sus tobillos y pies muy rígidos, tensos o contracturados, a tal grado que en ocasiones se presentan los "dedos en garra". Y en este caso, también se ha encontrado una relación entre los deportistas con pies cavos y la débil pronación, puesto que los tobillos y pies rígidos impiden la ejecución del movimiento de pronación.

Sin embargo, la evidencia ha demostrado que muchas veces los pies en posición estática pueden comportarse en forma totalmente distinta al estar en movimiento, ya sea descalzos y por su puesto, al desplazarse durante la carrera dentro de un par de tenis. Se dan los casos de que un par de perfectos pies normales en posición estática pueden transformarse en pies planos durante la carrera; o los pies cavos en posición estática, pueden cambiar a pies normales y en ocasiones hasta en pies planos durante la carrera, etcétera. Por lo tanto, la huella plantar únicamente nos da una primera aproximación de lo que puede esperarse del mismo pie pero sin movimiento. De aquí la importancia que la exploración de los pies de un atleta se realice tanto en posición estática como en movimiento (si es posible, corriendo), revisando además su historial de lesiones y analizando a su vez los desgastes, deformaciones y alteraciones del calzado deportivo usado, ya que los tenis viejos o usados muestran en forma fidedigna lo que le ocurre a los tobillos y los pies del deportista durante la acción deportiva. Al tomar en cuenta todos estos elementos, el diagnóstico acerca del tipo de pisada de cada atleta será más preciso.


domingo, 20 de marzo de 2011

XXXII Carrera del Agua 2011


Y A LA TERCERA VA LA VENCIDA… , si ya lo decía el refranero popular español.
Habiendo pasado ya casi un mes desde que inaguré el blog y siendo esta la tercera corrida y comentada (carrera popular digo), por fin puedo realizar una crónica en la que aparezcan buenas noticias.
Tras el chasco de las dos primeras (1/2 Maratones de La Latina y C. Universitaria), sin haber corrido durante toda la semana por culpa de la dichosa pierna izquierda y con un resfriado del copón, mis aspiraciones de cara a la carrera de esta mañana no podían ser muy pretenciosas.
Total que me planto en Metro a las 8:45 en Plaza Castilla y voy trotando para calentar hasta la salida en la calle General López Pozas.
Había leído sobre esta carrera y todos coincidían en que es muy rápida, ahora yo también doy fe de ello, así que a lo de siempre: Salir a tope y acabar como pueda.
Últimamente esta táctica me está poniendo en mi sitio, pero hoy no sé por qué extraña circunstancia ha dado resultado (habrá sido la pizza que me zampé para cenar o el influjo de la Luna gigante que hubo anoche).


Recorrido de la 32º Carrera del Agua
Perfil según el Garmin

He salido “desbocao”, así lo atestiguan los 3:37 min del primer km o los poco más de 11 al paso por el km 3. A partir del km 4, desde el Bernabéu, se sube por la Castellana hasta Plaza Castilla en el km 6, circunstancia que me ha obligado a aflojar porque llevaba la patata la borde del colapso (he llegado a picos de 184 ppm – la media de la carrera ha sido 177).
En este tramo se ha producido la anécdota de la carrera. Para el avituallamiento del km 5 a algún lumbreras se le ocurrió pensar que mejor que la botella de agua o en su defecto un vaso (que también da por saco), era distribuir el agua en bolsas de plástico cerradas herméticamente sin abrefácil, taponcito o similar. Las situaciones que se han producido han sido cómicas, incluso en casos bochornosas. Tirando de dentadura para tener acceso al preciado elemento, una vez que conseguías hacerle el ”bujero”, quedaba inaugurada oficialmente la Fiesta del Agua. Más que para hidratarse ha servido para refrescarse tanto uno mismo como a los compañeros corredores de alrededor. Lo califico de anécdota ya que es una carrera de 10 km y no es tan necesaria la hidratación, pero imaginaos la gracia que haría si ocurriese en una media o una maratón.
Por último destacar que desde el km 6, en que enfilas Bravo Murillo, hasta meta prácticamente es cuesta abajo. Recuperado un poco de la subida anterior he vuelto a darlo todo en la bajada, llegando casi a coger a la segunda chica que ha entrado 5 segundos antes que yo (la gran Recuerdo Arroyo, ganadora, me ha sacado casi 3 minutos y medio, ahí es ná).
Al final he tenido hasta fuerzas para un sprint, parando el crono en 39:59. Según mi Garmin 10200 metros a 3:55 min/km (acabé el 188 de los 2011 que finalizaron) igualando mi mmp de la Carrera Marca en media de min/km.



Por tanto despido esta crónica contento porque… VUELVO A SER SUB40 EN UN 10000 (para la letra pequeña dejaré el mencionar que era toda cuesta abajo).


La camiseta, guapísima la verdad, ocupará un lugar muy destacado dentro de la colección.

Camiseta "tesnica"
Y ahora solo me queda intentar llegar lo mejor que pueda a La Media de Madrid el 3 de Abril, para acabarla sin sufrir mucho.
Teniendo en cuenta que la lesión no remite, la proximidad de un examen el día 2 (que dicho sea de paso, llevo fatal) unido al horario del curro, no creo que entrene apenas y por tanto mi estado de forma ese día me da que será peor incluso que el que tengo ahora
Pero en fin, en ocasiones los milagros ocurren (como ha sido el caso de hoy). Eso si, no sé porque me da que no es igual una carrera de 10 km cuesta abajo, que una media maratón de perfil exigente. No adelantaremos pues acontecimientos.
Nos vemos en 14 días en el Retiro.

miércoles, 16 de marzo de 2011

XXXI Media Maratón C.Universitaria 2011


La crónica de esta carrera, la segunda desde que empecé el blog, me hubiese gustado que hubiera  sido muy distinta de la que voy a escribir a continuación.
Primero porque esta media correspondería  a mi carrera  número 50 (16º media maratón, de haberla completado). Y segundo porque, despúes de retomar mi pelea con las medias en 2011 tras 6 años, la dureza de esta parecía  ser menor que la de Fuencarral o La Latina y además ya conocía el circuito de haberla corrido el año pasado. Con todo esto, tras el chasco en La Latina, tenía la ilusión de mejorar mi mmp en ½ maratón en mi nueva etapa de mediomaratoniano.
Pero en fin, las cosas son como son y ya vendrán  tiempos mejores en lo que a running  se refiere.
Desde que acabé la Media de La Latina con el gemelo izquierdo echo polvo, solo he corrido 24 km en 4 sesiones en 2 semanas y todas ellas con malas sensaciones en la pierna izquierda. El dolor de gemelo pasó, pero vino uno nuevo en el femoral  y sobre todo una molestia permanente en la parte posterior de la rodilla. Me dolía todos los días al empezar a correr, y aunque poco a poco desaparecía al entrar en calor, lo peor era al acabar la sesión y estirar. El dolor no me dejaba estirar la pierna, así que ya el miércoles  pasado sabía que no iba a correr la media, el jueves con 9.5 km por el Retiro decidí que probablemente no correría tampoco los 14 y ayer sábado que salí a soltar piernas 4.5 km por el Parque Fuente del Berro me planteaba si sería buena idea a ir a correr hoy ni siquiera una vuelta.

Ayyy cabezón

Pero como tenía la posibilidad de correr 7.3 km (si solo hubiese habido una media ni me habría planteado el ir) me he plantado a las 9:00  en la glorieta Cardenal Cisneros  junto con Bea , a la que he liado para que así vaya viendo el ambiente popular de estas carreras y pronto se anime en alguna (de momento ya se ha pillao unas NB y ha comenzado a entrenarse).
La verdad es que con más de 4500 atletas, al final con el tiempo que ha respetado, había un ambientazo en la salida y todo ello amenizado por un repertorio musical que la verdad daba gusto (ya podían aprender en otras que ponen el cd de los 40 y arreglao).
 He calentado un poquito, con el dolorcillo presente por supuesto, y a colocarme en la salida.
La salida creo que debería haber sido un poco más ancha dado que iban a participar más de 4500 personas y el cúmulo de gente superaba con creces el ancho del arco de salida.
Pero también es cierto que lo que ayudaría muchísimo es que la gente se coloque en la salida en función de sus posibilidades y previsión de marca. No es por criticar y cada cual es libre de colocarse donde quiera, pero solo hay que ojear  las clasificaciones y la diferencia entre el tiempo oficial y real  para darse cuenta de lo que hablo.
Es de recibo que los atletas con mejores tiempos y con posibilidades de trofeo ocupen las primeras filas, pero a partir de ahí debería imperar un poco de civismo y  colocarse en una posición en la que cada uno considere que va a molestar lo menos posible a atletas más rapidos que el.
Es decir si se sabe por ejemplo (no tengo idea de los datos reales)  que en una media un 10% de los participantes bajan de 1:30:00  y hay digamos 100 metros de gente tras el arco de salida. Pues  una persona que no vaya a acercarse a esa marca opino que debería colocarse al menos a unos 10 metros del arco. El colocarse a un metro de los primeros que van a  ir a 3:00 min/km, creo que lo único que provoca es un entorpecimiento y empujones innecesarios para ambos.
Yo por mi parte intento llevar esto acabo. No se me ocurriría ponerme junto a los de Bikila o Clinicas Menorca en la salida (anda que quedaría bien mi cuerpo serrano al lao de esas gacelas, ja, ja). Como dato decir que en esta carrera mi tiempo oficial disto 23 segundos del real.
Bueno y una vez hecha mi reivindicación (que revolucionario he venido de la carrera, je,je) voy a seguir con la crónica.


Recorrido Media Ciudad Universitaria
Pues bien, se ha dado la salida y fiel a mi táctica he salido a tope a ver cuánto tardaba en petar. Esta ha sido la primera carrera que he corrido con pulsómetro, y me ha servido para darme cuenta de lo borrico que soy. Desde el primer km me he puesto en 170 ppm y ya no he bajado hasta meta, haciendo picos de más de 180.

En el km 3 o así iba bien a mis 4:00 min/km y el dolor de la rodilla iba remitiendo y he llegado a pensar en hacer 2 vueltas, pero a partir del 5 (19:52, según mi Garmin) me he empezado a encontrar muy cansado (probablemente por no entrenar e ir a ritmos que no tocan en carrera) y he decidido hacer solo una y mejorar así mi tiempo el año pasado.


Rebentao una vez más
Esta vez he sido prudente, cosa rara en mi, y he entrado en la pista de ceniza de la Complu tras una sola vuelta, parando el crono de los 7340 m en 29:22 (4:00 min/km clavao), mejorando mi tiempo del año pasado en más de minuto y medio. Contento por una parte al mejorar mi marca aún estando lesionado, pero descontento por esa lesión que no me ha permitido acabar decentemente la media.


Comparación Pefil/Tiempo 2010-2011 (Algo falla en mi FR305)
Como dato positivo, al acabar me he ido directo a la zona de masajes que estaba vacía (es lo que tiene acabar el 16º de 4500... Ja,ja, nos ha jodido como que los buenos hacen la media o en su defecto 14km, no 7 como el cobarde del Vicen) y el masajista y/o fisio tras explicarle todos mis dolores ha dado en el clavo en su diagnóstico explicándome que todo lo que me ocurre en la pierna izquierda es debido a una contractura en la inserción del tendón de aquiles en el calcáneo. Mira que yo no me fio de una primera opinión así como así, pero es que masajeando esa zona, he visto las estrellas por cierto, me ha disminuido bastante el dolor de detrás de la rodilla. Para flipar, en la vida pensé que venía todo de ahí, de hecho no sabía ni que me doliese hasta que ha empezado con el masaje.


A chavo el tochaco que he metido para haber corrido 7 miseros km.
Veremos como evoluciono durante la semana, ya que el domingo tengo la Carrera del Agua. Una putada porque esta carrera de 10 km es favorable para hacer marca, pero al paso que voy los 40 tardaré bastante en verlos de nuevo en el reloj de meta
P.D.1 - El diseño de la camiseta es el mismo que el año pasado. Solo ha cambiado el color de azul a negro.

Camisetilla de este año

P.D.2 - Soy tan espavilao que he aparcado a las 9:00 enfrente de la Facultad de Medicina, por donde pasaba la carrera, asi que a pesar de haber finalizado a las 10:00 nos hemos tenido que pegar 2 horitas en el coche hasta que pasasen los últimos de la media. ya no sabíamos como matar el tiempo llegando a situaciones tan absurdas como:

Que ricas las Oreo de la bolsa del corredor

martes, 15 de marzo de 2011

Oktoberfest (2010)

Visita fugaz al mayor festival de la cerveza del mundo en su 200º aniversario los días 27 y 28 de Septiembre de 2010




lunes, 14 de marzo de 2011

Vía de la Plata 3 (2010)

Camino Sanabrés y prolongación a Muxía y Fisterra en BTT con Bea a mediados de Septiembre de 2010:



domingo, 13 de marzo de 2011

sábado, 12 de marzo de 2011

viernes, 11 de marzo de 2011

París (2009)

Viaje relampago a "La ville de l'amour" en Septiembre de 2009



jueves, 10 de marzo de 2011

Vía de la Plata 2 (2009)

Tramo de la Vía de la Plata en BTT entre Cáceres y Orense en Mayo de 2009



miércoles, 9 de marzo de 2011

Escocia (2008)

Resumen del viaje a Escocia, financiado por el Estado, en Septiembre de 2008



martes, 8 de marzo de 2011

Viaje a Europa (2008)

Rutilla de 3500 km en furgoneta durante 11 días por Europa (Alemania, República Checa, Polonia, Eslovaquia, Austria y Hungría) de 6 amigos en la Semana Santa de 2008



lunes, 7 de marzo de 2011

Irlanda (2007)

Resumen del viaje a Irlanda, financiado por el Estado, en Septiembre de 2007



domingo, 6 de marzo de 2011

Vía de la Plata 1 (2007)

Tramo de la Vía de la Plata en BTT entre Sevilla y Cáceres durante la lluviosa Semana Santa de 2007



sábado, 5 de marzo de 2011

viernes, 4 de marzo de 2011

Sierra Espuña (2005)

Resumen del campamento de Cartografía en Sierra Espuña, según cuenta la leyenda el más duro de todos los habidos en la carrera.



jueves, 3 de marzo de 2011

Pangea 2 (2005)

Videodocumental explicativo sobre la formación este supercontinente
(Lo mejor, sin duda, los nombres de los actores de reparto)



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...