domingo, 20 de marzo de 2011

XXXII Carrera del Agua 2011


Y A LA TERCERA VA LA VENCIDA… , si ya lo decía el refranero popular español.
Habiendo pasado ya casi un mes desde que inaguré el blog y siendo esta la tercera corrida y comentada (carrera popular digo), por fin puedo realizar una crónica en la que aparezcan buenas noticias.
Tras el chasco de las dos primeras (1/2 Maratones de La Latina y C. Universitaria), sin haber corrido durante toda la semana por culpa de la dichosa pierna izquierda y con un resfriado del copón, mis aspiraciones de cara a la carrera de esta mañana no podían ser muy pretenciosas.
Total que me planto en Metro a las 8:45 en Plaza Castilla y voy trotando para calentar hasta la salida en la calle General López Pozas.
Había leído sobre esta carrera y todos coincidían en que es muy rápida, ahora yo también doy fe de ello, así que a lo de siempre: Salir a tope y acabar como pueda.
Últimamente esta táctica me está poniendo en mi sitio, pero hoy no sé por qué extraña circunstancia ha dado resultado (habrá sido la pizza que me zampé para cenar o el influjo de la Luna gigante que hubo anoche).


Recorrido de la 32º Carrera del Agua
Perfil según el Garmin

He salido “desbocao”, así lo atestiguan los 3:37 min del primer km o los poco más de 11 al paso por el km 3. A partir del km 4, desde el Bernabéu, se sube por la Castellana hasta Plaza Castilla en el km 6, circunstancia que me ha obligado a aflojar porque llevaba la patata la borde del colapso (he llegado a picos de 184 ppm – la media de la carrera ha sido 177).
En este tramo se ha producido la anécdota de la carrera. Para el avituallamiento del km 5 a algún lumbreras se le ocurrió pensar que mejor que la botella de agua o en su defecto un vaso (que también da por saco), era distribuir el agua en bolsas de plástico cerradas herméticamente sin abrefácil, taponcito o similar. Las situaciones que se han producido han sido cómicas, incluso en casos bochornosas. Tirando de dentadura para tener acceso al preciado elemento, una vez que conseguías hacerle el ”bujero”, quedaba inaugurada oficialmente la Fiesta del Agua. Más que para hidratarse ha servido para refrescarse tanto uno mismo como a los compañeros corredores de alrededor. Lo califico de anécdota ya que es una carrera de 10 km y no es tan necesaria la hidratación, pero imaginaos la gracia que haría si ocurriese en una media o una maratón.
Por último destacar que desde el km 6, en que enfilas Bravo Murillo, hasta meta prácticamente es cuesta abajo. Recuperado un poco de la subida anterior he vuelto a darlo todo en la bajada, llegando casi a coger a la segunda chica que ha entrado 5 segundos antes que yo (la gran Recuerdo Arroyo, ganadora, me ha sacado casi 3 minutos y medio, ahí es ná).
Al final he tenido hasta fuerzas para un sprint, parando el crono en 39:59. Según mi Garmin 10200 metros a 3:55 min/km (acabé el 188 de los 2011 que finalizaron) igualando mi mmp de la Carrera Marca en media de min/km.



Por tanto despido esta crónica contento porque… VUELVO A SER SUB40 EN UN 10000 (para la letra pequeña dejaré el mencionar que era toda cuesta abajo).


La camiseta, guapísima la verdad, ocupará un lugar muy destacado dentro de la colección.

Camiseta "tesnica"
Y ahora solo me queda intentar llegar lo mejor que pueda a La Media de Madrid el 3 de Abril, para acabarla sin sufrir mucho.
Teniendo en cuenta que la lesión no remite, la proximidad de un examen el día 2 (que dicho sea de paso, llevo fatal) unido al horario del curro, no creo que entrene apenas y por tanto mi estado de forma ese día me da que será peor incluso que el que tengo ahora
Pero en fin, en ocasiones los milagros ocurren (como ha sido el caso de hoy). Eso si, no sé porque me da que no es igual una carrera de 10 km cuesta abajo, que una media maratón de perfil exigente. No adelantaremos pues acontecimientos.
Nos vemos en 14 días en el Retiro.

1 comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...