domingo, 10 de abril de 2011

I Carrera de los Emprendedores 2011


Raras son las carreras que no se celebran el Domingo, y más raras todavía aquellas en las que la inscripción es gratuita.
Por ello, aprovechando que tenía libre este finde, he madrugado el Sábado para acudir al Retiro donde se disputaba la I Carrera de los Emprendedores.
Esta carrera, con una distancia de 5 km, ha sido un acto más de los realizados durante la Semana del Emprendedor celebrada en Madrid del 4 al 10 de Abril.
Aparte de los motivos citados, iba con ganas de exprimirme a ver si podía rebajar mi MMP en la distancia, ya que los 19:41 de la Carrera Proniño me parecían bastante pobres para haber bajado en un par de ocasiones de 40 min. en 10 km (todavía no en una circular). Lo que ocurre es que carreras de 5000 m. no son tan habituales como las de distancias superiores y las pocas que he corrido presentaban características que hacían difícil conseguir una buena marca en ellas (crosses, desniveles fuertes, recorrido sinuoso, etc, etc).
Esta, a priori, tenía buena pinta. Estaba poco masificada (menos de 1000 inscritos), la salida se situaba en un lugar amplio (Paseo de Coches del Retiro), discurría íntegramente por asfalto y además los 3 primeros km (recorrido por Av. Menéndez Pelayo) eran cuesta abajo. Obviamente, siendo circular, en contra tenía que a partir del km 3 (Atocha) la entrada de nuevo en el Retiro se realizaba por la temida cuesta del Ángel Caído.



Bueno pues al lio. Se da la salida, salgo fuerte ya que tengo buenas sensaciones:      Km 1 – 3:33,   Km 2 – 7:07,   Km 3 – 10:47.
Madre mía pulverizo mi marca… pensaba yo en este punto. Giramos en Atocha, enfilamos Alfonso XII y entramos de nuevo en el Retiro por la susodicha cuesta. Pufff, me pasan los corredores como Tomahawks (como no entrenes cuestas  un poco en serio la llevas clara majete, me digo a mi mismo). Total que paso el 4 (hasta ese momento mi Garmin coincidía al mm con los km marcados) en 15:20 y aunque jodido sé que si apreto un poquito consigo el objetivo. Hago un último esfuerzo y siiiiiiiii km 5- 19:26… lástima que a meta queden 84  m que tardo en recorrer 20 segundos . Je,je. Mi gozo en un pozo:


Perfil según mi Fore
Según el Forerunner 19:46 para los 5084 m a 3:53 min/km, entrando en meta el 55 de los 720 llegados.


No mejoré marca. Seguro fue por el amarillo que me dio mala suerte...
Grata sorpresa que den incluso bolsa del corredor (mochila de tela y bebidas) y cafetito con bollos en meta.


P.D.- Tirón de orejas para Bea. Es la segunda vez que estando inscrita junto a mí en una carrera me dejas “tirao” como a un perrillo en una gasolinera. Bueno esta vez no te lo reprocho porque no has podido preparártela por estar de exámenes y trabajando, pero espero que a la tercera por fin vaya la vencida y debutes el 8 de Mayo en la Carrera de la Mujer (en esa ya no podré acompañarte pendeja)




viernes, 8 de abril de 2011

Talasemia: El Zidane de la Balsa Moros


Una estampa típica era ver a Zinedine empapado en sudor de una manera exagerada en cada uno de los partidos que disputaba (se decía que llegaba a perder más de 3kg, casi el doble que sus compis). En 2005 saltó la noticia , Marca informaba que Zinedine Zidane tiene una enfermedad congénita que se llama talasemia en grado menor. Esta dolencia, habitual entre las personas de países mediterráneos, le hace al astro marsellés fatigarse antes de la cuenta. La talasemia es “un trastorno hereditario caracterizado por la producción defectuosa de hemoglobina que conllevan una disminución en la producción y un aumento de la destrucción de los glóbulos rojos, esto provoca una menor capacidad para transportar el oxígeno que los glóbulos rojos sanguíneos normales”. Es conocida también como anemia mediterránea.


Del título de la entrada, siendo la Balsa de Moros el barrio en que se encuentra la casa de mis padres y aclarando que yo en futbol siempre he sido un paquete, puede entrveerse por donde van los tiros.

En un hemograma realizado hace años, tras presentar valores de hematíes (cantidad de glóbulos rojos) ligeramente superiores al rango de normalidad, a la vez que los valores de el VCM (tamaño de los glóbulos rojos) y el HCM (cantidad de hemoglobina por glóbulo rojo) estaban por debajo de ese rango, me indicaron que era debido a dicho trastorno.
Tras preguntarle al doctor si había algún problema por practicar running, me contestó que no, pero que no me diese mucha caña o acabaría anémico perdido. Es decir que salir a trotar al parque sin problema, pero machacarme en entrenos o competiciones no es lo más recomendado con este cuadro clínico.

Yo por si acaso, como de costumbre, intento pedir una segunda opinión. Como no voy a apagar un médico privado me dirijo a otro reputado especialista: Doctor Google :-)

TALASEMIA es el nombre genérico con el que se conoce a un grupo de enfermedades hereditarias de la sangre que incluyen anormalidades en la hemoglobina, componente de los glóbulos rojos encargado de transportar el oxígeno. En cada molécula de hemoglobina hay dos tipos principales de proteínas llamadas globina alfa y globina beta. Los individuos que padecen talasemia no producen suficiente cantidad de una de estas proteínas (y, en ocasiones, de las dos). Como resultado, sus glóbulos rojos pueden ser anormales y no estar en condiciones de transportar suficiente oxígeno al cuerpo.
Los dos tipos principales de talasemia se denominan talasemia alfa y talasemia beta. Los individuos afectados por el primer tipo no producen suficiente cantidad de globina alfa y los afectados por el segundo, de globina beta. A su vez, cada uno de estos tipos de talasemia puede adoptar formas diferentes, con síntomas que van de leves a severos.
                                   
¿Qué es la talasemia alfa?

Existen al menos cuatro tipos de talasemia alfa y afectan principalmente a las personas de origen chino, filipino y del sudeste asiático. Son cuatro los genes que controlan la producción de la globina alfa y la cantidad de genes faltantes o anormales determina la severidad de la enfermedad.
En el caso del llamado portador silencioso, que es la forma más leve de la enfermedad, falta o es anormal un solo gen de globina alfa. Estos individuos generalmente no tienen síntomas pero pueden transmitir la anormalidad genética a sus hijos.
La talasemia alfa menor, en la que faltan dos genes de globina alfa, no suele provocar problemas de salud importantes pero los individuos afectados pueden padecer anemias graves y transmitir la enfermedad a sus descendientes.
En la enfermedad de la Hemoglobina H los individuos suelen tener un solo gen normal de globina alfa. Esto produce anormalidades en los glóbulos rojos que derivan en su destrucción rápida. El resultado es una anemia leve a moderada, o incluso severa. Aunque la mayoría de los individuos con la enfermedad de la Hemoglobina H suelen llevar una vida relativamente normal, pueden tener complicaciones como un bazo de mayor tamaño, infecciones frecuentes y cálculos vesiculares. En consecuencia, deben recibir atención médica regular para detectar y tratar estas complicaciones.
La talasemia alfa mayor, la forma más severa, se produce cuando no hay genes para la producción de globina alfa. Los fetos afectados padecen anemia grave, insuficiencia cardíaca y acumulación de líquidos. Suelen nacer muertos o morir a las pocas horas del nacimiento. No existe un tratamiento eficaz para estos bebés.

¿Qué es la talasemia beta?

Existen tres formas principales de talasemia beta, con síntomas que van desde severos hasta leves, e incluso puede no tener ningún efecto sobre la salud.
La talasemia mayor, el tipo más grave, también se denomina “anemia de Cooley”, como homenaje al médico que la describió por primera vez en el año 1925.
La talasemia intermedia es un tipo más leve de anemia de Cooley.
La talasemia menor (también llamada “rasgo talasémico”) puede no presentar síntomas, a pesar de que provoca una anemia leve y otras alteraciones en la sangre.

Talasemia menor

Las personas con Talasemia menor son perfectamente sanas pero la pueden transmitir a sus hijos, por eso también se denomina a estas personas “portadores sanos de Talasemia”
El portador de beta-Talasemia tiene los glóbulos rojos más pequeños y en mayor cantidad que otras personas, también tienen un ligero aumento de un tipo de hemoglobina llamado hemoglobina A2.


El portador de Beta-Talasemia es una persona sana.
El hecho de ser portador no debilita física o mentalmente.
Puede comer lo que desee y realizar cualquier trabajo que elija.
No necesita tratamiento médico alguno por ser portador talasémico.

¿Por qué es importante que Ud. sepa que es portador de Beta-Talasemia?
La Talasemia menor está presente desde el nacimiento, permanece igual toda la vida, y puede transmitirse de padres a hijos. Esto significa que es hereditaria.
Por lo tanto, es muy importante saber si somos o no portadores porque 2 personas con talasemia menor pueden tener hijos con
Talasemia Mayor, una enfermedad grave
Cuando una persona con beta-Talasemia menor (1 gen talasémico y 1 gen normal) se casa con una persona no talasémica (2 genes normales) en promedio el 50% de sus hijos será portador de beta-Talasemia y el otro 50% será normal.
En cambio, si ambos son portadores de beta-Talasemia, las posibilidades de herencia en cada embarazo, son las siguientes:

1. hijos absolutamente normales (los 2 genes sanos) el 25%
2. hijos portadores de beta-Talasemia (1 gen sano y 1 gen talasémico) el 50% 


3. hijos con beta-Talasemia Mayor (2 genes talasémicos) el 25% 



Talasemia mayor

Los niños con Talasemia mayor no pueden producir la cantidad suficiente de hemoglobina en su sangre.
Un niño que nace con Talasemia Mayor muestra síntomas entre sus primeros 6 y 18 meses de edad y si no son tratados, llevan una muy mala calidad de vida. Generalmente, mueren entre el año y los 8 años de edad.

¿Cuál es el tratamiento?
El tratamiento está compuesto por transfusiones de sangre regulares, cada 2 a 4 semanas, durante toda la vida. Pero este tratamiento tiene como consecuencia la acumulación de hierro en el organismo, que de no ser eliminado, causa la muerte antes de los 20 años.
El hierro puede eliminarse mediante la utilización de “desferoxamina”, droga que se inyecta en forma subcutánea por medio de una bomba de infusión portátil durante 10 a 12 horas diarias.
Con este tratamiento (transfusiones y desferoxamina, combinados), la Talasemia Mayor ha dejado de ser una enfermedad de la infancia, transformándose los pacientes en adultos con posibilidades de trabajar y formar una familia.

¿Puede  curarse?
En los últimos años algunos talasémicos han sido “curados” mediante el transplante de médula ósea. Únicamente es posible en aquellos pacientes que tienen un donante relacionado histocompatible (HLA-idéntico). De todos modos, con el transplante existe la posibilidad de que se presenten diversas complicaciones para el paciente, hasta el riesgo de muerte.

¿Qué debe hacer si está pensando en tener hijos?
Si Ud es portador de talasemia u otra hemoglobina anormal, pídale a él o ella que solicite el estudio para trastornos de la hemoglobina. Idealmente, su pareja debería ser estudiada antes de iniciar un embarazo. Su médico clínico puede solicitar el examen.
Como ya se explicó si su pareja no es portador/a de un trastorno de la hemoglobina, sus futuros hijos no corren el riesgo de tener una anemia hereditaria severa.

¿Qué debe hacer si su pareja también es portadora de un trastorno de la hemoglobina?
Muéstrele a su médico clínico esta hoja. Solicite una entrevista inmediata para discutir su situación con un especialista. Esto es importante si ya existe un embarazo en curso. Ud. puede contactarse directamente con un genetista para asesorarse.

---------------------------------------------------------------------

Como tengo la posibilidad de elegir entre las recomendaciones de mi Doctor de carne y hueso y las de mi querido Doctor Google, a la vista del párrafo de rojo y a tenor de las carreras y entrenos que llevo realizando de 2010 a esta parte, creo que de momento seguiré dándole a la zapa, sobre todo porque mis km anuales distan mucho de lo que una persona debería entrenar para acabar machacado.

Eso sí, que lástima que sea un "talasémico perdio", quizás de no serlo mi rendimiento y marcas hubiesen sido mucho mejores... o quizás no. Nunca lo sabremos :-)

martes, 5 de abril de 2011

Lo que mal empieza ... (1er Trimestre 2011)



Espero que esta vez el refrán no se cumpla y termine en … mejor acaba.

Y es que después de cerrar el primer trimestre del año, he pasado a hacer un balance de mi actividad  deportiva durante este periodo y el resultado no es muy alentador.

Como ya dije en su día, una de las razones por las que creé este blog fue el utilizarlo como elemento de motivación para planificar un poco mis entrenos y con ello intentar conseguir alguno de los objetivos que rondan mi cabeza desde hace algún tiempo. De momento mi dinámica ha cambiado poco de la de 2010 y por ello a día de hoy he de reconocer que de momento el blog no está provocando en mi los efectos esperados.
No me valen ya, por tanto, excusas tales como:
-  Entre el curro y el Máster no tengo tiempo para entrenar (Mentira, ya que planificándome un poco, tendría tiempo de sobra para todo), además tendré que dedicarle algo de tiempo a la parienta (Bea es comprensiva en este aspecto, prefiere que esté una hora en el parque corriendo que no una hora en casa mareándola por no haber ido. Aparte ahora ella también es corredora, con lo que tenemos más fácil compaginar entrenos y convivencia).
- Es que me lesiono muy fácilmente y no voy a entrenar lesionado (En efecto soy propenso a romperme, por ello mismo debo de cambiar mis hábitos. He de comenzar muy poco a poco con los entrenos e ir aumentándolos progresivamente para dejar que mi cuerpo se adapte, y por supuesto dedicar mucho más tiempo del que dedico a los estiramientos).
- El domingo se verá si he mejorado (Craso error!!!. Algo muy habitual en los corredores populares, al menos en mi caso, es medir los progresos según la mejoras de tiempo en competición. Si se combina un buen entrenamiento, con una buena alimentación, un buen descanso, etc, el desenlace lógico es la mejora de las MMP. Ahora bien, de nada sirve bajar unos segundos tu marca en 10 km si haces la carrera por encima de tus posibilidades y acabar lesionado, más aún cuando el objetivo final es la maratón. Es conveniente no competir tanto y cuidar más los entrenos de cara a acumular  kilómetros, intentando minimizar el riesgo de lesión).
Y dicho esto aquí va un resumen de toda mi actividad durante lo que llevamos de 2011:





La verdad es que con estos datos, no sé si debo si quiera considerarme corredor popular, ya que lo que he corrido en 3 meses (unos 150km) es lo que cualquier runner que se esté preparando una maratón corre en un par de semanas. Si bien comparándome conmigo mismo, he de decir que en 3 meses he corrido más que en todo 2009 y casi la mitad que en 2010, con lo cual a pesar de ser datos penosos voy mejorando mis registros de años anteriores.

Además voy realizando avances en el control de mi inconsciencia, apelando al sentido común. Primero en la Media Maratón de Ciudad Universitaria, a la que fui lesionado, fui prudente y realice solo una vuelta (7,3km) de las tres de que constaba la media completa.

Por último este domingo tenía la Media Maratón de Madrid. La verdad tenía ilusión en correrla, no por mejorar marca, pero si por el ambiente y el recorrido por el centro de la capi. La inscripción la realicé hace varios meses. Pero por caprichos del destino este finde se me presentó movidito. Me tocó currar sábado y domingo en turno de tarde-noche (de 19:00 a 7:00), con lo cual a priori todavía podía correr dicha carrera el 3 de abril a las 9:30.

Pero además tenía un examen del Máster el sábado por la mañana (este fue el verdadero problema). Debido como siempre a lo previsor que soy, me pase toda la semana estudiando sin dormir lo que tocaba, para rematarlo con la noche del viernes durmiendo 2 horas.  Una vez realizado el examen, fui a trotar un poquito al Retiro (ya que desde la Carrera del Agua no había corrido ni un km) y luego a por el dorsal a la feria del corredor. Total que llegue a casa a las 13:30, comí y pensé que si dormía 4 horitas descansaría bastante y aunque no durmiese por la noche, al día siguiente podría correrla. Pero justo cuando me estaba quedando sopa, SORPRESA!! los vecinos del piso de enfrente habían elegido el sábado a las 15:00 para iniciar su mudanza. Total que imposible dormir, me desvele y a las 16:00 me levante de la cama. A las 19:00 entre a currar y a las 7:00 regresaba a casa subiendo en bici Doctor Esquerdo pensando que ni de coña estaba para correr, pero igual si desayunaba, me echaba media hora, me duchaba y me iba trotando al Retiro, quizás pudiera conseguirlo.
La camiseta, que no pude lucir en su carrera
Nada más entrar por la puerta, Bea desde la cama entre sueños me reclamaba diciéndome que no fuese loco y  le hiciese compañía. Yo todavía intentando engañar a la naturaleza, le dí largas y continué con mi plan. Desayuné bien a las 7:30 y me puse el despertador a las 8 para pegar una cabezadita en el sofá. El despertador sonó, pero el mal ya estaba hecho. No puede ni tan siquiera levantarme a ducharme, el cansancio se apodero totalmente de mi persona y por segunda vez en menos de un mes volví a ser sensato y decidí aceptar la invitación de Bea , yéndome al catre para dormir  hasta las 15:00 del domingo y dejando los 21 km de la capi para otro año.

Lo dicho, espero que mi balance en Junio de la primera mitad de 2011, sea mejor que este y pueda ver cerca mis objetivos de : Afianzarme en el sub40 en 10 km (a día de hoy solo en carreras con perfil favorable), bajar de 1:30:00 en media maratón (lo más que me he acercado en mi nueva etapa de corredor ha sido en Fuencarral con 1:34:48) y el más ansiado de convertirme en maratoniano antes de entrar en la treintena (hasta el 29 de enero tengo de margen).

lunes, 4 de abril de 2011

¿Qué he hecho yo para merecer esto(s pies)?


Parece ser que el día en que se repatían los pinrreles, yo debía "andar" despistado de cañas por algún bar. Cuando llegué  al reparto solo quedaba morralla donde elegir.

Dejando a un lado las coñas, ojalá fuese tan fácil escoger los componentes que traemos de fábrica. Lamentablemente, no se nos brinda la opción de elegir. Como nos enseñara hace siglo y medio un monje austriaco al que le apasionaba jugar con flores y alverjas, las características que presentamos se las debemos en exclusividad a nuestros progenitores. Gracias a las 3 leyes enunciadas por Juan Gregorio, hoy sabemos que para cada carácter presentamos 2 genes (uno del padre y otro de la madre), pero la distribución de dichos genes en el hijo es un proceso dejado a manos del azar.
Lo ideal hubiese sido que heredara el carácter paciente y sosegado de mi madre y los pies perfectamente normales sin ningún defecto anatómico que presenta mi viejo.
Pues NOOO!!. Yo me cago en Mendel y en sus putos guisantes. Tuve que sacar la mala leche (nótense los insultos hacia el genetista) e impulsividad de mi padre y los pies deformados casi patológicamente de mi santa madre.
La deformidad heredada corresponde al arco plantar (al menos no me tocaron también sus juanetes). Existen 2 tipos de deformidades: Arco disminuido (pie plano) o arco elevado (pie cavo).
A pesar de que antiguamente te fumabas la mili por pie plano, actualmente es sabido que con un tratamiento adecuado la inmensa mayoría de pies planos suelen corregirse y ser asintomáticos.
Los pies cavos son otra historia. Son rígidos y con el tiempo tienden a empeorar. Suelen causar dolor y son muy inestables. La solución para mitigar en la medida de lo posible sus molestias pasa por utilizar unas órtesis a medida para aportar estabilidad y que el arco descanse para no sobrecargarse en exceso. En muchos casos la única solución es la quirúrgica. Miedo me da, viendo los dolores que tiene mi madre, como tendré yo los pies (presentando todavía más arco que ella y machacándomelos corriendo) dentro de 20 años.
Pasemos pues a la típica definición de causas, consecuencias y remedios, extraída de abcfisioterapia:
¿Qué es el Pie Cavo?
El Pie Cavo es un defecto genético en el que el pie tiene un arco exagerado, haciendo que el pie sea relativamente inflexible. Esto, a menudo viene asociado a una tensión excesiva en el gemelo (el músculo de la pantorrilla). Existen varios grados de pie cavo, (Grados I, II y III) en función de la elevación del arco. Un grado III se correspondería a una huella plantar dividida en dos, esto es que ninguna parte del arco contacta con el suelo durante la marcha, apareciendo sólo marcadas dos áreas: la correspondiente al talón y a la de la zona del antepie (huesos metatarsianos).

 ¿Qué problemas puede acarrear el Pie en Garra?
- Dolor en el pie al correr.
- Dolor en los dedos, que están doblados y no pueden estirarse
- Los deportistas con este problema suelen tener problemas en las carreras de larga distancia, debido a calambres en la planta del pie (fascia plantar) y en los gemelos.


¿Qué puede hacer el deportista?

- Realizar gran variedad de estiramientos en estática (gemelos y planta del pie).
- Consultar un especialista que pueda recomendar medidas ortésicas.
- Tomar una serie de medidas para evitar lesionarse, como una buena elección del calzado y ejercicios de fortalecimiento y estiramiento de los músculos del pie/pierna.
- Pedir consejo al fisioterapeuta sobre el calzado más recomendable para correr.

-----------------------------

Alguien podría decir: “Este post sin fotos no vale nada”. Pues ale, para que quede satisfecho, a continuación un reportaje realizado a mis dos joyitas.
IMPORTANTE: Personas fácilmente  impresionables ruego se abstengan de seguir visionando la entrada.

Vistos así no pintan tan mal (los dedos doblados para alcanzar el suelo sugieren algo)

Toma moreno!!. Estos son curvas y no lo que tiene Beyonce

Argggggghh. Sin comentarios

Parte externa del pie izquierdo

Parte interna del pie derecho 

Y para concluir, volvamos a la pregunta del título. Obviamente yo no he hecho nada para merecer estos pies (tampoco para desmerecerlos), pero sin duda alguna lo que si he hecho es elegir el deporte que peor les sienta. Probablemente debería haberme aficionado a la natación, ciclismo, o bailes de salón (total el tacón ya lo llevo de serie). Pero lo hecho, hecho está y como aparte de un gran calcáneo, tengo una gran... cabeza (y no hablo de inteligencia precisamente), no cesaré en mi empeño de intentar seguir corriendo hasta que mis pies me lo permitan. Obviamente mi cabezonería no debe cegarme y he de ser consciente en todo momento de mis circunstancias y limitaciones.
Por supuesto sé que jamás me convertiré en un corredor de los que se calzan las zapas 300 días al año, ni tampoco pasaré una temporada entera sin lesiones, ni lograré finalizar un ultramaratón.  El único objetivo plausible para mi ha de ser superar mis registros de años anteriores en cuanto a entrenos, marcas, carreras y tiempo sin padecer lesiones.


viernes, 1 de abril de 2011

Anatomía y patologías del tobillo y pie

Completísimo artículo, extraído de una revista médica que encontré por la red, en el que se explica a la perfección (como bien indica su título) la anatomía del tobillo y pie, así como todas las patologías que pueden presentar estos.

El texto original era mucho más amplio (no he sido capaz de encontrar de nuevo la web de donde lo obtuve), detallando cada uno de los términos de los 3 cuadros finales: 1)-Alteraciones estáticas, 2)- Patología articular degenerativa y ósea, 3)-Patología de partes blandas.

Yo solamente he dejado los cuadros y resaltado en rojo algunas de las alteraciones y patologías que he ido padeciendo (les dedicaré más adelante una entrada a cada una)



Editando que es gerundio: Muy a mi pesar, he de cambiar a rojo el color de otro de los componentes de la lista: FASCITIS.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...