lunes, 27 de junio de 2011

III Carrera Norte vs Sur 2011


Tras disputar la carrera contra el VIH en la Casa de Campo el 12 Junio y después de una semana  de parón total, el lunes pasado (20/06/11) inicié el plan de entrenamiento de 9 semanas con vistas a preparar el Gran Fondo de Siete Aguas del 20 de Agosto. Tocaba correr lunes, miércoles, viernes y el entrenamiento del domingo (dispondría de la mañana libre por llevar turno de tarde) lo cambiaría por esta prueba de 10 km.

Mi intención, dado el perfil propicio para marca, era parar el crono en menos de 40 minutos. Aún a sabiendas que acuso el calor sobremanera y que en esta época del año es muy difícil mantener los ritmos de primavera u otoño, fantaseaba con tener un buen día y poder conseguir mi objetivo. Además de la altimetría favorable, tenía el aliciente de contar con liebres de 40´ para facilitarme la tarea.

No me refería a estas liebres (es más, estos son conejos), sino a los señores que corren con el globito (no ... ese globito tampoco. Que no damos una hoy)

Con estos antecedentes comencé la semana de entrenamientos muy motivado, esperando que llegase pronto el día de la gran cita. Pero poco me duro la motivación, ya que el martes comencé a tener un dolor en el pectoral derecho, debido probablemente a un tirón muscular, que me impedía correr y respirar normalmente.  El dolor me ha acompañando toda la semana, haciéndome difícil incluso completar entrenos a 5:00/km.

Aún así ayer acudí, como era de esperar, a Plaza Castilla de donde partía la carrera (llegué a las 8:45 con el tiempo “pegao” al culo) y me coloqué tras el arco del equipo Sur al que representaba.  A pesar de llegar tan tarde, pude acceder por un lateral y me coloqué no muy lejos del arco, con lo que afortunadamente la pérdida de tiempo esta vez  esquivando gente fue menor. No obstante como es habitual muchísima gente colocada donde no debía, pero paso ya de cabrearme con el tema.
Recorrido de la prueba

Se da la salida y como siempre, en esta más que nunca, mi táctica infalible: Empezar a toda Pepa y a esperar a ver cuánto tardo en petar. La verdad es que las carreras  son otro mundo y debido a la adrenalina del momento ni me acordé del dolor en toda la carrera (hoy es otro cantar, je, je).
Perfil de vértigo

Aprovechando que el principio es bajada aprieto, dejando los globos de 40´tras de mí, porque me temo que si llegase con ellos hasta la Cuesta del Ángel, no les aguantaría el ritmo en la subida (aunque como me dijo una de las liebres en un foro en el que participo: Si llegaba con él abajo se encargaría de que llegase también arriba, que crack).
Como estoy fresco, siempre según el GPS,  Km1 (3:36), km2 (3:47), km3 (3:54). Comienzo a percatarme de que lo que vendían como una carrera todo bajada desde Plaza Castilla al Retiro, en realidad tiene pequeños repechos de subida y bajadas muy pronunciadas que te lo ponen mucho más difícil que si fuese una pendiente descendiente constante. El km 4 (3:57), pienso que en breve me van a pasar las liebres y que ni de coña las sigo.
Dicho y hecho, poco antes de llegar al avituallamiento en el km 5 (3:49), por el rabillo del ojo advierto como me pasa un corredor enjuto y fibroso con una gorra roja y un gran globo atado a su espalda. Como ya dijo en el foro que llevaría dicha gorra, enseguida supe quien era (el gran Amadablam de ForofosdelRunning). Cuando está a mi altura me presento y le digo que esté tranquilo que no va a tener que subirme a burro la Cuesta del Ángel Caído porque no voy a poder aguantarles hasta abajo. Llegamos al avituallamiento  que me da media vida ya que el calor estaba ya haciendo mella. Me pongo unos metros detrás de Amadablam y la otra liebre intentando no perder muchos segundos. Paso el km6 (3:48) muy por encima de mis posibilidades y por fin comprendo que es tontería intentar seguirlos. 
Llegados a este punto, mirando al frente me digo : Ahí está….. Ahí está… La Puerta de Alcalá, es decir llegamos al Retiro, tendremos un km de bajada por Alfonso XII y giraremos a la izquierda para entrar en el parque por la Cuesta del Ángel Caído. Paso el km7 (4:05) y doy lo poco que me queda en la bajada. Fundido y acalorado llego al km 8 (4:03) donde miro el Garmin y veo que marca 31´pelaos, con lo que haciendo los dos últimos km en menos de 9 minutos cumpliría mi objetivo (me pregunto si no iban las liebres demasiado fuerte, ya que hace más de medio minuto que han pasado por ahí).
Pero nada más lejos de la realidad. Hasta el momento había aguantado el ritmo porque era bajada, pero al Ángel Caído además de llegar con renta en segundos tienes que guardar algo de fuerza porque sino la llevas clara. Total que el km 9 (4:50) termina de romperme y ya sé que no soy capaz de hacer en 4:05/4:10 el último y además probablemente no coincida la distancia real con la marcada por el Garmin. Ya en el Paseo de Coches compruebo que efectivamente el reloj marca un poquito de más. Paso el km 10 (4:18) en 40:14 y entro en meta (10.130 m según mi FR305) en 40:45 netos siendo el llegado 180 de los 2760 que completaron la prueba.
Yo en el 40:54. El que tropezó con la cinta de la 1ª chica fue el de delante

En la zona de meta vuelvo a encontrarme con Amadablam y antes de despedirnos, comentamos un poquito la carrera (que si el calor, que si no era tan cuesta abajo, etc) y le felicito por la estupenda labor que ha realizado. Ha entrado en 40 minutos clavados, así da gusto (en otro 10000 con liebres hice 40:20 y estas entraron detrás mío). Es de admirar que estas personas sacrifiquen de forma altruista su posibilidad de mejorar marca, para ayudar a otros a cumplir su objetivo.

Al final, debe ser por las endorfinas postcarrera, a pesar de no haber conseguido el objetivo estoy contento ya que me he quedado cerca y dada la fechas en que nos encontramos no está la cosa para pedir peras al olmo.
Apuntar que al final hemos ganado los del Sur (tiempo medio 51:51) a los del Norte (tiempo medio 52:26) por tercer año consecutivo. “Todos necesitamos un poco de Sur para no perder el Norte”, je, je.

La camiseta de la discordia. No acertaron ni en el color, ni en las tallas
Y por último hacer constar, que estoy apuntado el domingo próximo  a los 10 km del Orgullo, pero probablemente la haga en plan tranquilo. Además del calor, el recorrido no es tan favorable como esta y por si fuera poco trabajo el sábado de noche, saliendo a las 7:00 por lo que iré sin dormir. Veremos cómo resulta

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...