lunes, 25 de julio de 2011

V Carrera del Rock & Roll 2011


En mi corta trayectoria como corredor popular, siendo esta mi carrera número 60, he disfrutado de tipos de carrera varios (más cortas, más largas, llanas, con cuestas, por asfalto, crosses, incluso la semana pasada una nocturna).  Algunas se parecen más ente si, otras menos, pero lo que tengo claro es que la carrera de este sábado no se asemeja a ninguna en la que haya participado y dudo que a alguna del calendario nacional.

Y es que más que una carrera, es una FIESTA. Lo que más me ha impresionado, sin olvidar la famosa cuesta de la que hablaré luego, ha sido contemplar a todo un pueblo volcado con su carrera y los atletas. 
Ha sido increíble, por momentos (en la subida "Rompecorazones") te sentías como un ciclista en el Tour en una etapa de montaña con el público abriéndose a tu paso. Nunca antes había experimentado algo así.

QUE VIVA EL ROCK & ROLL !!!

En un principio, si el horario del curro me lo hubiese permitido, tenía pensado acudir a la legua de Tielmes. Pero dado que salía a las 19:00 y ya no me daba tiempo, decidí inscribirme a esta que comenzaba a las 21:00 y puedo decir satisfecho que no me arrepiento (espero ir a Tielmes otro año). Entre que llegué a casa, me preparé y fui a por el coche, salí ya casi a las 20:00. Vamos que si llego a apretar en la carrera, como apreté al Vectra en la carretera del Escorial, rompo el crono, je, je.

Una vez llegado a San Lorenzo del Escorial, me tocó aparcar a tomar por saco, fui a por el dorsal con el tiempo al límite esperando que no diesen en ese momento la camiseta (no me hubiese dado tiempo a volver al coche de nuevo) y calentando apenas 5 minutos me fui a la linea de salida situada frente al Monasterio. El ambientazo era fantástico, con música y disfraces por doquier y a las 21 h en punto se dió la salida.
 
Recorrido de esta gran carrera

Como disponía del perfil, y a sabiendas de que subiría caminado gran parte de la cuesta, me propuse apretar hasta el km 3 y del 6 a meta. El resto ya se vería.

El km 3 lo pasé en 11:43, aún debí haberle dado más candela ahora que se podía, y en este punto ya la orografía comenzaba a complicarse. El km 4 en 5:01, luego se bajaba un poco hasta el 4,5 (por eso el parcial del km 5 me salió a 4:41) para entrar de lleno en la seña de identidad de esta carrera:

LA CUESTA ROMPECORAZONES: Una impresionante subida de 1300 m y un 13% de pendiente media, alcanzando tramos de más del 25% (más pendiente que el Angliru comentaban), en la que ponen una alfombrilla de lectura de chip al principio y otra al final, para así tener 2 clasificaciones (la general y en la cuesta). Sin más que añadir, este es el perfil recogido por mi Garmin:
Buffff

Del km 5 al km 6, obviamente caminando gran parte del trayecto, solamente tardé 7:40 de nada.

Eso si, una vez coronada nuestra amiga, me lancé como alma que lleva el diablo hacia meta, completando el km 7 en 3:27 y finalizando la Carrera de 7.760 m en 35:22, siendo el rockero nº 108 de los 875 que lograron acabar.

Y subí la Rompecorazones de 1300 m en 9:39 siendo el 215 de los 875.
Con este dato se puede observar lo extremadamente paquete que soy subiendo, ya que el puesto en la cuesta es el doble del que ocupé en la carrera.

Por cierto, un poco más y la Cuesta hace honor a su nombre en mi persona. Alcancé, en la zona que me atreví a trotarla, el mayor valor de ppm que ha registrado mi pulsómetro en una carrera (188).

A falta de fotos o vídeos en meta, pongo un vídeo en la Cuesta Rompecorazones en la que se me ve echando el hígado subiendo la susodicha con las manos en las rodillas.


Comentar que ha sido un placer conocer, tras Amadablam en la Norte-Sur, a otros foreros de Forofos del Running.

Daniel.J que justo antes del comienzo de la Rompecorazones me pegó un pasón, que solo me dio tiempo saludarle y desearle suerte. Backstagerunner en meta (si se descuida le pilla Daniel), un crack que se la subió sin parar a caminar ni una vez. Y ya regresando a los coches con Daniel me presentó a otro fenómeno del foro: el gran Runningbox, ataviado con su peluca y peta de rigor para la carrera, que crack.

Los datos de la carrera han sido:


Y para finalizar aquí dejo constancia del diseño de la camiseta de este año, aunque creo que no supera el I RUN MAIDEN del año pasado, que me parece más chulo que el del propio grupo que puedas encontrar en una tienda.

Y ya no compito más hasta el Gran fondo de Siete Aguas a finales de Agosto, a ver si empiezo poquet a poquet a entrenar porque la fascitis dichosa que comencé a notarme en la Carrera del Orgullo, no acaba de desaparecer y tengo miedo que vaya a más y me joda el comienzo del plan de entrenamiento maraton que iniciaré en Septiembre.

P.D. - Esta ha sido la primera carrera que he corrido con mis flamantes NB 759 y la verdad es que he notado bastante el cambio a hacerlo con mis viejas 1061 (y por supuesto con mis arcaicas 1023). He experimentado su mayor ligereza y su mejor comportamiento, en lo que a amortiguación se refiere, sobre todo en los km a ritmo más rapido (<4:00 min/km). Creo por tanto que mi elección ha sido buena, a pesar de no haber probado las 1080, pues con mi peso actual (73 kg) no creo que hubiese podido sacar el máximo rendimiento al tope de gama de NB.


lunes, 18 de julio de 2011

II Noche de Miaccum 2011


Guiado por la máxima romana que dicta: "SI VIS PACEM, PARA BELLUM" (Si quieres paz, prepárate para la batalla), iluso de mi, acudí a esta cita para valientes convocada en el Yacimiento Romano Miaccum de Collado Mediano.
Pensé que además de oxigenar mis pulmones con el aire de la sierra y disfrutar de un tipo diferente de carrera (un cross a la luz de la luna), dicha prueba me serviría como entrenamiento para fortalecer mis enclenques tobillos.

Por desgracia, tras unos minutos de calentamiento por los alrededores de la salida, comprendí que mi único objetivo debía reducirse a cruzar la línea de meta por mi propio pie y sin ninguna lesión importante derivada de la odisea que iba a desarrollarse a continuación.
Legionarios preparados para la batalla en Collado Mediano

Llegué a esa conclusión tras comprobar el estado del camino por donde discurriría la carrera. Me encontré una senda bacheada, con bancos de arena y sobre todo rocas, tanto sueltas como aflorando firmemente sujetas al sustrato por el que avanzaríamos después ( y no precisamente areniscas o calizas guarrillas, sino granito del que duele si lo tastas). Ante este panorama, y sumándole que en la carrera la única luz de la que dispondríamos sería la del frontal que cada uno portase (el mío de 6 lereles del Decathlon era bastante cutre), el grado de “acojonamiento” que tenía en la salida por miedo a una desgracia se encontraba elevado a la enésima potencia.

Y un tonto que no sabía la que le esperaba

Bueno y allí estaba yo, junto con otros 400 valerosos romanos preparados para la batalla. Pude observar gran variedad de individuos: Mujeres, hombres, legionarios, gladiadores, espartanos unos y otros a los que no nos cogía ni un esparto por el culo.

El reloj marcó las XXII horas y  dio comienzo la aventura. Ya no había vuelta atrás. Solo quedaba encomendarse a los dioses, porque como ya dijese Julio César: “ALEA IACTA EST” (La suerte está echada)

Escenario de la batalla

Perfil de la misma


El km 1, a pesar de ser cuesta arriba, discurría por un terreno en buen estado (algo de asfalto también) y pude completarlo en 4:15.

Los km 2 y 3, siendo cuesta abajo ambos y gracias a la existencia de un poco de luz natural todavía los corrí en 4:11 cada uno, a pesar de que el terreno empezaba a complicarse. Pero a partir de ahí la oscuridad se ciñó sobre nosotros y ya no puede ni tan siquiera acercarme a esos ritmos en toda la carrera (y eso que era bajada continua hasta el km 7). Mi frontal alumbraba lo justo, comparado con los faros halógenos que se gastaban algunos corredores que ya sabían donde se metían, y me hacía ir en tensión esperando a ver cual era el agujero o bache en que me jodía el tobillo.

Y como era de prever, al igual que cuando eres nano y vas con la bici y te dicen que no tengas miedo a las bajadas o te caerás, ese bache llegó un poquito antes de pasar por meta en el primer bucle sobre el km 4.
Fue una torcedura rápida y nada aparatosa, pero que fuese en el tobillo derecho con el que tanto cuidado debo llevar (me lo operaron para fijarme el tendón por una subluxación), provocó que aminorara sobremanera el ritmo, solamente aumentándolo para “ponerme a rueda” de algún corredor  que me adelantase y dispusiera de un frontal de los citados antes (que listo soy, no?)

El parcial de los km 4, 5 y 6 fue de 4:40/km

Una vez llegados al km 7 (4:29) la subida era continua hasta meta. Para hacerlo más divertido, además del dolor de tobillo (aunque en caliente nada tenía que ver con el que siento esta mañana) comienza a molestarme una de las plantillas que me he puesto para esta carrera (para intentar frenar la fascitis que arrastro varias semanas). Concretamente la del pie izquierdo. Por tanto el pie derecho con la torcedura y el izquierdo con la ampolla quedándome 3 km cuesta arriba hasta meta.

Aunque herido, sobreviví para contarlo

Este es uno de esos momentos en los que te preguntas: ¿Qué cojones hago yo aquí sufriendo en mitad del monte un sabado noche a tomar por culo de Madrid, en vez de estar en una terracita de cañas disfrutando de una conversación distendida?
Pero en este caso en concreto no me queda otra que responder: “Pues porque soy un ES-PAR-TA-NO, Auhhh, Auhhh, Auhhh”, y ale a padecer hasta meta.

Y cuando ya pensaba que  quedaba poco y que estaba hecho, se llega a un campo cubierto de hierba  que ni el Cross de Venta de Baños. Eso si que era campo a través y lo demás tonterías. Total que ya hasta la p…. de sufrir me limité a trotar y caminar durante los km 8 (5:15) y km 9 (5:40), apretando un poco en el km 10 (4:50) y soltándome en los últimos 400 m (4:09/km) extra cuesta abajo con que nos premió la organización, para llegar a meta magullado completando (según el Fore) los 10420 m en 48:42, siendo el 58 de los 368 llegados a meta.

 
Bea quedó atónita con el pasón que me pegaron 2 corredores en meta

Los datos de la carrera han sido los siguientes:



Lo que mejor sabor de boca me ha dejado esta carrera ha sido el chorizus con aquarius con que nos recibieron en meta, porque deportivamente hablando poco puede salvarse.

Intentando buscar el lado positivo, apuntar que a pesar de haber hecho el peor tiempo de mi vida en un 10000, también es cierto que el ganador hizo más de 35 min (cosa que me parece inhumana, el correr a menos de 3:30/km en esas condiciones), lo cual recalca la dificultad de la carrera.

Y afortunadamente no tengo hinchado ni con derrame el tobillo, por lo que entiendo que el dolor solamente corresponde a la contusión. Espero que con ibuprofeno en un par de días esté como nuevo y pueda asistir a la próxima carrera en que estoy inscrito porque de veras me apetece: La Carrera del Rock&Roll el próximo sabado en el Escorial.
Camiseta conmemorativa de la gesta


lunes, 4 de julio de 2011

V Carrera 10 km de Orgullo 2011


Efectivamente, ORGULLOSO es como me siento una vez finalizada esta carrera. Sobre todo porque 2 horas antes de su comienzo, volviendo a casa después de trabajar toda la noche, me planteaba si sería buena idea realizar la carrera con el cansancio que arrastraba.

Desayunando he concluido que no podía acudir a la salida en Metro presentando tal estado de apatía, por lo que mi decisión ha sido desplazarme a Plaza España trotando desde casa (5 km) para así entrar en faena.

Pues chino chano, con malísimas sensaciones, he llegado al punto de partida (Ni siquiera me levantó el ánimo un: Moreno!!, no corras que te pillo!!! que me dedicaron dos jovenzuelos desde un banco en Gran Vía. Je, je aún me rio al recordarlo). El panorama en ese punto era dantesco. Toneladas de basura por el suelo se amontonaban a lo largo y ancho de toda Plaza España, por no comentar los olores en cada esquina y no precisamente de la basura…

Salida limpia y reluciente para la foto

Recorrido

Perfil

A pesar de estar hecho polvo y pensar en tomármelo con calma, se da la salida y arrastrado por la marea me dejo llevar los 2 primeros kilómetros cuesta abajo, completándolos en menos de 7:30. Intento mantener el ritmo y lo consigo hasta el km 4 con un parcial de menos de 4:00/km. Pero a partir de ahí, ocurre lo esperado y el cansancio, junto con el calor, comienza a hacer mella y por tanto solo me queda sufrir para completar los km restantes entre 4:15/4:20 de media.


 Pasado el km9, 37:30 según el Garmin, aprovechando de nuevo la bajada y el final próximo, apretó el ritmo para entrar en la pista de ceniza de la Complu parando el crono en 40:29 tras 9780 m y entrando en meta el número 65 de los 607 llegados.

Camiseta colorida del evento

Y por último apuntar que, en esta carrera enmarcada en los actos de celebración de la Semana del Orgullo Gay, he aprendido una dolorosa lección como consecuencia de haber olvidado la vaselina en casa...

Mis pobres pezones acabaron ensangrentados como nunca antes

La próxima que corra, aún no lo sé seguro, probablemente sea el día 23 de Julio la Carrera del Rock & Roll en El Escorial. De como me vaya encontrando estos días dependerá que me enfrente o no a la famosa y temida Cuesta Rompecorazones.

viernes, 1 de julio de 2011

Esto no pinta bien ... (2º Trimestre de 2011)


Vergüenza me da escribir esta entrada. Pero dado que al finalizar Marzo, cuando realicé  el balance deportivo del Primer Trimestre del año, hice constar que volvería a revisar mi actividad una vez concluida la primera mitad del 2011, siendo hoy 1 Julio he de cumplir con dicha tarea por penosa que me resulte.

Por ello voy a ser muy escueto, ya que viendo los datos queda todo dicho:




Resumiendo, que en este segundo trimestre del año he corrido  todavía menos de lo que corrí en el primero, con lo que no he cumplido el principal objetivo. Y sobre los otros objetivos, como afianzarme en sub 40 en 10km o acercarme a 1:30:00 en Medio Maratón, mejor ni entrar en detalle, je, je.

En mi defensa decir, que he estado más de un mes parado por la contractura en la inserción del tendón de Aquiles en el calcáneo (que me provoca el dichoso dolor detrás de la rodilla).

Y por no ser tan negativo, aunque los datos obligan a ello, como nota positiva cabe destacar que el mes de Junio,con 77.74 km, ha sido el mes que más km he recorrido en mi vida como corredor (peasssso de atleta oiga J).

Además, “encabezonao” en correr un maratón antes de fin de año, desde el 20-06-11 he comenzado a seguir un plan de entrenamiento (siiiii el primero en mi vida) de cara a acumular kms para iniciar con garantías el plan de maratón a partir de septiembre. Es un plan de media maratón de 9 semanas (me hizo gracia el título del plan: Nueve Semanas y… Media. ¿Me ayudará Kim Basinger a realizarlo?) con 4-5 entrenos semanales que iré adaptando a mis necesidades y circunstancias.
Mi objetivo además con su ayuda es poder afrontar con garantías el sábado de la novena semana (20-08-11) el Gran Fondo Internacional de Siete Aguas de 15 km. Ya realicé en 2003 esta dura carrera, tanto por el perfil como por el calor, sufriendo más que un esquimal en una sauna. Esperemos pues que este año se me haga más llevadera.

Bueno, al finalizar Septiembre volveré a hacer balance y espero que las noticias sean mejores que en este.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...