lunes, 29 de agosto de 2011

I Legua de Valdilecha 2011


Este año, tras 25 ediciones, ha dejado de celebrarse la castiza Vuelta al Monte para dar paso a una carrera más corta y comercial denominada "I Legua de Valdilecha", que se enmarca en el mismo circuito de leguas que la de Colmenar de Oreja celebrada hace 2 semanas.
Desconozco los motivos del cambio, pero me hago una idea, ya que se ha pasado de una carrera de 11 km gratuita a una de menos de 6km con un coste de 8,60 lereles. Ajeno a la posible especulación runnera, pues nadie puso una pistola en mi cabeza para que pasase por caja, me apunté el mismo día que abrieron las inscripciones.

Después del Fondo de Siete Aguas, aún con el subidón, tenía la certeza de que este domingo se me daría bien en el pueblo de mi chavala.
Pero poco duró el subidón del sábado, ya que el lunes cuando salí a hacer un regenerativo de 8 km (a 5:30) por el Parque Fuente del Berro las complicaciones se presentaron de nuevo.

Ya recuperado de la fascitis que me dio la lata más de un mes en el pie izquierdo, lo último que me esperaba era que apareciese de nuevo algún dolor. Pero cual fue mi sorpresa cuando después de 4 km comenzó a dolerme la planta del pie, y en esta ocasión no era el izquierdo, sino el derecho. MACHO, SOY EL PUPAS.
Era un dolor localizado justo debajo del dedo gordo, cuya intensidad fue aumentando hasta que me hizo parar en el km 6. Se había convertido en un quemazón que me hacía ver las estrellas cada vez que se producía el apoyo. Así que frustrado regresé caminado a casa los 2 km que restaban.

Acudiendo a mi médico habitual para que me diagnosticase, el Dr.Google J, nada más introducir mis síntomas aparecieron imágenes que no dejaban lugar a duda:

Coño eso es lo que me pasa. Hasta en el mismo pie

Según parece, puedo añadir a mi lista de teclillas una nueva: SESAMOIDITIS.
No pasaré a relatar los detalles de esta lesión. Quien quiera saber más acerca de ello, que le pregunte a mi médico.

Por tanto, a 5 días de la carrera en mi mano solo estaba: Reposo (relativo), ibuprofeno a tuti, hielo e incluso unas oraciones al Santisimo para me echase una mano. El resultado el domingo se vería....

Y vaya si se vio... Debe de ser que el Todopoderoso está molesto conmigo por no haber ido a recibir al Agüelillo ese con sotana que anduvo por los Madriles la pasada semana, ya que en el calentamiento me hizo saber que la carrera se iba a convertir en la penitencia a pagar por mis actos.


Que no lleve a engaño la sonrisa para la foto

Y Nuba poco a poco soltándose. De aquí al canicross un paso, je, je

Sin apreturas en la salida, pues éramos menos de 100 corredores, da comienzo la prueba. El primer km llevado por la euforia (a menos de 4:00) apenas reparo en las molestias, pero en el momento de dejar el asfalto para entrar el "Circuito de los Pinos" e iniciar la primera subida, empiezo a ser consciente de la imprudencia que he hecho corriendo lesionado.
El dolor presente es peor aún que el lunes, dado que el ritmo de carrera es mayor y por tanto el impacto contra el suelo más fuerte.

Recorrido de la legua

Perfil exigente

La subida dolorosa, además de dura para la patata, pero donde peor lo paso es en la bajada.  A pesar de ir cómodo y pedirme el cuerpo darle candela, el dolor me inhabilita totalmente y tengo que ir reteniendo para no hacerme polvo.

Al final de la bajada, ya se aprecia la cojera


Al final en las últimas cuestas sobre el km 5, ya hecho polvo me limito a caminar (que penica doy). Apuesto a que fui el único que pare a caminar en una carrera tan corta.

Ya enfilando la recta hacia el polideportivo, donde anima el público, hago de tripas corazón y vuelvo a correr (los pinchazos en el pie son inaguantables), para concluir según el garmin los 5650 m en 24:50 siendo el 24 de los 73 atletas que completaron el recorrido (conviertiéndose así en la carrera con menos inscritos en que he participado).

Reflejo de lo reventado que llego, es que ni siquiera detengo el FR hasta casi un minuto después (con lo ansias que soy parando el Garmin casi siempre justo al cruzar meta).



Pero que conste que existe un documento gráfico que acredita mi sub 25, je, je. Gracias a Bea por grabarlo y al speaker por comentar mi llegada y tiempo en meta.

 

La camiseta igual a la de Colmenar pero en otro color (por tanto me da que los 2,60 euros más en la inscripción habrán ido a la buxaca de los ganadores en las distintas categorías, ya que en esta si habían premios en metálico)

domingo, 21 de agosto de 2011

XXXII Gran Fondo Internacional 7 Aguas 2011


Tras 8 años (5 de ellos sin correr) desde mi primera y única participación en esta dura carrera, este sábado tuve la "genial" idea de romper el juramento que hice en aquel agosto de 2003, volviéndome a presentar en la salida del fondo estival por excelencia.

En dicha ocasión, siendo mi 4º carrera popular (tras la Joya, Media de Almansa y Fondo de la Vega) y a pesar de estar más en forma que hoy en día, experimenté por primera vez en mis carnes el significado de pegar una gran petada en una carrera popular. El no conocer el recorrido, una salida a un ritmo mucho más fuerte del que debiera, la utilización de las bajadas para apretar más en vez de recuperar, junto al asfixiante calor de agosto, fueron las causas de que antes del km 10 quedase vacío y por tanto se me hiciese infernal el llegar a meta. Completé, arrastrándome, los 15150 m en 1:12:27 y allí mismo me prometí que no volvería a disputar esta dura carrera a no ser que estuviese entrenado y preparado para afrontarla con garantías.

Pues bien, aprovechando que este finde libraba y regresaría a Requena tras más de 3 meses, se me ocurrió informarme, solo por curiosidad J, del calendario "carreril" en la zona y: ZASSS ,GFI de Siete Aguas al lado de casa, EN TODA LA BOCA.

Que recuerdos... al ver el recorrido

TODO SUCEDIÓ MUY RÁPIDO: Lo primero que recuerdo fue ponerme en la piel de un "casi" treintañero responsable y sensato, conocedor de su estado de forma actual, recién salido de una lesión y con una falta de entrenamiento escandalosa, cuya única pretensión es llegar a la última semana de agosto en condiciones de iniciar el plan de maratón para Valencia.
La siguiente imagen en venirme a la mente corresponde a la plataforma de pago, en la que me hallo introduciendo los números de la tarjeta para formalizar la inscripción.

Ahora ya no me sirve la excusa de no conocer recorrido y perfil

Coñoooo algo no ha debido ir bien en el proceso reflexivo. Quizás el "casi" para lo de treintañero sea válido, pero respecto a lo de responsable y sensato me da que este adverbio no es aplicable.

Total que salgo el sábado a las 7:00 de currar, subo a casa a desayunar mientras Bea saca a Nuba para que lo que tenga que hacer lo haga en el parque en vez de en el coche, y viajecito a Requena. Tras la parada reglamentaria a mitad de camino, para que nuestra nueva compañera estire las patas, pasamos por Siete Aguas a recoger el dorsal, y tras comer algo al llegar a Requena me metí en la cama casi a las 13:00. Por tanto dispongo de unas 5 horas para descansar antes de la carrera. 

¿Cuál de las dos es más juguetona?

Con la previsión que me caracteriza, llegamos a Siete Aguas a las 19:15 y tengo que dejar a mis "fans" (Palmi, Eric, Bea y Nuba) para que aparquen (nótese que es un municipio de 1400 habitantes en el que correrán cerca de 2000 atletas) mientras yo me voy a la salida calentando.

Me coloco en la zona intermedia, y con puntualidad suiza a las 19:30 da comienzo la prueba.

En este día por fin ha cambiado algo en mi vida como corredor popular. Después de haber realizado 61 carreras, la que iba a disputar a continuación iba a ser la primera en que no seguiría mi estrategia habitual: Salir a tope desde el principio y acabar como se pueda. No era ni el día ni la carrera para hacer locuras. De ponerme un objetivo, sería acabarla a menos de 5:00 min/km, pero si viese que se alejaba no iba a destrozarme para intentar cumplirlo.

Pues con mi nueva mentalidad a estrenar, comienzo a correr tranquilamente entre la marea humana dejándome llevar.

Concienciado en la salida

A pesar de conocer el perfil y la descripción de la carrera por foros, pasados tantos años ya no recordaba con exactitud los tramos en los que tanto padecí en 2003.
Sabía de varias subidas duras: En el km 2 el famoso muro, la subida saliendo del pueblo por la carretera hacia Requena desde el km 4 al 6, la vuelta por dicha carretera km 8.5-10.5 una vez llegados a la rotonda de la autovía por donde antes bajamos  y por último la subida a la urbanización del km 12 al 13.

Notándose ya el esfuerzo y el calor en el km 6

No pasaré a detallar todos los km de carrera (se pueden ver en el track adjunto de GC), pero solo con hacer constar que el km más rápido fue con 3:59 el 11º en la bajada vertiginosa entrando al pueblo y el más lento el siguiente (12º) con 5:37 en la subida a la urbanización (caminé algunos momentos, je, je), se puede apreciar que son valores normales y por tanto no se me fue la cabeza en las bajadas, ni peté excesivamente en la subidas. Además conforme pasaban los km ví que de sobra conseguiría bajar de 1:15:00 y empecé a soñar en superar el tiempo que realicé en mi primera participación. Y gracias a la nueva estrategia empleada, también es justo decir que el calor respetó (probablemente más que en 2003), apreté los dientes y pude entrar sprintando parando el garmin tras 15160 m en 1:11:08 siendo el llegado 351 de los 1462 valientes que cruzaron la meta.

Miraba el Fore y no daba crédito

 Lo mejor no fue batir mi marca anterior, sino la sensación al entrar en meta de poder haber seguido corriendo un poquito más (nunca antes me había ocurrido esto). No me apena el poder haber apretado un puntito más para limar la marca, porque igual hubiese podido hacer 1´ menos, como haberme pasado forzando y haberme caído 5´ más sufriendo lo indecible.

Los datos de mi carrera han sido:


Y como es habitual aquí está la fotillo de rigor de la camiseta de recuerdo, muy chula por cierto, aunque dando un tallaje escaso.

Prueba superada

La siguiente el domingo próximo en casa de Bea. Será la I Legua de Valdilecha en sustitución de la temida Vuelta al Monte. En esta si que tendré que darlo todo desde la salida, pero gracias a Dios  gracias a mi compi de curro que me cambió el turno podré dormir como toca la noche anterior y descansar del esfuerzo todo el día de la carrera.

lunes, 15 de agosto de 2011

VIII Carrera Popular Fiestas de San Roque 2011


Después de la paliza en la Carrera del Rock & Roll el 23 de Julio, decidí parar de competir hasta el Gran Fondo de Siete Aguas (20 Agosto) y retomar los entrenos con cautela, ya que no acababan de desaparecer las molestias en el pie izquierdo, derivadas de la fascitis, que arrastraba durante casi un mes.

Lo de retomar con calma los entrenamientos lo he cumplido de sobra, ya que no había corrido ni un km hasta el jueves pasado (con pajarón incluido, supuestamente debido a la donación de sangre que realicé el martes).

Lo de no competir hasta el 20 de Agosto no he podido cumplirlo por una semana, ya que investigando sobre una carrera que tiene lugar en el pueblo de mi chavala (La Vuelta al Monte de Valdilecha de 11 km), descubrí que este año no se celebra porque es remplazada por una legua que se enmarca en el Circuito de las Vegas (circuito de 10 leguas en distintas localidades pertenecientes a esta comarca). Indagando un poco más, me encontré con que la primera se celebraría ayer en Colmenar de Oreja, y aprovechando que teníamos pensado ir a comer a casa de mis suegros el domingo, no pude resistirme y acabé inscribiéndome a pesar de tener que ir sin dormir (se está convirtiendo en un clásico) y de que el calor que pegaría (a las 10:00 de un 14 agosto) bien seguro me pasaría factura.

Además tenía la espinita clavada de correr una "legua" desde que no pude acudir a la de Tielmes por el horario del curro. Y llegados a este punto, de repente me asaltó la duda: ¿Y qué cojones es una Legua?
Sabía que es una unidad de medida y que debía equivaler aproximadamente a 6 km (entre otras cosas porque en el reglamento de la carrera de Colmenar se especificaban esos km).
No obstante quise asegurarme, y gracias al socorrido google, "arreaaaa" lo que descubrí:

"La legua es una antigua unidad de longitud que expresa la distancia que una persona, a pie, o en cabalgadura, pueden andar durante una hora; es decir, es una medida itineraria (del latín, iter: camino, periodo de marcha). Dado que una persona recorre normalmente a pie una gama de distancias, la legua se mantiene en esa gama, pero según el tipo de terreno predominante en cada país o según la conveniencia estatal, la palabra legua abarca distancias que van de los 4 a los 7 km, siendo las más frecuentes las leguas que se encuentran en la media de tales extremos" . Fuente

Existen varios tipos de leguas que equivalen a distancias fijas: La francesa (4.44 km), la marítima (5.55 km), la castellana (5.91 km), la imperial (4.83 km), etc.

De esto, se deduce que en cualquier carrera que vendan como una legua, se deberá especificar el tipo correspondiente, para que no nos lleve a confusión. Esta primera legua supongo que debería denominarse como la Legua Castellana de Colmenar de Oreja. Dicho queda...

Retomando la crónica: Llegó el domingo y regresé a casa a las 7:00, muerto de sueño y tras desayunar me tumbé una horita. Mallllll, mira que no aprendo. Además, cuando sonó el despertador, la pelleja de Bea (a la que no le gusta dormir apenas) contribuyó a la causa incitándome a seguir en la cama y a pasar de la carrera. Pero me armé de valor y aún sin ganas me levanté, autoconvenciéndome que 6 km estarían chupaos.

Nos preparamos, metimos a Nuba (nuestra nueva inquilina) en su transportín y para Colmenar de Oreja en coche.

La carrera, de las castizas, de esas carreras típicas de pueblo, de las que salen de su plaza (igualito que la san silvestre). Menos de 100 corredores, aunque a juzgar por algunos "uniformes" (véase clínicas menorca, cyii, etc) nivel no iba a faltar. Y así fue.
La carrera constaba de 3 vueltas a un circuito de 2 km.

Recorrido de la prueba


Perfil de la misma

Salí demasiado fuerte para como me encontraba (con la ilusión de completarla a menos de 4:00/km) y a pesar de que la primera vuelta la completé en tiempo correcto: km 1 (3:48), km 2 (3:55), con ese ritmo iba demasiado obligado y ya solo puede que padecer las otras dos vueltas km 3 (4:19), km 4(4:11), km 5 (4:25) y los últimos 950 m (a 4:11).  Al loro con el nivel atlético presente. Un tercio de los participantes bajaron de 24:00, con todo el calorazo y las cuestas.

Yo paré el crono de los 5950 m en 24:38 entrando en meta en el puesto 36 de los 84 que finalizaron la legua. Estos han sido los datos de la carrera.


De sensaciones me encontré fatal y respecto a las pulsaciones batí mi plusmarca: Media de la carrera 180 ppm y pico de 189 ppm.

La camiseta muy chula, de esas con rejilla (como la del Trofeo París), y ese color verde debe de estar de moda porque últimamente varias carreras lo han elegido para sus camisetas.

Ahora la próxima este sábado en Siete Aguas. Uno de los fondos (15150 m) más conocidos y duros del calendario. No quiero ni pensar como voy a acabar . En fin, al menos es a las 19:30 y podré dormir algo, ya que en cuanto salga de currar el sábado a las 7:00 aquí en Madrid nos piraremos para Requena y espero estar a las 10:30 u 11 soñando con los angelitos (que falta me va a hacer para la tarde).


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...