lunes, 6 de febrero de 2012

XIII Dos Leguas Fuente de La Chopera 2012


En esto del running, como en muchas otras facetas de la vida, te encuentras a gente de todo tipo: Unos correrán más, otros menos, unos disfrutarán únicamente rodando tranquilos sin cronómetro, mientras que otros adorarán competir o exprimirse a diario. Pero si hay una norma común para todos ellos, esta es sin duda: Si quieres progresar, debes entrenar.

Existen otros muchos factores necesarios para que se produzca la mejora, pero algo que no admite réplica es que por muy buena alimentación que lleves, por muchas horas que descanses o por muy buena equipación que emplees, si no sigues una rutina de entrenos más o menos estructurada lo llevas claro amig@.

Yo pertenezco al grupo de los que adoran competir. No contra otros corredores o por conseguir un buen puesto en la clasificación, ojalá también hubiese nacido dentro del grupo de los dotados genéticamente para la carrera J , sino conmigo mismo y contra mis marcas.
Hasta aquí todo correcto, el problema viene cuando desafortunadamente, por la razón que sea, también perteneces al grupo de aquellos que no entrenan como debieran. En ese momento, comienza a mascarse la tragedia.


En mi caso, por ejemplo, el pasado 6 de Noviembre (empujado por una lesión) abandoné los entrenos. Hoy, 3 meses después, mi balance desde ese día ha sido de 0 entrenos y 5 competiciones.
Además no concibo asistir a una carrera sin hacerla a tope, a pesar de ser consciente que es una insensatez y que algún día tendré un susto, pues opino que para ir de paseo ya tengo gratis el parque los 365 días del año.

Con este panorama me presenté ayer domingo en Leganés para disputar su edición número 13 (uyy lagarto… lagarto) de las Dos Leguas Fuentes de la Chopera.

Y hablando de lagartos, acongojado me quedé cuando deambulando por las inmediaciones de la salida de la carrera en busca de aparcamiento, me topé de frente con el primo del habitante más famoso de un conocido lago escocés.

Cachondos estos de Lega Nés.

Como tengo por costumbre, muy mala por cierto, llegué a la salida con el tiempo pegado y sin calentar comencé a dar zancadas en mi 3ª carrera popular de 2012.


Para variar, vuelvo a salir a tope sin pensar en lo que pueda venir. En esta ocasión si llevo pulsómetro y me sirve para comprobar lo insensato que soy. Ha pasado poco más de un minuto desde el pistoletazo de salida y ya voy por encima de 170 ppm, de las cuales no bajaré hasta finalizar la carrera. Nunca me he realizado una prueba de esfuerzo y tampoco conozco con exactitud mi ritmo cardiaco máximo, mas allá del famoso 220-edad, pero lo que es claro es que nunca mi garmin ha llegado a registrar 190ppm. Sabiendo esto, mis datos en carrera (media 177 y max 188) me hacen pensar que he ido demasiado forzado gran parte del recorrido.


Paso por el km 5 en 20:49, pero más allá de las pulsaciones, las sensaciones son pésimas. Corro de nuevo sin dolor en pie, pero me cuesta sobremanera acercarme a los ritmos en los que me movía hace pocos meses. Aparte de esto, se dan varias circunstancias que hacen que el ritmo decaiga todavía más. La primera es que, gracias a la famosa ola de frio polar, me he presentado más abrigado de lo habitual (camiseta térmica y guantes) y ahora lo estoy pasando peor que un esquimal en una sauna, y la segunda es que nos está acompañado durante gran parte del recorrido un compañero al que la mayoría de corredores odia a muerte: El viento, que digo viento... EL VIENTAZO.
Y para acabar de fundirme, llego al punto clave de la carrera: La Cuesta del Cementerio. No, no es que la apoden así porque algún corredor haya sufrido una desgracia subiéndola, sino simplemente porque al final de esta se encuentra el campo santo de la localidad. Es una rampa de 300-400 m que como no llegues con algo guardado se te puede atragantar y de que manera.

Sonreía porque ya se aproximaba el fin de la "cuestecita"

Conforme he llegado a sus faldas, ya puedo dar gracias de haberla coronado sin haber tenido que parar a caminar. Y desde aquí hasta meta, los 2,5 km restantes, recorrido favorable en el que puedes recuperar bastantes segundos si las fuerzas te lo permiten (obviamente a mi no me lo han permitido).

Aun así cruzo la meta tras 10880 m en 46:42, que conforme se ha desarrollado la carrera, me dejan más que satisfecho. Mi posición ha sido la 149 de los 1420 atletas que han cruzado la meta.

video

Los datos recogidos por el Garmin han sido:


Y una camiseta conmemorativa de buena calidad, que junto a una braga, una coca cola, un acuarius y unas galletas, han compuesto una bolsa del corredor un tanto discreta para los 16 euracos que constaba la inscripción.


11 comentarios:

  1. No te tenia fichao, pero ya lo hago. Y dicho esto, joder, no entrenas pero has hecho casi 11 km. en menos de 47', y los 5 primeros a un ritmo medio de 4:10, según eso, a muy poco que entrenes te sales.
    Salu2 y enhorabuena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Juanlu.
      Bueno los 5 primeros aceptables, los 6 segundos sufriendo como un cerdo y si me llegan a poner 6 más me retiro. De momento el plato de macarrones del día anterior solo me da para carreras de 10 km. A ver si empiezo a entrenar algo y consigo acumular algo en las piernas para afrontar distancias mayores, que ya hay ganas.
      Un saludo compañero

      Eliminar
  2. Aupa Vicen¡¡

    Para no entrenar, sigues teniendo ese puntito de forma.
    Ahora bien, cuidate y ve entrando poco a poco en la rutina¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aupa Nacho.
      Un puntito de forma?? De forma redonda si acaso,ja,ja. Si estoy para el arrastre.
      Eso espero empezar poquito a poco, porque así no me puedo presentar ya a más carreras, que algún dia tendré un susto.

      Un abrazo

      Eliminar
  3. Pues eso, cuando te alimentes bien, cuando descanses, y tengas unas buenas plantillas, seguro que mejoras.
    Oye que fueron dos coca-colas, y también fruta, unas galletas de frutos rojos (buenísimas) y unas bolas hinchadas que no sé qué carajo eran

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver si haciéndome el dichoso estudio y unas plantillas desaparecen los dolores.
      Perdone usted, olvidé la fruta y las bolitas de cereales (la otra cocacola era la del avituallamiento que no me bebí para dejártela a ti).
      Un beset morena.

      Eliminar
  4. El dia que entrenes de forma regular, y te respeten un poco las lesiones, con las condiciones fisicas que tienes te sales compi, y te lo digo convencido, que te conozco y he trotado a tu lado. constancia vicente que tienes una buena genetica, no la desaproveches.....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre está claro que si se diesen esas dos condiciones algo mejoraría, pero de ahí a salirme va un mundo. Buena genética? Que va justo lo contrario, si parezco el pupas. Además de mi técnica de carrera.. que cuando me veo correr en los videos de llegada me da vergüenza ajena.

      Eliminar
    2. Pero so "cenútrio" ser el pupas es mala suerte, y la manera de correr se mejora, pero como no se tenga una buena base de poco sirve que se entrene. tu hazme caso que te digo yo que tienes buena genética pa esto del correr.

      Eliminar
  5. No entrenas, llegas tarde, no regulas, vas a tope desde el principio....Eres un rockero! jejeje
    Aun así y con "sensaciones pésimas", te marcas un tiempazo.
    Un crack Vicen

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja,ja,ja me ha hecho gracia tu comentario amigo. Por hacer las cosas que dices me habían llamdado muchas cosa... pero nunca rockero.
      Un tiempazo hizo el melenas que gano, lo mio es un tiempo de, como alguien que yo sé siempre dice, un sacazo :-P

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...