martes, 20 de marzo de 2012

II Medio Maratón Cervantina 2012

LAS IMPRUDENCIAS SE PAGAN... CADA VEZ MÁS

No puedo estar más de acuerdo con ese famoso eslogan utilizado, a finales de los 90, por la DGT para lanzar una de sus campañas de concienciación.

Si te identificas de manera más fidedigna con un Vectrilla diesel entrado en años, que con un flamante SLR McLaren 5.5 v8 a estrenar, debes ser prudente a la hora de enfrentarte al asfalto.

Obviamente si conduces un superdeportivo también deberás mostrar sensatez en cuanto a velocidad o conducta al volante. Pero si lo tuyo es un utilitario no apto ya para muchos excesos, cobra vital importancia el ser precavido si no quieres sufrir las consecuencias.

A mi se me podría encuadrar en los berlina de gama media-baja y cascaetes. Es decir, un corredor paquete del pelotón y cascaete no por la cantidad de km realizados, sino por la baja calidad de los componentes de fábrica.
Con este panorama, ante el más mínimo síntoma de avería es indispensable acudir al taller y no volver a la carretera hasta que todos los problemas estén resueltos.

¿Qué ocurre si no actúas de dicha manera, y tientas a la suerte semana tras semana?


PUES ESO, LO DEL FAMOSO ESLOGAN

Haciendo caso omiso a las señales de alerta que aparecieron el finde pasado en Ciudad Universitaria, sin correr ni un km de nuevo en toda la semana, me presenté el domingo en Alcalá con una única intención: Exprimir la máquina al máximo.
 Más miedo que el dolor en la fascia derecha, me provocaba el presentar una molestia en el aductor izquierdo, que pese a estirar durante la semana no había desaparecido en su totalidad.

Mi objetivo de carrera: Si en las dos semanas anteriores, había corrido dos medias en 1h32, con perfiles más exigentes que el que a priori presentaría la de Alcalá, no había otra opción que intentar el sub 1h30. Además el circuito a dos vueltas sería ideal para estudiarlo en la primera sin ir al máximo y ya en la segunda echar el resto regulando donde fuese necesario.
  
Si se quiere bajar de 1h30 estás obligado a completar los 21,097 km a una media de 4:15 min/km. Lo entendidos indican que la mejor estrategia es correr en negativo, es decir, la segunda parte de la carrera más rápida que la primera. Gran mayoría de los élite, desde mediofondistas a maratonianos siguen esta táctica.
Yo no sirvo para eso. Podría correr alguna carrera en negativo sí, pero el día de intentar conseguir un objetivo, para mí solo existe un palabra: POSITIVO.

Por tanto intentaré realizar una primera parte algo más rápida y así conseguir un pequeño colchón por si pudiera necesitarlo en la segunda. Los tiempos de paso de referencia a un ritmo constante de 4:15 son: km5-21:15, km10-42:30, km15-1:03:45, km20-1:25:00.

Sobre el papel aparecía todo muy bonito. Ahora solo queda llevarlo a la práctica. A las 9:30,desde la Plaza de Cervantes en pleno centro del casco histórico da comienzo la prueba.


Desde los primeros compases puedo comprobar que va a ser un circuito fabuloso. Grandes rectas totalmente llanas y gran parte del circuito urbano con sombra. Paso por el km 5 en 20:29, según el Garmin, y de momento todo va genial. La molestia del aductor incluso va desapareciendo al entrar el calor y la fascia me está respetando por el momento. Ando estabilizado en 172 ppm, cuando en otras carreras siempre al principio me salían medias mayores.

Gracias a todo ello, creo firmemente que va a ser mi día. Pero amigooooo, LAS IMPRUDENCIAS SE PAGAN y con 30 tacos (a los 21 cuando comencé a correr no me pasaban estas cosas), CADA VEZ MÁS.

Poco más de 5 km han hecho falta para pasar de estar pletórico a hundido. Ya por el km 7, he comenzado a notar la punzada en el talón. Como ya nos conocemos he decidido ignorarla, con la ilusión de que desapareciese con los km. Aún con el dolor, el Garmin pita marcando los 10 km a los 41:34 (el tiempo real facilitado por la organización ha sido de 42:12). Lo que debería ser una segunda vuleta por un recorrido ya conocido y con ilusión por saber que aún tengo a tiro el objetivo, se ha convertido en un suplicio gracias de nuevo a mi querida lesión.


Y por si fuera poco la incomodidad del pinchazo en el talón ha cada zancada, esta vez hemos llegado a un nivel superior. Allá por el km 12 ha comenzado a cargárseme la cadera y sobre todo la rodilla derecha, seguramente por la modificación de la pisada por el dolor. Pese a intentar cargar igual con ambas piernas, el mal ya estaba hecho.  Cada vez ha ido a más y pasado el km 13 (cachondo que haya sido justo en este) me he visto obligado a parar. Es increíble como se puede pasar de no tener molestia alguna a presentar tal estado de dolor que no me permite doblar dicha rodilla en un ángulo de 90º.

Llegados a este punto lo lógico sería retirarse para evitar males mayores, aceptando lo ocurrido.
Pero soy demasiado cabezón para ello, y si en mis 78 carreras anteriores nunca me he retirado, no iba a ser la número 79 la que quedase grabada en mi memoria por ese dato.
Así que ya perdida la batalla contra el crono, ahora solo queda intentar ganarla contra la distancia.
Increible la de ánimos que me han dado público y corredores durante esos 8 km.
Si hasta el momento en que he parado, la media era de menos de 4:20 min/km, decir que de ahí a meta el km más rápido ha sido en 5:18 y el más lento el último (apenas he podido trotar unas docenas de metros) yéndome a casi a los 9 minutos.

La vuelta a la Plaza de Cervantes ha sido antológica, decenas de corredores sprintando sobrepasándome y también decenas de personas del público aplaudiendo y dándome ánimos mientras yo andando, cojeando y con la mueca de dolor, cruzaba la meta de los 21,46 km en 1:46:20, siendo el llegado 609 de los 842 atletas que finalizaron la prueba.


Poco más que decir. Descanso, ibuprofeno y hielo. Veremos como evoluciona la rodilla, pues a la hora de escribir estas lineas el dolor sigue siendo intenso. A no ser que desaparezca por completo me veré obligado a presentar renuncia a la Media de Madrid (y mira que tengo ganas de correrla).


10 comentarios:

  1. Bueno, a mejorarse. Con 30 todavía cometes imprudencias. Cuando tengas 40 como yo ya ni te planteas cometerlas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Gonzalo. Seguramente que a los 40 ya no las cometa, y probablemnte sea porque en vez de running mi hobbie sea hacer maquetas de barco.. Al paso que voy.
      Un saludo

      Eliminar
  2. Eso mismo te iba a decir yo, con 40 y pico jejeje pa mi quedria yo tus 3o primaveras, recuperate tio, una pena me han comentado que era una carrera ideal para correr y hacer marca, otra vez sera no te preocupes compi, que tienes muchos años por delante. cuidate ok?
    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira que yo siempre presumía no haber tenido nunca problemas de rodilla. Pues ale, otra nueva para la saca. Que tengas que parar por desfondarte joroba, pero tener que parar por dolor encontrándote bien de caja y sensaciones si que es una putada(encima en esta apta para marca). En fin que se le va a hacer. Intentaré cuidarme.
      un abrazo

      Eliminar
  3. Con 20 años te hubieras retirado al primer dolor....
    Ahora eres como un roble, hasta el final con dos melocotones
    Recupera para la de Madrid Vicen!
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja,ja,ja que va Edu, con 20 era mucho peor que ahora. Con decirte que seguí corriendo con una periostitis hasta que se convirtió en una fractura por stress (no me podía ni rozar la sábana en la cama) y un poco más y me quedo cojo.

      Espero que nos veamos en la de Madrid. Un saludo

      Eliminar
  4. Somos cabezotas y nos metemos en camisas de 11 varas cuando no debemos, picamos, lo reconocemos, pero volvemos a hacerlo.
    Que te voy a decir, si soy igual que tú. Recuperate, que tiempo tienes para pegarle y sacar marcas.
    Salu2

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si yonhey, justo eso me comentaba otro corredor al acabar y verme tan destrozado. Ves a los élite que salen en una carrera y si ya en el km10 ven que no les sale marca se retiran para no machacarse inútilmente y en cambio ahí estamos muchos populares que tenemos algún contratiempo en carrera y si existe alguna posibilidad, aunque sea arrastrándote, hacemos lo que sea por llegar a meta.
      Un saludo

      Eliminar
  5. Ánimo Vicentin!! Que tu eres muy fuerte.
    Un poco de ibuprofeno y a cuidarse.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si más fuerte que el vinagre...

      Tanto ibuprofeno, al final me va a salir una úlcera que me va a impedir bastante más que el dolorcillo en pie o rodilla.

      Luego dicen que hacer deporte es sano...

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...