sábado, 8 de septiembre de 2012

Milla Urbana Fiestas de Alarilla 2012

Como diría aquel: Ay Manolete, si no sabes torear pa que te metes

Muchas veces buscando carreras para el finde, me había topado con el anuncio de carreras de mediofondo.  La mayoría de veces se realizaban pruebas como 800, 1500, 3000, etc en los denominados controles para atletas federados. Bien es cierto que también había descubierto miles o como en esta ocasión millas orientadas a los corredores populares.

Siempre había pasado de largo. Tampoco tenía el más mínimo interés en disputar esta prueba en Fuentidueña. Pero al final, encontrándome en Valdilecha a unos 25 km y no en Madrid a más de 60, teniendo Bea allí familia por lo que después de la carrera el post sería en casa de sus tíos y disponiendo de zapas y ropa de running en Valdi (la lástima es que no tenía unas voladoras en vez de las Ghost de más de 300g, ni la naranjita para lucirla con orgullo), de que me dí cuenta estaba en la A-3 camino de mi primera milla urbana popular.


Había pedido consejo a los compis de FFDR, ya que no tenía ni idea sobre como comportarme en una prueba de estas características. Muy amables ellos, basándose en su experiencia, me aconsejaron salir fuerte, ritmo uniforme y guardarme algo para en los últimos metros darlo todo. Amén de calentar bastante, para poder salir a un ritmo elevado.

Dado como me comporto habitualmente en las carreras, me tendría que concienciar y emplear a fondo para seguirlos, pero iba a poner lo que estuviese en mi mano para contenerme tras darse la salida.

Pero una vez llegados  al punto de inscripciones y ver el recorrido, marcado con conos, por el que discurriría la prueba, todo se vino abajo.
No sé porque, pero daba por supuesto que pruebas tan agónicas llevaban implícito el realizarse sobre un recorrido totalmente plano.
Ayyy amigo, eso ocurre en las pistas de atletismo, pero no cuando es un recorrido urbano y el que lo diseña dudo mucho que acuda a disputarla (o es un machaca masoca que disfruta con esto).

Como bien indica el perfil adjunto, la carrera discurría por una calle en pendiente continua.  Salida, 250 m subida, giro de 180º, 560 m de bajda, giro de 180º y esos mismo 560 m de subida, giro de 180º y los primeros 250 m ahora de bajada para llegar a meta. Vamos una auténtica putada para correr a ritmo uniforme.

 

A las 19:00 comenzaron las carreras de categorías menores, y yo me fui a calentar. De repente llamaron a otra categoría. Solo alcancé a escuchar  ___ior. Bea me dijo que fuera que eran lo senior y para la salida que me fui, pero al llegar vi a varios chavalines que no tenían ni los 18 y entonces supuse que eran junior y yo correría después.

Total que salieron todos escopetaos y yo allí  tan tranquilo estirando. Pues resultó que eran los junior y senior.  Vessssss, sí ya lo decía yo, CALENTAR NO ES BUENO. Si hubiese estado allí aguardando y no correteando, habría escuchado al speaker sin problemas.

Menos mal que es una milla popular y no un meeting oficial, que me habría tocado irme a casa con cara de tonto, por lo que salgo  en la serie de después con los veteranos-A y santas Pascuas.


En la salida, 12 hombres y 3 mujeres. Exceptuando un par de chicos y yo (luciendo la camiseta del maratón para acojonar al personal,ja,ja) todos los demás con unas pintas de pro increíbles (bikilas, menorca, cyII) por lo que me pongo el último en el pelotón para no molestar.

Al grito de 3,2,1,ya se da la salida y madre de Dios, yo me giro para buscar al asesino o al león que nos persigue, pero allí no hay nadie. Como me es imposible medir el ritmo, que más da. Ya me apuntare a otra en una pista de atletismo. Hay que darlo todo. Tanto es así que me pongo 7º  unos segundos detrás de los 6 primeros y poniendo tierra de por medio con los 8 que se encuentran en el grupo perseguidor. Los primeros 250 m en subida ni los he notado, voy desatado, ahora en bajada voy volando (después comprobé que realicé los primeros 500 m a 3´04´´) pero comprendo que al grupo de cabeza no lo pillo ni de coña. ¿Donde ibas Vicentín?
Aún así paso el km 1 - 3:16 (el km más rápido realizado en mi vida) ya habiendo enfilado la subida larga. Las piernas me pesan, no van, es parecido a cuando te pega el muro en el maratón pero mucho más intenso. Del 1000 al 1500 se me va el parcial a más de 3:45, y en esas me pasa un corredor que si eligió la estrategia correcta y ahora va fortísimo.

Saco fuerzas de flaqueza, claro que es cuesta abajo, y aprieto los últimos 160 m a 3´05´ llegando a meta tras 1620 m - 5:32  (a 3´25´´) siendo el 8º de los 15 que participamos en esa serie.


Acabo al borde de colapso. Me recuerda a la sensación que tenía tras realizar obligatoriamente el Test de Cooper en el colegio. Las pulsaciones me retumban en la sien, las piernas no me tienen, comienzo a toser y despegar mucosidad de los bronquios. Demasiado sufrimiento para tan poca recompensa. Pero bueno experiencia vivida.

Los datos del Garmin para esta locura de competición han sido:

Las piernas hoy las tengo tiesas, el ácido láctico de ayer en tromba ha hecho estragos. Veremos como se portan esta noche en la nocturna de Canillejas y mañana en la popular de la Elipa (mi primer triplete). Al menos en estás coincidiré con otros foreros y sea cual sea el resultado, las penas con cerves son menos penas ;-)


2 comentarios:

  1. Que animal!!!!! pero como me gustan estas carregas agónicas jejeje de vez en cuando esa saensacion de volar es la caña,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y comentaba que le gustaban las carreras agónicas aquel que en dos semana va a debutar en los 100 km...

      Que grande eres Javi,ja,ja

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...