martes, 30 de octubre de 2012

XVII Maratón de Castilla La Mancha 2012


Dicen que la primera vez nunca se olvida. Independientemente que se corresponda con un grato recuerdo o por el contrario suponga la evocación de un espectáculo bochornoso, ahí permanecerá anclada a tu memoria por los siglos de los siglos...amén

No pongo en duda que dentro de unos años seguramente recuerde con mayor claridad ese día en que "dejé de ser un niño para convertirme en un hombre" por vez primera, que las posteriores ocasiones en que pueda repetirse la jugada. Pero lo que está claro es que aún siendo un pipiolo en estos menesteres, la segunda vez me ha dejado mucho mejor sabor de boca que mi patética actuación en 2011.

Cierto es, que aquel desastre vino derivado del ansia que tenía por "estrenarme"  antes de entrar en la treintena. Me lancé a la piscina sin estar preparado y ese esperado momento distó mucho de ser tan perfecto como había imaginado.

Dicho esto, como estoy lejos de ser un caballero, voy a relatar con todo lujo de detalles como ha sido la segunda vez... LA SEGUNDA VEZ QUE CORRO UN MARATÓN.

Nada mejor que hacerlo en grupo, para tener el éxito asegurado :-P

Tras los imprevistos de la última semana, hasta el sábado no tuve claro si acudiría a Ciudad Real. Como me encontraba bastante mejor que el viernes y mucho más que el jueves, decidí presentarme e intentar seguir el plan previsto. Lo peor que podría pasar sería que tuviese que aflojar el ritmo o que me tocara sufrir más de caja por ser un mocoso, en el más estricto sentido de la palabra (bueno peor obviamente sería no poder completarla y tener que retirarme).

Madrugón al canto, suerte que esa noche teníamos una hora más para dormir, pero visto lo visto no fue suficiente. Se nos hicieron casi las 7:00 en Madrid y entre que llegamos a Ciudad Real, aparcamos, recogí dorsal y chip, etc, llegamos a la salida 10 minutos antes de que se diera el comienzo. Mientras los demás corredores calentaban con un flashmob al ritmo de la música, yo me embadurnaba en vaselina y me ponía esparadrapo en los pies contrareloj, mientras Bea me echaba una mano poniendo los geles en el cinturón.

Afortunadamente Cheve (mi liebre de lujo) nos divisa y sale a mi encuentro. Tras despedirnos de Bea, la cual se marcha a desayunar con Gabi a su hotel para hacer tiempo, nos dirigimos a reunirnos con el resto de FFDR que se han dado cita para la ocasión. Allí se encuentran Airgamboyrunner, Charly, Chusso, Ecom, Elliot, Maera, Noc, Servoloco, Superproper y Umaga que realizarían la media. También el bueno de Ladhu que correrá la entera como nosotros (además entre la multitud también andaban otros dos foreros: Barracanillas y Fortes que disputarían los 42k).

Saludos, foto de familia, y a correr. Mi táctica de momento sigue siendo la convenida en su día. Primera vuelta (siempre junto a Cheve) dejándonos llevar por el nutrido grupo, en el que Elliot marcaría el ritmo, que buscaba la 1h35 en la media y ya en la segunda bajar el ritmo como mucho hasta 1h45 y así acercarnos a las 3h20 de objetivo.


La verdad es que va un mundo de correr en solitario a hacerlo en un grupo junto a otros compañeros y además sin tener que ir pendiente del cacharrito infernal que llevamos en la muñeca. En esta carrera no existen liebres oficiales, pero tenemos la suerte de contar con Elliot,  que tiene fama de reloj suizo en cuanto a llevar ritmos se refiere...... o al menos la tenía :-P

Por tanto Cheve y yo nos enquistamos en el grupo y nos dejamos llevar. A priori no debemos tener mucha dificultad en mantener los 4´30´´ hasta el km 21, pero amigos lo que en el papel parece muy sencillo en carrera puede no serlo tanto.

Respecto a mi, lo esperado. La verdad es que al ponerte el dorsal muchos males desaparecen,  y del resfriado ni me hubiese acordado de no ser por la mucosidad que seguía presentando en bronquios y garganta. 
Y lo de Cheve aún peor: Es un portento de la naturaleza y hace barbaridades que a los demás nos cansan solo de imaginarlas. Lo mismo sale un día de su casa a trotar y se casca 55km, como se hace 38 km la semana pasada a RM para ir pillando el ritmo para hacerme compañía (y así podía estar contando locuras hasta hacer una entrada más extensa que esta crónica). Como va tan sobrado, la última que se le ocurrió fue apuntarse el sábado a un kilómetro vertical antes de partir a Ciudad Real. Como ya lo conocemos, ni intentamos disuadirlo... Y eso hizo, se metió el palizón la tarde anterior. Pero el problema no fue el tute muscular para el día siguiente no, el fallo fue la meteorología que hizo que el terreno estuviera resbaladizo y bajando de la cumbre, ya sin crono, dio con sus huesos en el suelo en más de una ocasión... Bueno más que con sus huesos, con sus reales posaderas, lo cual le provocó varios hematomas acompañados de inflamación, y eso era lo que comenzaba a pasarle factura ahora en la carrera.

Que felices somos todos en el km 2

Entre tanto llegamos al km 10 - 45:00. Elliot está cumpliendo su papel a rajatabla, llevando un ritmo uniforme, recuperando el exceso de segundos del km 1. De momento lo único que le preocupa es perfeccionar su técnica de lanzar fotos mientras corre, para que la semana próxima en Nueva York poder realizar un reportaje a la altura de la circunstancias.

Esa marea naranja!!

En el avituallamiento del km 15 - 1:06:45 me tomo el primer gel. Elliot ha incrementado el ritmo (ya casi 45´´ de renta para la 1h35) y como consecuencia algunos compis del grupo han comenzado a descolgarse. Yo lo estoy pasando mal, voy demasiado congestionado y no hago otra cosa que ir dejando rastros del resfriado por el asfalto. Cheve va callado, y a pesar de no decir nada y seguir el ritmo sin problema, se nota que no está corriendo a gusto. Aún así me pregunta que como voy y yo le contesto que igual lo razonable es parar en la media porque de seguir con la segunda vuelta el petardazo que voy a pegar va a ser peor que el del año pasado. No me insiste en que continué, lo cual no me da buena espina.

Elliot, Elliot... que esto no era lo pactado

Cuando pita el Garmin en el km 17, ya saliendo de Miguelturra hacia Ciudad Real (teniendo ahora un par de km de ligera subida), y nos revela que hemos empleado 4´11´´ en cubrirlo, entendemos por fin que los planes de Elliot para hoy van más allá de clavar la 1h35... Para no alargar la historia diremos que se la tiene jurada a un alegre muchachote que tras hacerle de liebre en una ocasión y esperarlo para entrar juntos, este le sprintó en la recta de meta felpándolo y provocando el cachondeito del respetable. Super ya sabía que Elliot hoy iba a querer cobrarse la venganza, pero lejos de amedrentarse (y eso que debuta aquí en la distancia) con su sonrisa desenfadada le responde al incremento de ritmo estirando todavía más el grupo.

Estos melenas hoy nos sacan las bielas 

Viendo que al pasar por el km 20- 1:29:10, el duo sacapuntas se desata definitivamente, Cheve y yo, en un ataque de lucidez, aflojamos y nos despedimos de ellos porque ha llegado el momento de estudiar la situación y tomar una decisión.

Yo las he pasado canutas pero curiosamente, tras 16-18km soltando mocos como si no existiese el mañana, ahora llevo ya un rato sin toser, garraspear o soltar nada propulsión...(sí lo sé, soy un cerdo pero no era posible llevar cleenex que absorbiesen todo aquello) con lo que supongo que al menos unos km más aguantaría a este ritmo. Obviamente soy consciente de lo que va a venir a partir del 30 si decido seguir, después del exceso en la primera vuelta.
Por ello le comento a mi compi que lo voy a intentar.
Cheve el pobre lleva sintiendo dolor en cada zancada desde el km 0. Es un suplicio, pero aún así aguanta sin nombrarlo como el superclase que es. Obviamente de caja va fenomenal y a estos ritmos en condiciones normales puede ir haciendo ganchillo. Pero después de todo lo sufrido tener que meterte otra vuelta igual con el dolor in crescendo a cada paso, más que una locura es una total insensatez que no lleva a ninguna parte.

Con todo el dolor de corazón, hacer constar que le apena mucho más el no poder acompañarme a mi que el abandono en sí producto de la lesión, decide parar cuando pasemos bajo el arco.

Dosdescerebradosenlamancha

Total que "pasamos" la Media maratón - 1:33:47, y sí he conjugado bien el verbo. Justo en la recta de meta, un señor de la organización desviaba a un lado los de la media y al otro los de la entera. Cheve, a pesar de mi insistencia para que parase y no se acrecentara la lesión, decide in extremis continuar conmigo. Seguimos manteniendo el ritmo hasta el 23, pero al pasar de nuevo por el cruce donde la meta queda a un kilómetro, el dolor ya le inhabilita completamente y es inviable continuar así. Es un tío grande, a pesar del sufrimiento lo ha intentado y eso le honra. Nos despedimos con un abrazo y la firme promesa de que en otra me hará de liebre los 42k para reventar mi marca.

Me da un bajón tremendo, no por quedarme solo, sino por no poder disfrutar de la compañía de un amigo los 18 km restantes por una inoportuna lesión. 

Llego al avituallamiento del km 25 - 1:51:20, me tomo otro gel y bebo por primera vez isotónica. Voy entero, mucho mejor que en el km 10 de carrera. Prueba de ello es que corriendo por sensaciones completo el km 25 en 4´19´´. Recuerdo que el año pasado en Valencia a estas alturas ya tuve que parar con calambres. Toquemos madera...

Estaba comenzando a creerme que iba partir la pana a poco que no se torciese el día, pero para eso está el MARATÓN, para enseñarte a respetarlo y a no subestimarlo. Poco después del km 29 ,sin previo aviso (bueno la verdad es que sí llevaba varios km sintiendo la rigidez) el gemelo izquierdo me da un zapatazo y tengo que acortar la zancada. 
Me hubiese gustado contar que fue solo un susto y pude correr sin parar hasta el final, pero desgraciadamente tuve la impresión que si no paraba e intentaba estirarlo, acabaría subiéndose y me tendría que retirar cojeando.

Llego al avituallamiento del km 30 - 2:13:50, donde bebo isotónica y me tomo el tercer gel intentando esquivar al señor del mazo que debe andar cerca. Unos metros después paro a estirar. En ese momento me pasan varios corredores, entre ellos uno de los FFDR que disputaban los 42k, Barracanillas, que va como un tiro. Me entra un pequeño bajón, ya que sigo sin superar la barrera de 30 km corriendo sin detenerme, no aprendo y mi estrategia suicida va a hacer que mi final de carrera se asemeje sobremanaera al de mi debut el Noviembre pasado.

Intento traer a mi memoria pensamientos positivos, como que voy con 10 minutos de renta respecto al año pasado en Valencia o que he realizado estos 30k unos 3 minutos más rápido que mi famosa tirada de los 30k en Valdilecha. Por ello comienzo a correr nuevamente, y aunque el ritmo ha caído ya a los 5´/km, consigo al menos controlar el gemelo. Me cabreo al pasar por la ambulancia del km 32 (en la bajada a Miguelturra) y ver de charreta a los sanitarios dentro de ella. Creo que lo suyo hubiese sido que al menos uno de ellos estuviese pendiente teniendo a mano los servicios que suelen demandar los corredores a estas alturas. Yo por mi parte hubiese parado unos segundos para ponerme reflex, pero sinceramente vista la implicación de la que hacen gala, decido continuar simplemente controlando la zancada. 

Antes de adentrarme en el casco urbano vuelvo a parar unos segundos a estirar el gemelo, porque además comienza a cargarse el isquio de la misma pierna y ya estoy viendo lo que va a ocurrir.

En el avituallamiento del km 35 - 2:39:05, por fin me da caza el personaje que andaba buscándome hacía rato y que bastante había ya despistado. Dejando a un lado los dolores en el gemelo e isquio de la pierna izquierda y en los dedos (uñas y ampollas) de la derecha, me encuentro vacío  En un intento desesperado por rehacerme, me bebo 2 vasos de isotónica, me meto el último gel de absorción rápida (los otros eran progresivos) con su correspondiente media botellita de agua y un par de trozos de naranja.

Increíblemente funciona y marco el km 36 en 4´39´´, pero nos encontramos nuevamente en la subida de Miguelturra a Ciudad Real y mis piernas por más que yo quiero no van. 
Quedando poco más de 5km soy consciente de que mi gasolina ha llegado hasta aquí. Es doloroso aceptar que no soy capaz marcarme un 5000 en 25´ (hay que ver lo que te machaca un maratón), ya que de hacerlo me metería por debajo de 3h15. Solo me queda alternar caminar y trotar para perder el menor tiempo posible y valorar el pedazo de bocado que le voy a dar a mi mmp. Aunque no mola nada acabar un maratón de ese modo.
Una imagen ilustrativa de como se ha desarrollado mi carrera es el gráfico de ritmos:

Cuando buscas tío del mazo en Wikipedia aparece esta imagen :-)

Obviamente, en este tramo realizo el km más lento de todo el maratón. En esta ocasión el honor recae sobre el km 37 el cual tardo en completar 5´41´´ (comparando nuevamente este dato con Valencia´11, he volado ya que allí me fui casi a los 9´).

Alcanzo el último avituallamiento en el km 40 - 3:06:50, y obviamente repito la misma operación que en el 35 a ver si me sale el próximo km a 4´40´´... Pues va a ser que no. Ahora por fin sí hay gente que anima y me sabe mal no poder devolverles los ánimos en forma de trote alegre.

A menos de 2 km de meta,  obviamente sé que no voy a bajar de 3h15 pero salvo catástrofe tampoco superaré las 3h20 (que era el objetivo inicial). De repente en el mp3 suena "The Gambler", canción country imprescindible para los amantes del poker, como es mi caso.
Cansado ya de su compañía miro fijamente al invitado que me atormenta durante los últimos km y haciendo caso al señor Rogers (en el mismo instante que canta aquello de: Know when to walk away and know when to run ) decido hacerle un all-in. El único objetivo al que tengo acceso es a terminar mi maratón más cerca de 3h15 si consigo ganarle, o por el contrario si gana él quedarme más  próximo a las 3h20 o incluso sobrepasarlas.

Una gilipollez como cualquier otra, pero que me da la motivación necesaria para acabar los 2 últimos kilómetros corriendo a menos de 5´. 
Siento que vuelo. Se acaba la canción y vuelvo a ponerla porque quiero entrar en meta con ella sonando. Por fin veo la entrada en la pista de atletismo. En la recta de meta espera abajo Bea junto a Nuba para que me acompañe en el sprint (es lo que tiene no tener nanos, que yo entro con el perro,je,je), pero ni la veo. Tampoco  reparo en todos los compis de FFDR que animan desde la grada. Estoy ofuscado con el reloj de meta. Aún así disfruto sonriendo y aplaudiendo los últimos metros. Entro en meta y veo 3:17:42


Soltando toda la tensión acumulada tras 42km

El Garmin indica que he completado los 42195 m en 3:17:24 con lo que al final mira tú por donde me he quedado más cerca de 3h15 que de 3h20 :-)
Coñas aparte, el crono final me deja más que satisfecho ya que rebajo en 20´ justos mi marca de Valencia. Las clasificaciones revelan que he he cruzado la meta en el puesto 56 de los 248 atletas que han finalizado el maratón.

Esta vez sí disfruté la llegada

Los datos del Fore, que como siempre indica más metros de los reales, han sido:



Como suele ocurrir en estos casos, al cruzar la meta afloran todos los dolores y molestias ocultos por la adrenalina de la carrera. En mi caso lo peor son los pies (resulta que según me explica posteriormente Noc, las zapas no son mi talla y necesito un número más), de momento no sé si perderé 1 o 2 uñas, pero bien ha merecido la pena. También comienzo a encontrarme mal con ansia. La ida de olla en los 2 últimos avituallamientos ha provocado que mi estomago sea una balsa de líquido que mi cuerpo no ha podido absorber y tengo que acudir al baño para poner remedio a esto porque sino peligra el post.

Sale a mi encuentro Cheve y da gusto ver esa sonrisa sincera en su cara, transmitiéndome que se alegra de corazón por mi resultado. Al igual que él, todos los compañeros de correrías, Gabi, Bea y Nuba me reciben de tal modo que hace que el crono pase a un segundo plano.

En la grada, esperando la llegada de Ladhu, me alegra enormemente comprobar que todos los compis han hecho carrerones. El grupo de la 1h35 ha sido la bomba entrando todos los componentes en un par de minutos por arriba o por abajo y cayendo varias mmp (Airgam, Ecom, Maera). Los debutantes cumpliendo con solvencia (Servoloco, Umaga y Super que dentro de nada va a tener que acudir a etíopes para que le hagan de liebre) y Noc cumpliendo a la perfección su plan dejando patente su profesionalidad y buen hacer.

En esas llega Ladhu, al que también le ha atizado el hombre del mazo, pero ha sabido luchar y con un par ha acabado en menos de 4 horas su quinto maratón del año. Enorme lo de este hombre. 

Después supimos que también Fortes finalizó el maratón con mmp y Barracanillas que iba como un tiro a por las 3h10, tuvo problemas en los abductores pero acabó como un campeón y ya tiene otra muesca en el revolver.

Mención especial al triunfador de la jornada. Maera, la humildad hecha persona y corredor, (basta con decir que para la siguiente foto quería dejar la copa en el asiento y escabullirse detrás del grupo ,je,je. Obviamente no le dejamos) que subió a lo más alto del podio en su categoría. En el maratón de Valencia en 3 semanas va a salirse del mapa.



Obviamente el peor recuerdo del día corresponde a las lesiones de Cheve en el culete, Noc que vuelve a tener molestias en el pie y los calambres de Barracanillas. También el puñetero hombre del mazo que ha privado a Ladhu de acercarse a las 3h30, que en breve van a caer.

Después de esto, nos dirigimos al lugar del post y al final Bea y yo acabamos quedándonos a comer (yo no lo veía muy claro por la perra pero al final no hubo problema)




Como ya te dije, este maratón va dedicado a ti morena!!

Este momento es sin duda lo mejor del día. Como yo no podría expresarlo mejor, aquí dejo las palabras que ha dedicado Noc (por todos es sabido que es tan gran escritor como atleta) en su crónica a la comida en Doña Croqueta:

"Y hacia Doña Croqueta. Ahí se ve al forofo de verdad, no importa el tiempo que haga cada uno, no importa si es tu primera media o una que ya ni recuerdas que numero hace, no importa si te has retirado o si has subido al podium, todos compartimos la pasión por el atletismo popular y sabemos disfrutarlo hasta llorar de la risa"

Este párrafo define a la perfección porque vuelves a casa con una sonrisa después de pasar un domingo en Ciudad Real, más allá de los cronos, sensaciones y demás historias relacionadas con la carrera. Sois grandes compis, todos y cada uno de vosotros. 

Para finalizar, las reflexiones, quejas (nadie de la organización me ha explicado todavía porque me he venido a casa sin la medalla y el vino que prometían en la web) y demás,  las dejaré para otra entrada... el motivo obvio,no? Pedazo de ladrillaco que me ha salido. Mil perdones :-)

Ahmmm una cosa más. Es de ley que despida la crónica con un toque musical:



Fotos cortesía de Chusso, Elliot, Gabi y Ayuntamiento de Migelturra

domingo, 28 de octubre de 2012

Contento no, lo siguiente

Pues al final he podido correr y finalizar mi segundo Maratón. El resultado:

3h17´24´´

Carrera  fiel a mi estilo, lo que viene siendo "a lo vigaro" en estado puro. Llegada apurada a la salida 10 minutos antes del comienzo, paso de la media sin conocimiento (1h33´47´´)  y visita del señor del mazo con toda su familia a partir del km 35. Obviamente he acabado destrozado y jurando que  nunca jamás correré otro maratón sin prepararlo como es debido. Con todo, rebajo mi marca del año pasado en Valencia en 20 minutos justos, por lo que solo puedo sentirme como dicta el título.

http://connect.garmin.com/activity/238046018

La extensa crónica en unos días. :-)


jueves, 25 de octubre de 2012

Tuerto, por favor, deja ya de mirarme!!!


Solo es un hobbie, encima yo tan siquiera me lo tomo muy en serio (no me imagino la rabia que me daría si me hubiese preparado a conciencia la carrera durante meses), pero aún así estoy que trino por los acontecimientos que han tenido lugar desde que decidiera hace 10 días lanzarme a la piscina y correr el Maratón de Ciudad Real buscando una marca sobre 3h20m.

Tras el famoso entrenamiento del domingo 14 (30k a 4´33´´),con el que me vine arriba y me marqué ese ambicioso objetivo, han podido ocurrir 2 cosas: O bien una gitana me ha echado el mal de ojo, o en su defecto un tuerto a clavado su mirada sobre mi persona y todavía no ha girado su cabeza. Como no he tenido ningún roce últimamente con una mujer calé, me decanto más por el segundo supuesto.

El caso es que a 2 semanas estaba pletórico y hoy a poco más de 2 días pongo en duda seriamente mi presencia en dicha carrera.

Comencé con unos análisis en que me detectaban la ferritina baja y la médica me recomendaba tomar hierro por si acaso tenía una anemia ferropénica. Por no ser un rebelde, a pesar de lo que odio medicarme, decidí hacerle caso y comenzar a tomarme las dichosas pastillitas.


El caso es que el aporte extra de hierro no me ha hecho sentirme ni mejor, ni peor. Por tanto no creo que este contratiempo fuese a ser determinante en mi actuación del día 28.

Tras realizar la tirada de los 30k, acabé con ampollas en el dedo meñique del pie derecho. Pensé que tras pincharlas y poner Betadine no me darían mayores problemas. Pero no fue así. En todos los días que he corrido desde entonces (martes test de Yasso, jueves test de Gavela y domingo carrera del CSIC) me han molestado y a pesar de intentar proteger el dedo, ha ido a peor.


A día de hoy da bastante tirría, pese a no haber hecho ni un km desde el domingo, pero aunque no se curase del todo por supuesto acudiría al Maratón e intentaría aguantar las molestias durante la carrera.

El tercer imprevisto, como ya comentaba en el anterior post, fue una "caida tonta" al salir del bar tras poner fin al post de la carrera del CSIC. La verdad es que el dolor lunes y martes me daba más miedo que la uña, ya que cada vez que me sentaba el pinchazo en el glúteo izquierdo era gracioso.


Afortunadamente a día de hoy, tras 4 días con trombocid el moratón ya ha bajado bastante al igual que la intensidad del dolor. Ni que decir que no me preocupa lo más mínimo con vistas a enfrentarme a los 42 k.

El martes, a pesar de los achaques arriba comentados, tenía la firme convicción de acudir el 28 a Ciudad Real y estar en condiciones de darlo todo.
Pero ayyyyy amigo, el tuerto seguía con su mirada erre que erre.
Ese día por la noche tenía la cabeza cargada y comencé a estornudar un par de veces. Debido a mi animadversión a los medicamentos no se me pasó por la cabeza tomarme un paracetamol por si las moscas. Gracias a ello me levante ayer ya con un trancazo de los buenos. Desesperado me tuve que ver para tomarme un ibuprofeno para el dolor de garganta y los ganglios hinchados y unas aspirina para el  dolor de cabeza y demás. Pero aún así todavía guardaba esperanzas del domingo estar en perfectas condiciones.

Pero al despertarme esta mañana, todo se ha venido abajo. A pesar de haberme "endrogao" ayer, hoy me encontraba mucho peor. Mucosidad, voz ronca, oídos entaponados , ojos llorosos, además del ya conocido dolor de cabeza y garganta. 

Es un simple resfriado, ya lo sé. Soy un blandengue, lo sé también. Pero el tema es que como esto no mejore el domingo va na ir a correr a Ciudad Real mi prima la de Cuenca. Triste pero cierto.
Por lo que no paso es por meterme al cuerpo los típicos antigripales o anticatarrales que aununcian en TV. Son un mix de analgésicos, antihistamínicos, vitaminas, etc, y encima solo enmascaran los síntomas, no los eliminan.

Valga el ejemplo: 
Frenadol = Paracetamol+ Ácido ascórbico (Vit.C) + Cafeína + Clorfenamina + Dextrometorfano

Y digo yo: ¿Esto no será lo mismo que si me tomo un gelocatil (que además lleva más paracetamol), junto a unos cafetitos, unos kiwis o naranjas y si me da tos unos caramelos?

Además tiraré de miel, leche caliente y porque no un buen lingotazo de coñac que según dicen calma cosa fina.

Mi última esperanza para poder llegar al domingo

Pues esto es todo amigos.  Espero que hoy sea el día de subida y entre mañana y pasado  mejoré bastante. Aunque teniendo en cuenta mi racha... todo puede ser que mañana amanezca con 40 de fiebre.

Por tanto espero que mi amigo me haga caso, leyendo esta entrada y por fin comprenda lo de:

¡¡¡ TUERTO, DEJA YA DE MIRARME !!!


martes, 23 de octubre de 2012

XXXII Carrera de la Ciencia 2012


No es la primera vez que comento que en la carrera de tu pueblo siempre hay que intentar estar y cumplir. Extrapolando esta máxima a mi lugar de residencia durante los últimos 4 años, una carrera fija en mi calendario debería ser aquella que tenga lugar en mi barrio. Bueno, como en la Guindalera no existe ninguna prueba por el momento, o eso creo, subiendo un peldaño en la división administrativa debería centrar mi búsqueda en el Distrito de Salamanca.

Por sus calles sí discurren varias carreras. Pero la más representativa, aquella en que todo su recorrido queda enmarcado en la zona, es el 10k organizado por el Centro Superior de Investigaciones Científicas.

En todo el tiempo que llevo viviendo en Madrid, por diversos motivos, nunca la había disputado y no me parecía de recibo, sabiendo que nos marchamos a Aberdeen en menos de un  mes, dejar la capital sin haber corrido "la carrera de mi barrio".  Eso sí, sabiendo que antes realizaría una tirada previa de 15 km y que el Maratón de Ciudad Real es la semana siguiente, lo de "estar" quedaría zanjado, pero lo de "cumplir"... habría que posponerlo para futuras ediciones (que espero las haya).

El domingo a las 6:00 am toca el despertador. La salida en la Calle Serrano, sede del CSIC, dista 2 km de casa. Mi idea es acudir corriendo y realizar la tirada previa de 15km (entre 5´10´´-5´20´´) con Charly, Cheve, Galgo, Ladhu, Marengo y Noc, para posteriormente unirme (junto a mi liebre de lujo) a la carrera y realizar esos últimos 10km a Ritmo Maratón con el grupo de FFDR que intentarán el sub 45´. Supongo que realizaré unos 27 km y por ello me llevo la camelback para disponer de agua cada 5 km y poder probar 2 geles en los kms 15 y 25 (el 8 de la carrera). Además, como arrastro desde la tirada de los 30k varias ampollas y la uña tocada del dedo meñique del pie derecho, probaré a protegerlo con esparadrapo y vaselina para ver sí aguanta bien los km.

Pero al igual que hay días en que todo sale a pedir de boca, existen otros en que nada ocurre como planeaste. Desgraciadamente el domingo fue uno de estos últimos.

Ya desde que llego a la salida y recojo el dorsal, comienza a torcerse el día. Había quedado con mis 6 compis a las 7:40 en la puerta de la Fundación Pons para iniciar la tirada. Pues bien allí estoy yo, después supe que estaban en el coche y seguramente no me vieron al llevar una camiseta de manga larga encima de la naranjita, sin móvil y no hay ni rastro de ellos. Tras 5 minutos de espera, supongo que se habrán encontrado en algún otro sitio y habrán iniciado la tirada un poco antes. 

Resignado, inicio la marcha hacía el Retiro con la ilusión de encontrarlos allí y unirme a ellos. Al cruzar María de Molina, decido desaflojar la zapa pues comienzo a sentir molestias en el meñique (pues pronto empezamos) y de repente aparece todo el grupo cruzando diagonalmente dicha avenida, para evitar la muerte por atropello según Charly ;-) . Parece que al final se arregla el asunto. Los siguientes km son una delicia viendo amanecer en el Retiro, donde realizamos la vuelta perimetral en sentido horario. Pero cuando pasamos por Paseo de Coches por segunda vez, Cheve y yo concluimos que si queremos llegar unos 10-15 minutos antes del comienzo debemos ya poner rumbo a la salida. Abandonamos el grupo y junto con un chico canario (que venía de correr 154km de ná por montaña en Las Palmas la semana anterior) que nos pregunta por la carrera, nos dirigimos a la salida.

Al llegar al punto de inicio de la carrera paro el Garmin, que revela que he recorrido 12,5 km a 5´10´´, muy lejos de los 17 que esperaba llevar a estas alturas. Bueno que se le va a hacer. Intentamos buscar a los compis del sub´45, pero es imposible identificarlos entre la multitud (a ellos u a otros FFDR que correrán a otros ritmos). 


Nos colocamos donde buenamente podemos y tras el disparo comenzamos a trotar entre la marbunta de runners. Pasan casi dos minutos hasta que el chip pita al pasar por la alfombra.
Como pensamos que no pueden estar estar muy lejos, decidimos salir a un ritmo algo más alegre hasta que demos con ellos y desde ahí ya mantener a 4´30´´ hasta meta. 

Resulta que hemos sido dos de los FFDR que más atrás nos hemos colocado, quitando los 5 magníficos que dejamos en el Retiro que llegan cuando ha salido ya el coche escoba, y por ello vamos encontrándonos en carrera a distintos componentes de la naranja mecánica.
Saludamos a Roman, Brad, Bounce, Nico, y no recuerdo si a alguno más (que me perdonen si así ha sido). 

Cuando pasamos el km 4 en 16:05 (a RM íbamos a correrla...), ya subiendo por Castellana, empiezo a temer que de no encontrar al grupo sub 45´, el loco de la colina que llevo al lado no se irá contento a casa sin un sub 40´. Afortunadamente antes del km 5 contactamos con el esperado grupo, (compuesto por Chusso, Patxi y Reincide) y por fin puedo llevar a cabo la estrategía planificada. 

Pero mucho era que durará hasta el final. Solo los km 5 (4´32´´), km 6 (4´40´´) y km 7 (4´32´´) salen al ritmo buscado. 
Nada más girar Castellana por Alberto Alcocer, los cracks con los que corremos ahora deciden que se ha acabado correr a 4´30´´ y comienzan a darle a la zapa a base de bien. Yo me quedo con Chusso, Un poquito atrás Cheve con Patxi y Reincide también aguanta a pocos metros de ellos.

Acabando los últimos 3 km a 4´08´´ de media, sprintando junto a Chusso, cruzamos la meta y el Garmin me revela que he recorrido 10150 m en 42:49, siendo el clasificado 696 de los 6546 atletas que lograron finalizar.


Los datos recogidos por el FR 110 han sido:



Una carrerita más a la saca y a pesar de lo bien que lo he pasado por la compañia, tanto en la tirada previa como en carrera, no puedo estar contento por varias razones. La principal es que sigo siendo un ansias.  Lo ideal habría sido imitar a los otros 5 compis, que sí hicieron 15 previos y empalmaron con la carrera sin dejar de correr y a partir de ahí haber corrido esos 10k en 45´ a ritmo uniforme. Hubiese sido lo idóneo de cara al Maratón del próximo domingo.

Además el sistema de protección del dedo meñique no ha resultado y he tenido molestias durante todos los km, acabando con más ampollas y con la uña peor de lo que estaba. Veremos si en 6 días puedo controlar esto, porque aunque parezca una tontería, de no hacerlo puede convertirse en un suplicio el día de la carrera (como ya ocurriese el año pasado en Valencia).

Por último resaltar el post en la Casa de Aragón, sitio elegido por Chusso y que recomiendo ya que se portaron de lujo, junto a un montón de FFDR. Especial ilusión ver a Okapi que se pasó para saludar,  esperemos que por fin pueda dejar atrás la dichosa fascitis y en breve vuelva a calzarse las zapas para acompañarnos haciendo lo que más nos gusta.


No están todos lo que son, pero sí son todos los que están

Y para rematar cuando Bounce, Reincide y el que suscribe decidimos poner punto y final a la jornada, pasadas las 18:00, al bajar por las escaleras del bar me resbalo y me meto un "culazo" de libro. Que conste que no fue debido a las mermadas facultades motoras derivadas de los pelotis que siguieron a las birras, sino a que con la lluvia estaban resbladizas y le podía haber pasado a cualquiera :-)
En el momento me levanté como un resorte y no le presté mayor importancia.  Pero a día de hoy sigo rememorando la jugada cada vez que tengo que sentarme sobre el "cachete" izquierdo. Espero que con trombocid desaparezca el moratón junto al dolor antes de llegar el finde.


jueves, 18 de octubre de 2012

Tú fíate... fíate, que verás como nos reímos


Desde que era nano, los profes me han estado machacando años con eso de que las Matemáticas son una ciencia exacta. Con esta entrada tengo la intención de demostrar que dicha afirmación es falsa.

Y no, no voy apropiarme de una de las falacias lógicas más famosas de la historia para tal fin. Bastante ha dado de si, ya que durante más de 2500 años, los matemáticos más famosos de la historia se dedicaron a "desmontar" esta simple igualdad,  y la única manera que encontraron de acabar con el problema fue apartarlo a un lado y dar por sentado que lo correcto era continuar con la tradición Euclidiana que dictaba que 2+2= 4  . Ole estos matemáticos y sus coj.....

Mi método, ya que esto es un blog de running, se va a centrar en desacreditar cada uno de los métodos (que ajustan al segundo) existentes para predecir mi marca en el Maratón de Castilla - La Mancha el próximo 28 de Octubre.

Simplemente nos vamos a basar en números, por tanto las sensaciones, volúmenes de entrenamiento y demás pasarán a un segundo plano.


1)- TABLAS DE PREDICCIÓN DE TIEMPOS

Suelen ser  elaboradas por prestigiosos entrenadores  (Jack Daniels, Gerry Purdy,etc) y predicen tu marca en maratón teniendo en cuenta tus mmps en 5k, 10k y/o Media maratón.
En mi caso todas las marcas han sido realizadas dentro del último mes, con lo que los datos no podían ser más representativos.


MMP 5000 m - 18:52 (Carrera Portillo de Toledo´12)

MMP 10000 m - 39:39 (Carrera Madrid corre por Madrid´12)

MMP Media Maratón - 1:28:07 (Media de Oporto´12)

Veamos que dicen nuestros amigos:


El bueno de Jack me pronostica unas 3h04´36´´, y Purdy que me tiene manía me obsequia con unas tristes 3h08´17´´. Bueno sea lo que sea, lo que está claro es que el año que viene debutaré en 100k y me cascaré un sub 8h20´con la gorra :-)


2)- MARATÓN = 2X MMP MEDIA + 10%

Más claro agua. Dicen que sobre todo es fiable en marcas de media de 1h16-1h45, por lo que entro en el rango perfectamente:

2x 1h28´07´´+ 9´= 3h05´14´´
Venga que siga la fiesta!!!


3)- TEST DE YASSO

El autor, Bart Yasso, un maratoniano americano que quería bajar de 2h40´. En sus entrenamientos observó que el crono en sus series de 800 un par de semanas antes de la cita, se asemejaba en minutos y segundos al de horas y minutos que marcaba en el maratón. Perfeccionado su método concluyó que cuando seas capaz aguantar 10 x 800 a un mismo ritmo a dos semanas del maratón ese será el crono (minutos por horas y segundos por minutos) al que podrás aspirar en los 42k. El mismo consiguió cascarse un 2h37 solo cuando en su test completó los 10x800 en menos de 2´40´´ cada uno. Un crack este tío.

Como me aburro mucho y los de las formulitas 1 y 2 se han pasado 3 pueblos, decidí salir el martes al Parque Fuente del Berro a probar este test.


Quitando la vuelta nueve en que se me olvidó darle al start el tiempo de descanso, la media de los 800 ha sido 3´09´´. Podía haber bajado un poco pero no era cuestión de forzar y no poder con las últimas. De esto deduzco que un sub 3h10 me lo hago de chachara y haciendo el pino. Ahmm y como Nuba también me acompañó en cada serie, he de suponer que el día 28 podrá correr a ese ritmo los 42 km sin problema alguno...


4)- TEST DE GAVELA

Como no someter a revisión al test maratoniano por excelencia. Hoy, 10 días antes de la gran cita, como mandan los cánones, me he ido al Retiro para probar cuanto se aproxima en su predicción Rodrigo.

La metodología bien simple. Se realizan 2x6000m. El primero al ritmo que se pretende llevar en el maratón y el segundo, tras 90´´ de descanso, a todo lo que da la máquina. Según la diferencia de segundos por km en ambas series, mediante unas tablas te indica si el ritmo es asumible o no. Lo que me mola es que te da una marca posible (vamos que ni alineándose todo los astros ese día) y otra probable.

Yo he cogido para la primera serie el ritmo al que, tras la tirada de 30k del otro día, creo que saldré (ojo no que mantendré) dentro de 2 domingos. Es decir a 4´30´´ para completar los 6k en 27:00. La segunda a todo lo que he podido y doy fe que así ha sido . Los resultados estos:


Por tanto el Primer 6000m a 4´29´´ y el Segundo 6000m a 3´56´´, lo que me llevaría a:


Vamos que según esto sí o sí voy a finalizar mi segundo maratón entre 3h10 - 3h16

____________________________________

Esta entrada viene a cuento de que al comentar a mis compis foreros que quería salir a 4´30´´ el día D, para intentar acercarme a 3h20 me tildaron de loco, de majara. Intenté explicar que el paso a 1h35 por la media en vez de por ejemplo 1h40 simplemente se debe a que me conozco y en mi vida he realizado una carrera en negativo (la segunda parte más rápida que la primera), pero ni con esas.

Obviamente estoy mucho mejor que el año pasado para Valencia por lo que bajar de las 3h37 se me debería presuponer. Si consiguiese bajar de 3h30 acabaría pletórico, pero aún así tras mis últimos entrenos y carreras opino que debería arriesgarme e intentar conseguir  quedarme más próximo a 3h20 que a 3h30.

Lo de la chorradita de comparar los test ha sido para dejar claro que podía estar más tarado y hacerles caso, saliendo a buscar el tiempo que me predicen.  Obviamente, fuera de coñas, sé que a mi no se me pueden aplicar ninguno de ellos pues no soy un sujeto entrenado como debiera y mis km en las piernas son ridículos para ni tan siquiera plantearme salir a buscar el crono menos exigente.

Ahora ya solo queda solicitar vuestra ayuda. ¿Qué me aconsejáis acerca de estrategia, ritmos, posibilidades y demás? Ruego no me queráis tanto como Daniels, Yasso, Gavela y cia ;-P


miércoles, 17 de octubre de 2012

Y ahora esto... ¿Anemia ferropénica?


Mucho era que desde el día (el pasado domingo) en que decidí definitivamente correr el Maratón de CLM, consiguiese llegar a tan señalada fecha sin sufrir incidente alguno.

En esta ocasión, afortunadamente, el incidente no corresponde a una lesión. Pero dicho contratiempo, de no tenerlo en cuenta, puede dar al traste con un objetivo tan ambicioso como son los 42195 m.

Comencemos por el principio. No me molan los médicos. A ver entiéndase, por supuesto que respeto y me parece encomiable e indispensable su labor. De hecho pienso que ellos son los que deberían acaparar titulares y portadas y no los Messi, CR y compañía.
Ahora bien, yo cada vez  que tengo que ir a un hospital o medicarme me salen 7 canas. Vamos que siempre que visito a mi médica, podría obsequiarle con esa típica frase de ruptura: Esto no funciona, pero no es por ti, es por mí.

Llevaba una temporada que me levantaba cansado y con dolor de cabeza y al final, ante la insistencia de los que me padecen y la inminente marcha a Escocia, decidí acudir a mi doctora a ver que me decía. Análisis al canto y en una semana a recogerlos resultados.

Paradójicamente en esa semana de espera ha sido cuando he realizado los dos entrenos que  me han animado a enfrentarme a la distancia de Filípides.

Pues bien, ayer vuelvo a la consulta y esto son los resultados:


Todo correcto excepto tres parámetros que se encuentran fuera de los rangos de normalidad.

Dos son ya viejos conocidos de otros análisis anteriores y de los reconocimientos del curro. Estos son los hematíes (número de glóbulos rojos) altos y el HCM (cantidad de hemoglobina por glóbulo rojo) bajo. En esta ocasión el VCM (tamaño de los glóbulos rojos) ha entrado en el rango por la mínima pero en otras ocasiones también ha dado bajo.
Aunque la doctora no ha sabido indicarme la causa, la disculpo pues no es hematóloga, yo sé de otras ocasiones que esos valores en dichos parámetros son los típicos de una "particularidad" (aunque en realidad es una de las enfermedades genéticas más comunes) que presento en mi sangre: La Beta-Talasemia: Mas hematíes que la media, pero más pequeños con lo que en cada uno hay menos hemoglobina.

Ahora bien lo que nunca me había ocurrido es que un valor de la bioquímica se fuese de rango. La Ferritina (hormona que se encarga de almacenar el hierro) me ha dado baja, lo cual según la doctora es debido a que presento una anemia ferropénica. Ante la pregunta de porque el valor del hierro o hemoglobina son correctos no ha sabido contestarme y se ha limitado a mandarme unas pastillas de sulfato ferroso.

Por tanto en esas estamos. Yo, que si puedo evitar tomarme una aspirina o paracetamol para un resfriado lo evito, tengo frente a mi una caja de pastillas para suministrarme hierro de manera artificial (nótese que un exceso de hierro en el organismo puede resultar nefasto) recetada por una doctora que "cree pero no esta segura" que tengo anemia.

Además, investigando por la red, he encontrado un artículo muy interesante:



y en él he encontado un par de párrafos que no me aportan la seguridad que necesitaba para llevarme un comprimido a la boca:

"El hierro es utilizado en el cuerpo por la hemoglobina, la cual transporta el oxígeno (punto importante para el rendimiento especialmente en deportista de fondo). En actividades aeróbicas (o de larga distancia) el rendimiento se verá mermado si el nivel de hemoglobina es más bajo de lo normal pero no se verá afectado porque exista un bajo nivel de ferritina, siempre que en este segundo caso la hemoglobina sea normal"

"en el atleta con bajo nivel de ferritina y normal de hemoglobina es difícil identificar si requerirá un tratamiento con hierro"


Mal rollito, visto esto, pero como luego también he visto esto otro:

"La postura que solemos tomar en nuestra clínica es dar un tratamiento de hierro y reevaluar los niveles de ferritina y hemoglobina dos veces: a las cuatro y ocho semanas"


Haré caso a mi doctora y al doctor Rob Campbell y me pondré hasta arriba de sulfato ferroso al menos hasta el día 5, donde me repetirán los análisis para ver que tal.

Lo bueno de esto es que si el día 28 pego el petardazo en carrera, no será por falta de entrenamiento o por la estrategia suicida. Esta claro quien será la que cargue única y exclusivamente con todas las culpas... ji,ji


domingo, 14 de octubre de 2012

A Ciudad Real a luchar contra los molinos


- SOMETIMES IT HAPPENS -

Efectivamente en ocasiones y sin saber porque,  algo ocurre que te hace ver las cosas de manera diferente.

Me inscribí en este maratón tras un ataque de locura, dejándome atraer por el lado oscuro de la fuerza, hace tres semanas y media. Sabía que no iba a poder afrontarlo con garantías, pero como mi objetivo era el de Castellón en diciembre, no pasaba nada si tenía un mal día.

Sabiendo que no me encontraría en España para el objetivo de diciembre, creí lo más acertado posponer mi segundo maratón para 2013, ya que no merecía la pena concluir nuevamente la mítica distancia de manera similar a Valencia en 2011. Acudiría a Ciudad Real, pero me retiraría en la primera vuelta realizando la media.

La razón me invitaba a actuar de dicha manera, pues mis piernas no están preparadas para tal paliza. Si tomase como referencia una preparación de 12 semanas, encontrándonos a 2 exactas, los números de mis 10 últimas semanas son ridículos (304 km). 

Ahora bien, el corazón tras mis entrenos de esta semana me dice una cosa muy distinta. Solo he corrido 2 días, pero ellos han representado 54 km del total.

Una sesión fue el miércoles tarde en el Retiro y la otra ha sido esta mañana en Valdilecha. No soy de poner mis entrenos (solo resúmenes trimestrales) en el blog, pero creo que esta vez se puede hacer una excepción:

MIÉRCOLES (24km a 4´40´´)


Salgo a correr sin pretensiones pasadas las 20:00, pero con ganas de darme cañita. Para ello me pongo a realizar el circuito perimetral del Retiro de casi 5 km, a un ritmo alegre. Tras completar las 2 vueltas en ambos sentidos decido aventurarme a una tercera y junto a unos largos en el Paseo de coches, llegar a los 21k. Al observar menos de 1h36 al alcanzar dicha distancia, no doy crédito. Tras 3 km soltando, llego con el subidón a casa y comienzo a pensar en una tirada todavía mayor antes de que concluya la semana.



DOMINGO (30km a 4´33´´)

Tenía claro, desde que llegamos el viernes a Valdilecha, que este finde quería meterme este entrenamiento. El fallo fue la elección del día. Tendría que haberlo realizado el viernes tarde o el sábado mañana, además Bea me acompañaría en bici y me facilitaría el avituallamiento. 

¿Por qué no hoy? Pues precisamente porque ayer para comer se reuniría gran parte de la familia de mi suegra y como es habitual en estos eventos, la celebración puede liarse cosa fina. Desde antes de las 14:00 que empezamos con el tema hasta pasadas las 23:00 en que cada mochuelo voló a su nido, sé seguro que me bebí 3 vinos comiendo, 2 cavas en los brindis y 3 pelotazos de escocés en la tertulia. De las cervezas sinceramente perdí la cuenta, pero dudo que bajasen de 10-12 tercios. Para nada acabé perjudicado, pero toda acción tiene su reacción y por ello a las 8:00 esta mañana, tras sonar la alarma, me he encontrado con 2 sorpresas. Una, un dolor de cabeza gracioso y la otra, que mi contraria elegíese la cama como compañera en vez de la mtb para ir a mi lado.

Aun así he salido a intentarlo, dudando mucho que pudiese cumplir la idea que llevaba. Pero tal como he dicho al principio en "ocasiones ocurre". Si hablamos de dar la talla en el entreno, vaya si ha ocurrido. Sin más dilación ahí van los datos de la jornada.


Si lo del otro día me dejo anonadado, lo de hoy no sé como definirlo. El recorrido era más duro (solo hay que ver altitudes máximas y mínimas) y aún así el ritmo ha sido más rápido. Cuando he pasado la media en 1h34´30´´ sin dolores y aún con fuerzas sabía que hoy era el día en que completase 30 km en entrenamiento.


Quitando un par de paradas para hacer fotos y otra para atarme un cordón, todas antes del km 12, puedo decir que este ha sido el día en que más kilómetros he corrido de manera continua en mi vida, ya que el año pasado en el Maratón de Valencia en el km 25 tuve que parar a estirar y desde ahí alterné caminar y correr hasta meta.

Todo indicaba que conseguiría el objetivo

Por tanto visto los entrenos de esta semana, solo puedo llegar a una conclusión. Creo que estoy mejor de forma que el año pasado el 27N, y por ello (salvo catástrofe) el 28 de Octubre quiero probarme nuevamente en los 42 k. Quizás hoy haya  sido mi día y dentro de 2 semanas me caiga con todo el equipo, pero que carajo!! tengo curiosidad por saber que ocurre. 

La semana que viene ni idea lo que entrenaré, pero lo que tengo claro es que la semana previa a la carrera solo soltaré piernas un par de días, Además pienso inflarme desde ya a pasta como un cerdo, ya que todo combustible se me va a quedar corto.

Aunque ya veras, ahora que me he decidido (con lo gafe que soy) en 3 o 4 días tirón, esquince, sobrecarga o similar ... Tocaremos madera


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...