jueves, 19 de septiembre de 2013

Run Report: Braemar Half Marathon 2013


Lo que hace que todavía siga enganchado al running son jornadas como la vivida el pasado domingo en una pequeña localidad de la Escocia profunda.

Como ya he dicho en otras ocasiones, yo no disfruto entrenando. No soy el tipo de runner que necesita correr como el respirar porque es un esclavo de las endorfinas generadas al realizar dicha actividad. No concibo el running como la forma más eficaz de combatir el estrés de la rutina diaria.

Dicho lo cual, este 2013 ha sido con diferencia el año que más he entrenado en toda mi vida. Obviamente, no soy tan iluso en pensar que se puedan mejorar marcas sin prepararse para ello. Y a día hoy esa es mi motivación, la sensación de conseguir una PB en una carrera para la que has entrenado es indescriptible y esto explica porque este deporte sigue siendo mi favorito, a pesar de practicar otros.

Por ello cuando Steve me preguntó como iba a tomarme la carrera, después de haber conseguido al final el ansiado sub 18´ en el Parkrun el día anterior, mi respuesta fue la que cabía esperar: Una carrera es una carrera, para rodar ya están los entrenamientos.

Two metronians ready for the battle

Tercera edición de una carrera popular, popular. De las auténticas, sin florituras. Steve ya la conocía del año anterior, donde quedó 3er senior con una marca de 1h29. 

Un recorrido rompepiernas, disfrutando de un paraje espectacular, inmersos en el corazón de las Cairngorm Montains . Se sale del estadio donde celebran los Highland Games en Braemar (pueblo de 800 habitantes famoso por poseer el campo de golf de 18 hoyos mayor del Reino Unido y por haber registrado la temperatura más baja de UK en 1982 con -27,5º) y se va por una carretera hasta llegar a una garganta con unas cascadas muy majas, llamadas Linn O' Dee, sobre las 6,5 millas (10,5km). Una vez allí, 180º y hacia el estadio nuevamente.


El tiempo da tregua para la foto de salida, pero desde que nos despertamos en Aberdeen había estado lloviendo con fuertes rachas de viento durante todo el camino de ida. Las previsiones siguen apuntando a que nos mojaremos y en esta ocasión, a pesar de lo cambiante que es la meteorología por estas tierras, el hombre del tiempo no andaba muy desencaminado...


Get, Set...

Esto hace que se produzca un bajón considerable en la "multitudinaria" participación de la que iba a hacer gala la prueba. De los 76 runners que aparecían inscritos en la lista oficial, solo unos 50 valientes se dan cita para enfrentarse al tiempo escocés. Entre las bajas más sonadas la del compi Mahmoud que, tras meterse a tope el Parkrun 24 horas antes, nos envia media hora antes un mensaje de texto presentando renuncia por piernas cansadas, pero prometiendo que vendrá a animar a la linea de meta con una amiga. Que tío más grande!!!


And go...

Ya ni me sorprendo del ritmo al que sale la peña, pero si me extrañaría que de los 50 participantes al menos 7- 8 vayan a cascarse la media maratón a 3´45´´, ya que por ahí andará el ritmo al paso del grupo de cabeza por el km 1.

En tierra de nadie, esperando ir recogiendo cadaveres de estos descerebrados, andamos Steve y yo. Según mis planes espero pasar en menos de 40´ el primer 10k y, según me encuentre, ver si estoy en disposición de atacar las 1h25 que tengo como PB.

Aunque no sé si son mis piernas o el terreno que pica hacia arriba, pero no soy capaz de correr con soltura. Al pasar por el km 5 - 20:03, soy consciente que ni de coña seré capaz de mantener este ritmo hasta el final con las pulsaciones que llevo y me da que voy a tener que presentar renuncia a mi ambicioso proyecto... Pero justo cuando estoy madurando la idea, cambia el perfil y acometemos un descenso vertiginoso en el que nos quitamos a 3 o 4 corredores de en medio.

Vamos quintos y, exceptuando al primero que es inalcanzable, tenemos a tiro a otros 3 corredores que componen un grupo al que vamos recortando distancia. En el descenso sin conocimiento (meter un km a 3´35´´, quedando 15 por delante, por muy bajada que sea, no es lo más sensato) veo que se queda un poquito Steve y decido tirar en solitario. 

Consigo pasar al 3º y cuando llego al 2º sobre el km 9, compruebo que no va a poder seguirme solo con escuchar su respiración. La última milla antes de emprender la vuelta se hace durísima debido al viento, pero aún así el Garmin pita indicando que he llegado al km 10 - 39:45.

El guión de momento va según lo previsto y ahora me encuentro mucho mejor que 5km atrás. Al poco de pasar el km 10 me topo con el coche de la organización al que va pegado como una bala el primer clasificado. El well done de rigor y a buscar la rotondita donde se giraba 180º.

Ahora empieza la carrera y no sé muy bien porque pero más que pensar en el crono o la marca, toda mi antención se centra en no dejar que me pille el 3º. Al girar, calculo que le llevaré unos 20 segundos. Me da un subidón al comprobar que Steve va 4º, por delante del de la respiración forzada que iba 2º hacia 2km. Nos chocamos la mano y animamos sabedores de que ambos podemos realizar un carrerón si nada se tuerce.

Desde que giramos se nota mayor fluidez al correr y esto es provocado por la dirección del viento. Entre esto y mi pique con el corredor que me persigue, comienzan a caer kms por debajo de 4 y no soy consciente de lo endiablado del ritmo hasta que el Fore me indica que llego al km 15 - 58:49
WTF!!!!! Esto se me ha ido de las manos y lo voy a pagar seguro. La distancia con el 3º se mantiene, pero de pronto llega aquel famoso km 6 a 3´35, que ahora hay que subir. Lo reconozco, paré a caminar unos segundos en mitad de la cuesta (así lo refleja la gráfica de ritmos) pero al ver que se me echaba encima "mi adversario" y sabiendo que los últimos 5km pican hacia abajo aprieto los dientes y corono la cuesta.

Pasan 10 segundos desde que comienza a chispear, hasta que nos cae el diluvio universal. Los coches salpican charcos al pasar a nuestro lado, ni que decir tiene que por supuesto la carretera no está cortada al tráfico. Pero hoy esto no se me puede escapar. Comienzo a bajar sin frenos. 

Esta es a la sensación que me refería al principio. Ya no por la posición, que obviamente es anecdótica debido al pobre nivel atlético presente, sino por la certeza de que vas a destrozar tu marca y a pesar de ir al límite disfrutas de ese sufrimiento. Sinceramente creo que han sido los 5km más memorables que he corrido nunca. Bajo la intensa lluvia, en mitad de ninguna parte de la campiña escocesa, con la gente animando desde sus porches y terrazas (cubiertas), completo los últimos 5km  en poco más de 18,5´.

Antes de entrar en la pista, pienso en Bea. Sé que esta vez no se lo espera. Quizás podía esperarme entre los 5 primeros, quizás si el clima hubiese acompañado podría incluso haber esperado una MMP, pero llegar tras el ganador, solo 4´después de que cruzase la meta.... NO WAY.

En la próxima haré caso a Steve y me marcaré un JURGEN KLINSMAN

Pocas llegadas las he disfrutado tanto

El Garmin revela que he cubierto los 21020 m en 1:21:43 que me sirven para ser el llegado número 2 de los 48 valientes que completaron la prueba.



La segunda parte estaba claro que era mucho más favorable que la primera. Pero el paso por el km 20 en 1:18:02, indica que
tras el primer 10k en 39:45, he conseguido realizar el segundo 10k en 38:17!!!! Aún no asimilo este dato.

Al poco entra el máquina al que le debo gran parte de la marca. Nos felicitamos mutuamente y entre risas le digo que de no ser porque venía apretando me paro y me siento en el km 16. Me dice que cuando me vio pararme en la cuesta creía que me pillaba pero que fue empezar el descenso y ya le fue imposible. Y para zanjar la conversación, asustando al pobrecillo, sentencio con una de mis adaptaciones del refranero popular español: Well, downhill even the shit rolls!!! El pobre aún debe de estar en Dundee dándole vueltas que le quiso decir aquel español loco gritando y gesticulando en la linea de meta,ji,ji.

Y como no, a los pocos segundos (6´menos que pasado año) entra el gran Steve destrozando también su PB. Definitivamente ha sido un buen día para estos Aberdonian Runners :-)

Like 2 wet chickens

Para acabar el día a lo grande, por primera vez en mi vida consigo un trofeo al ser el primer llegado en la categoría senior. Aún estoy dando gracias de que el ganador fuese veterano... ya que de no haber sido así me hubiese vuelto a Aberdeen sin este simpático reconocimiento.

Las 1000 pounds las acepto también en cheque :-P

Ole ahi!!!

Desde hoy buscas felicidad en Google y sale esta foto 

Y según parece no fui el único español corriendo por Braemar :-)

Una vez  finalizada la "ceremonia de trofeos", Steve tenía que volver a Aberdeen y decidimos quedarnos a comer con Mahmoud y Kim para posteriormente hacer un poquito de turismo por la zona.
Finally we found the river,ha,ha.

Hacia rasqueta

Unas cuestas para soltar patas?

¿Fantasmas?

Coño es verdad, mira uno..

And colorín colorado...


4 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Como digo siempre... Un crack el que ganó,ji,ji
      A ver cuando coincidimos en alguna

      Eliminar
  2. Negativo, negativo, negativo...!!!!

    No puede ser!!! Me lo han cambiado!!! Este no es mi tocayo!!!

    Grande, grande!! Empieza a descansar un poco que te sales el próximo finde.

    Eso sí, por darte un pelín de cera, qué es eso de pararte en una cuestecilla? Sólo corremos cuesta bajo o qué?

    Vamos crack que no queda nada.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Qué te parece? A correr carreras en negativo juego ahora...

      Oye me paro si quiero, a pesar de ello hice la segunda parte 1´30´´ más rápida que la primera así que hoy no me merezco que me des cera :-P
      El domingo veremos... Llevo agujetas que flipas por un puñetero partido de squash que jugué el miércoles y tengo la moral por los suelos :-(

      Un abrazo tocayo

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...