jueves, 19 de febrero de 2015

Where the hell are my butterflies?


Hace ya bastante tiempo, casi año y medio desde que completara por cuarta vez los 42k en Inverness, que no siento las mariposillas en el estómago la semana previa a un maratón.

Esto es debido a que desde que llegué a México, acudo a ellos sin la intención de buscar MMP en cada cita y ello le quita mucha presión al asunto. Si además le sumamos que aquí, por diversas cuestiones, salgo a entrenar mucho menos que cuando vivía en Aberdeen o Madrid y que las condiciones climáticas hacen que ni de lejos pueda mantener los ritmos llevados en Europa, queda más que justificado el porqué no sufro ese estado de nervios tan característico de los maratonianos cuando la competición se aproxima.

Dejando esto a un lado, he de decir que a pesar de ser consciente de que no puedo acercarme a los cronos de antaño y de no acudir tan preparado como debiera, sigo teniendo un espíritu muy competitivo y en cada maratón busco obtener el mejor crono acorde a las circunstancias. Como siempre digo, para ir de paseo está el parque.




La razón de que me apuntase al maratón de Sevilla fue justamente para volver a sentir esa deliciosa sensación cuando se acerca el día D. Y no, no estoy hablando de la prueba de la capital hispalense. Pensaba en Boston el próximo 20 de Abril y en volver a prepararme adecuadamente para buscar un buen crono en el que será, si nada se tuerce, mi segundo Major.

Metiendo Sevilla entre medias, implicaría empezar a pillar la forma desde principios de 2015 y ya con el ultimo arreón de 8 semanas tras Sevilla, alcanzar un nivel aceptable para poder realizar un crono interesante en Boston (aunque MMP ni me la planteo, si creo poder intentar atacar de nuevo las 3h)

Y en esas me hallo. Arranqué con un nivel penoso el 4 de Enero, tras 35 días de parón, intentando hacer 15k @ 4’30’’ y acabé claudicando a los 10k (@ 4’29’’) al borde del colapso (177ppm medias) porque me era imposible mantener ese ritmo.

Y a día de hoy, la verdad ando bastante sorprendido. Resulta que 6 semanas después de ese 4 de Enero, con unos 200km de volumen acumulado, el pasado domingo volví a realizar la misma distancia para comparar y completé los 15k en 58:55 a 164ppm medias ( solo una vez en mi vida había bajado de 1h en los 15k).

A pesar de acumular un volumen de risa, me he pegado buenas palizas dando vueltas a los 300m del parking de los departamentos donde vivo y esto ha provocado que mis ritmos hayan mejorado sobremanera. Haciendo el hámster he completado varios diezmiles - 37:55, 38:54, 38:27 - en semanas consecutivas, que ni en mis mejores tiempos (mucho menos entrenando). También me metí pal body unas 70 vueltecitas de nada para completar un medio maratón sub1h28 sin tan siquiera parar a beber un trago de agua.


Este soy yo en 2015

Y ya para rematar me da por hacer el famoso test de Gavela, en mi querido parking claro está,  el pasado miércoles, y se convierte por segundos en mi mejor Gavela de siempre, superando incluso al que hice cuando conseguí las 2h55 en el Lago Ness en Septiembre de 2013.

Anonadado me hallo :-o

Obviamente soy consciente que aunque ese test diga que puedo optar el domingo a un sub3h, para mi no aplica porque me faltan multitud de km en las patas para tan siquiera planteármelo. Mis tiradas largas han sido dos de 20km, una de 21k y otra de 30. La de 30, que podría ser la más representativa, salió a 4’38’’, muy lejos de aquellas 2 tiradas de más de 30km antes del Loch Ness Maratón completadas a 4’19’’ y 4’09’’ (que a la postre sería el ritmo medio llevado en la carrera).

Bueno, el caso es que siendo este el resumen de la “preparación” llevada, como ha sido la norma en los 8 anteriores, toca hacer el balance de las 12 semanas anteriores al día D (desde el 1/12/14 al 22/02/15). Habrá que añadir, si me da tiempo, una última sesión de 10km tranquilos que realizaré el viernes en el Retiro para soltar patas de cara al domingo. Los datos:



19 sesiones para 251 km - Media Semanal 1.58 sesiones y 20.9 km


Visto esto, hablar de un objetivo para Sevilla no es tarea fácil. 
Por un lado soy consciente de que no he entrenado para ello, pero por otro lado... justo por eso, tampoco tengo nada que perder. Si salgo a 4´15" es obvio que petaré y acabaré perdiendo bastante tiempo en la segunda parte, pero quien me asegura que saliendo a 4’30’’ no ocurra…

Por tanto actuaré, como he actuado en otras en las que no tengo un objetivo claro. Saldré "a lo que salga". Es decir, comenzaré a correr y según me vaya encontrando veré como actúo. Mirándolo en perspectiva, en Berlín ocurrió algo muy similar y dejándome guiar por como me sentía el día D, me salió una carrera muy maja superando por mucho mis expectativas.

Aun así, después de todo lo comentado, sigo sin sentir las mariposillas. A ver si el viernes cuando llegue a Madrid o el sábado en Sevilla, la cosa cambia y puedo volverme a enamorar como la primera vez sin importar que esta ya sea la novena.

La siguiente entrada ya después de la batalla.

Estamos péndulos ;-)


8 comentarios:

  1. Esas mariposas serán para Boston, ahora a disfrutar Sevilla, donde todo todo irá bien,buenos entrenos,sensaciones encontradas y a dejarte llevar por tu cuerpo pero con cabeza.....nos vemos.Un abrazo
    A las 12 h del sábado quedada en al puerta de Fibes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, seguro que para Bostón estaré nervioso. Y aunque la semana previa para Sevilla no he sentido las mariposas, tengo claro que una vez esté en la feria del corredor pillando el dorsal los nervios llegarán y el sábado sí me iré a dormir sintiéndolas en la barriga :-)
      El sábado no podré acudir a las 12 ya que llego a las 14:30. A ver si el domingo me escapo para la foto y puedo poneros cara a unos cuantos

      Eliminar
  2. Niño, nos vemos en Sevilla.... Eso sí, si conseguimos contactar contigo. No se si tendrás el teléfono de Cheve; en cualquier caso, te mando un privado por FB y por el foro con mi número de teléfono.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí hombre sí, esta vez me llevo la sim española, no como en Berlín jeje.
      Nos vemos el sábado compi ;)

      Eliminar
  3. Las mariposas están ahí estimado amigo español, esperando a que te encuentres de lo más tranquilo y campante el día antes del maratón y se multiplicaran y alborotaran como si fuese una fiesta de universitarios en sábado por la noche, la mejor de las vibras desde Ciudad del Carmen, vaya ritmos que te estas mandando, te deseo lo mejor, saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus buenos deseos Mariano. Sí, obvio que a pesar de estar tranquilo esta semana, nada más que ponga un pie en Sevilla y pasemos a Marathon Mode ON los nervios vendran. Seguro que me acuerdo de Ciudad del Carmen cuando ande congelado a 12-14 grados en mitad de la carrera. Nos vemos pronto compa. Un abrazo

      Eliminar
  4. Está claro que te falta volumen, pero esos entrenos indican que estás fino, ahora bien si tu objetivo es seguir entrenando para Boston, lo mismo te viene bien sujetar el genio un poco, jeje. A las 8 en el tunel sur estaremos para hacer unas fotos por si te apetece, suerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya no vi tu comentario hasta volver de Sevilla Miguel. Como verás en la crónica te hice caso y sujete el genio... sobre todo en los últimos 5km jiji. Me hubiera gustado pasarme por el túnel, pero se me hecho el tiempo encima y llegué al estadio pasadas las 8:15 :-( A ver si a la próxima

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...