miércoles, 8 de julio de 2015

Medio Maratón Coatzacoalcos 2015


Largo tiempo sin pasarme por aquí. Tras la última entrada, la de la crónica del Maratón de Boston, pocas cosas interesantes que contar.

Para no hacerla cansada, el resumen es que acudí a dicho maratón con una molestia/lesión en la parte posterior de la rodilla izquierda (seguramente una tendinitis poplítea o de la pata de ganso) y aunque no me impidió completar los 42k, a partir del día siguiente tuve que apechugar con las consecuencias.

Dos meses transcurrieron hasta esta nueva competencia, en los que corrí unos 75k (no en promedio semanal… sino la suma total de las 8 semanas) y alguno más sumado nadando, ya que en Mayo y Junio he estado acudiendo a la alberca para contribuir con algo más al triste promedio en zapas.

Y con este panorama me planté en Coatzacoalcos, primera vez que visitaba el estado de los Jarochos, para volver a colocarme un dorsal tras esos dos meses de parón casi total. Al menos eso sí, llegaba a Coatza sin el dichoso dolor de rodilla que tan amargado me tenía.






Objetivos para la carrera: Visto lo visto, poco ambiciosos podían ser… En mi última media disputada el pasado Marzo en Cambrils (una semana después del maratón de Sevilla) conseguí correr por debajo de 1h24. En esta ocasión bailaría una sardana si consiguiese bajar de 1h30, después de ver mis últimos entrenos de 10k en los que se me hizo un mundo sacar un 42’.

El día anterior recogida del pack del corredor, inspección del recorrido, carga de hidratos tirando de memelas (me faltó probar las famosas “Pellizcadas” que según me dijeron las hacían incluso de huevo :-o ) y a dormir prontito que al día siguiente toca el madrugón padre, sobre todo para los de 21k.

Primera cagada del día, al llegar a la salida no está ni el arco montado. Se supone que iniciar a las 6:00 era para ahorrarnos minutos de sol, ya que la carrera discurre integra por el malecón de la ciudad (10.5km ida y vuelta) sin sombra alguna, y se espera que la temperatura alcance los 30º con una humedad de un 80%. Comprobamos que somos pocos los valientes del 21k, apenas medio centenar de runners esperamos el disparo, el grueso de atletas competirán en el 10k y 5k que inician una hora después.


Tras la interpretación del himno por militares, con media hora de retraso, se da la salida. Yo me centro en mantener mi plan del sub1h30. Esta vez no hay salidas “a lo vigaro” ni cosas por el estilo. Debo centrarme en correr entre 21’ – 21.5’ cada 5km y, visto el estado de forma que presento y la temperatura y humedad presentes, para nada va a ser tarea fácil.

La posición es anecdótica. Siendo tan pocos los corredores y sin haber premios en efectivo, es de entender que ritmos de 4’10’’/km te den para ir en posiciones destacadas de la prueba.



Desde la salida dos chavos se escapan, calculo yo a ritmo de 4’/km. Antes del km 2 pillo al segundo y sigo a mi ritmo sin importarme en absoluto la posición. Se supone, habrá avituallamientos cada 2.5km. En el primero no tomo nada, y sigo a lo mío. Poco a poco voy recortando distancia al primer corredor, y antes de llegar al km 4 le rebaso y paso a conformar la cabeza de carrera. Vale que el recorrido no tiene perdida, pero que menos que una persona de la organización en bici marcando la cabeza de carrera. En fin, ni modo…

De no ser por el Garmin no sabría en que km me encuentro, ya que los marcadores están fatal situados y los cartelitos han sido volcados por el viento en la mayoría de los casos. Llego así al km 5 -21:07 y en este sí decido tomar agua. El puesto de avituallamiento consiste en una mesa de camping con un caja de plástico encima donde se alojan bolsitas rellenas de agua, esperemos que sea de garrafa y no del grifo, para que cada cual se sirva a su gusto. Yo tengo suerte de ir solo y además está llena y no pierdo tiempo, pero será gracioso ver cuando pase el grueso del pelotón.

Sigo manteniendo el ritmo y poco a poco voy abriendo hueco con el segundo. Esperaba el tercer avituallamiento en el km 7.5, pero este no llega. Tampoco en el km 8 u 8.5. Se están luciendo los organizadores por los cojones!!! Casi en el km 9 diviso la mesita con la caja en mitad de la calzada. Tomo una bolsita y al ir a hincarle el diente se abre por el nudo y se cae toda. No puedo hacer otra que parar en seco, regresar unos metros y agarrar otra bolsita porque necesito de veras beber. Llego al km 10 – 42:40 (5k en 21’33’’) y diviso al fondo unas luces intermitentes donde se supone se dará media vuelta.

Como a los 44’ doy la vuelta (según indica el garmin no tendrá los 21.097m ni de lejos) y emprendo el regreso. Miro el relojito y pasa apenas un minuto hasta que choco la mano con el segundo y poquito detrás viene el tercero. Es decir más me vale mantener, porque como pinche, esos 2 min de ventaja se van de volada. Poco a poco me voy cruzando a todos los competidores. La verdad esta padre ir primero, ya que todos te echan porras. Pocas veces he disfrutado de eso en mis carreras.

Bebo agua en el avituallamiento del km 9 donde perdí la bolsita, que ahora es casi el km12, y de haberlo sabido habría pillado 2 bolsas extras para el camino…

Voy tostado, tostado y ya sé que no habrá avituallamiento hasta el km16. Paso el km 15 – 1:03:47 (5k en 21’07’’). Miro para atrás y ya no veo al segundo, con lo que al final parece, salvo que ocurra una catástrofe, que voy a ganar la carrera. Vaya cosas me pasan a mis años,je,je..

Cuando estoy llegando al avituallamiento a 5k de meta, donde los corredores del 10k dan la vuelta para completar su distancia, me encuentro a toda la marabunta. Algún día habría habido agua en esa capazo transparente. Ni que decir tiene que en ese momento ya sé que no beberé hasta la meta.

Tras las muchas chapuzas organizativas esta es la más gorda. Dejar a todos los competidores de los 21k sin agua los últimos 9k, cuando se prometía que iba a haber cada 2.5km es un error imperdonable e injustificable. Además no he visto ninguna ambulancia en el recorrido, después sabría que la que se suponía para la carrera tuvo que salir a tender un accidente externo.

Ni modo pues, echo el resto para al menos tratar de conseguir el objetivo propuesto. Voy al límite, pero me alegra ver que aún estando fuera de forma, los días de carrera nada tienen que ver con los entrenos. Zigzagueando entre la gente del 10k y 5k llego al km 20 – 1:25:13 (5k en 21:26) y sé que está hecho… sobre todo porque la meta está a unos pocos centenares de metros delante.

Ya me huelo, dado que apenas he visto 2 voluntarios en toda la prueba (en el punto de retorno) y puesto que todos los dorsales son del mismo color y solo pone en pequeñito la distancia en una esquina, que no van a saber ni de coña que yo soy el primero de los 21k. Aquí por ejemplo se ve porque sería interesante llevar una bici abriendo carrera. En efecto, tras mi sprint último dando lo que me queda, cruzo la meta tras recorrer 20490 m en 1:27:12 siendo el llegado número 1 de los 41 finishers del medio maratón.



Triste ganar un Medio Maratón y no tener una cintita que cruzar o un reconocimiento del speaker mientras voy llegando. De hecho me quedo plantado bajo el arco con los brazos en alto y la gente me mira pensando que hará el pendejo este. Hasta que me acerco a las dos chavitas con el micro y les digo: Oye por si interesa, soy el ganador de los 21k, jajaja. 

Después de esto, sumado a que descubren por mi acento que soy foráneo (la de caché que debe dar eso a la prueba…), se deshacen en halagos. Vamos, que hasta me felicita el delegado de deportes y me entrevistan de la tele. 


Tras eso ya se ponen abusados y van anunciando la llegada de los primeros lugares de los 21k. 

Cuando por fin en la premiación nombran a los ganadores del 21k, subimos todo contentos a “recoger” nuestro reconocimiento, pero para nuestra sorpresa y decepción, el reconocimiento solo es que nos nombren y la foto. Ni una triste plaquita, ni trofeo que guardar para el recuerdo.


Pues así fue mi última competencia. Quedará en mi recuerdo por el simpático hecho de mi victoria, aunque anecdótica por supuesto, y tristemente por el desastre de la organización vivido.

Algunos dirán que son duras críticas a los organizadores. Nada más lejos de la realidad, puedo tragar con que no haya playera de mi talla o no den ni una plaquita a los ganadores, pero lo que es totalmente intolerable es la falta de agua (por supuesto es obvio que no hubo isotónica) y más aún no existiendo asistencia sanitaria en el recorrido en un día con un calor y humedad tremendo. Ahmm por cierto no era gratis, la inscripción costaba $390.00 MXN (lo que viene a ser 23 euros).


En resumen, que no puedo recomendar esta carrera a nadie que aprecie y espero que se lo piensen bien antes de organizar la próxima y si no tienen la capacidad para ello, mejor le dejen paso a otros que se lo tomen un poquito más en serio.

Aún así mejor ser feliz, que amargarse por factores externos

10 comentarios:

  1. Que pasa nennn!!! cuanto tiempo sin tener noticias tuyas, te pierdes mas que yo y ya es decir...
    Que desastre de organización no??? aunque no sacaremos mucho pecho que por aquí de vez en cuando también la lían y nos dejan sin el líquido elemento.
    Estás que te sales, podio, entrevista, tele, jejeje
    me alegra mucho comprobar que sigues bien y ya veo que sin entrenar mucho sigues fino.

    un fuerte abrazo Vicentillo

    si te dejas caer por los Madriles avisa!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno eso de que estoy bien es relativo.... vérmelas y deseármelas para mantener los 4'15'' en una media tampoco es para tirar cohetes. Pero bueno viendo lo que entreno ya me puedo dar con un canto en los dientes.

      El próximo viaje a España será en Navidades, que ya toca puesto que desde 2011 no ando por la madre patria en esas fechas tan señaladas :-)

      Un abrazo Javivi

      Eliminar
    2. PUes en navidades no se si tiraras para valencia o estarás en Madrid, pero como no avises cobras
      joder que ya toca echarnos unas birras y charlar un rato
      despegao que eres un despegaoooo

      Eliminar
    3. Jiji ya pareces una madre Javi.

      De que paso por Madrid, paso por Madrid, ya que allí llega y sale el vuelo. Ahora bien no sé que día exactos andaré por allá.

      Pero tranqui que los días que esté por allí aviso ;-)

      Eliminar
  2. ¡¡¡¡Un momentoooooooooooooooooooo!!!!

    La segunda parte más rápida que la primera??? Corriendo en negativo???

    Tocayo que te pasa tío?? Me partoooooooo.

    Eres un puto crack, ganando competencias allá donde vas, ahora si que de mayor quiero ser como tú :)

    Entre nadar y esto te vas a poner como un toro, no habrá quien te tosa cuando vengas para acá.

    Espero que estés bien y que no te de mucho la lata esa lesión.

    Un abrazo tocayo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, quieto todo el mundo!!!
      En efecto, en negativo como los buenos y además sin agua en los 9 ultimos km :-o
      Sin un mísero peso de premio, que coño ni siquiera una copita, ser un crack es bien facil.
      Verás "el puto crack" en 2 semanas acá en Carmen donde si dan lana a los primeros . En 2014 17 minutillos de nada me sacó el ganador de la media... XD

      Un abrazo tocayo

      Eliminar
  3. Que crónica tan amena español!!!
    Pues mira que ya se te esta haciendo costumbre eso de ganar carreras!

    Me da gusto saber que la lesión no te causo molestia, nos estamos viendo en el medio maratón local para que te tomes una foto con los delfines de Ciudad del Carmen, abrazo de llegada a meta my friend!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre Mariano tanto como costumbre... jiji ya casi como el café después de la comida.

      En el medio nos vemos my friend, pero mira si estoy para el arrastre que no me he atrevido a apuntarme a los 21k. Solo haré los 10k, aunque luego seguramente haga la segunda vuelta acompañado a alguien :-)

      Un abrazo compi

      Eliminar
  4. Me la estaba planteando, pero visto lo visto..... Viene bien saber como se hacen las cosas en otros lugares del mundo, las buenas y las malas, que aquí en España también se hacen pifias.
    Por lo demás, gran tiempo pese a todo, y es que ya sabes que el efecto dorsal hace mucho, y las carreras nada suelen tener que ver con los entrenamientos.
    Enhorabuena, aunque sin trofeo tienes una victoria en el palmarés, y eso es lo que cuenta.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaa, ¿te la estabas planteando? Aún no canceles el billete de avión, que les voy a informar de tu participación y una vez que sepan que viene el gran yonhey desde España, seguro que se ponen las pilas y el año próximo la organización es perfecta :-)

      Como nooo, El trofeo es lo único que cuenta !!! y es lo que te recuerda que un día pisaste un podio, de aquí a unos años este gran triunfo caerá en el olvido XD

      Un abrazaco compi

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...