martes, 20 de octubre de 2015

XXXVIII Chicago Marathon 2015


A día de hoy se celebran cientos de maratones a lo largo y ancho del planeta. Unos estarán mejor organizados, otros peor, algunos te dejarán buen sabor de boca y a otros prometerás no volver nunca. Pero cuando disputas uno de los 6 que han sido galardonados con la categoría Major, puedes estar seguro que no volverás decepcionado a casa.

El Maratón de Chicago ha superado por mucho mis expectativas, no solo por la organización del evento deportivo en sí, sino también por la preciosa e interesante ciudad donde se celebra y la maravillosa compañía de la que he disfrutado durante la estancia de 5 días en la capital de Illinois.

Desde la crónica del maratón de Chiapas nada ha aparecido en el blog hasta esta entrada. Obviamente con solo 1 mes más de margen, y sobre todo conociéndome, poco más he afinado para este. El resumen de los km acumulados en las 12 semanas previas a Chicago ha quedado tal que:


34 sesiones para 382km

Puede no parecer mucho, pero si lo comparamos con la anterior preparación donde no llegué a 300km, y sumado a que el maratón de Chiapas fue durísimo debido a la orografía y climatología, en principio podría esperar limar en Chicago unos minutillos al crono de Tuxtla sin mucha dificultad.

Aunque como siempre hay un "pero"... Esta vez, todo se centraba en mi panza. Desde el martes llevaba padeciendo molestias estomacales serias con lo que ello conlleva. No sé si debidas a algún virus agarrado por comer en un puesto callejero, o seguramente lo más probable por nervios o estrés (no precisamente por el maratón al que acudiría sin presión alguna). El caso es que los días previos no me alimenté como debiera y realmente sí notaba cierta debilidad de cara a la gran cita.

Salgo de Cd del Carmen el viernes y un viejo amigo me acoge en su depa del DF. Grande Pablo, un gustazo ponernos nuevamente al día desde el Maratón CDMX 2014. 

Vigaro vs Siri en la Cibeles :-)

Como no podía ser de otro modo, encontrándome ya mejor del estómago, salimos a cenar y a echarnos unas chelas y nos pusimos finos. Craso error!!, a las 4:30 ya estoy despierto y estrenando el baño de Siri. Al final, lamentablemente, va a ser que no está la tripa al 100%. Ni modo, a Chicago toca partir y hay que correr un maratón al día siguiente.


Llego a la feria del corredor directamente desde el aeropuerto sobre las 14:00 y, sin entretenerme mucho, de ahí al centro a encontrarme con mis compis españoles que también van a correr el Major. Una alegría compartir alojamiento (pedazo de apartamento gestionado por viajes Melchorito) y viaje en general con tan buena gente: Melchor y Gabi, Nico y Mari, Jaime y Victor. 

Además en otro depa también están otros 2 amigos que correrán el maratón (Carlos y Jorge) con sus mujeres y otro matrimonio de amigos que les acompañan. 

Desde Pizano, donde nos encontramos, nos vamos directos a casa para tomarnos tranquilamente unas cervecitas en el jardín, cenar pasta e irnos prontito a momi, que el madrugón del domingo también va a ser serio.


A las 6 de la mañana nos encontramos con Charly en el metro y ponemos rumbo a la salida. Mañana fresquita, aunque obviamente yo la siento más al no haber visto el termómetro por debajo de 20ºC en los 2 últimos años, al llegar a la salida que se sitúa en el mismo lugar que la llegada: Grant Park.

Ambientazo en el parque, como para no haberlo con unos 45000 corredores. En la entrada a los corrales, donde ya nos quitamos la ropa de abrigo para dejársela a las chicas, un español que andaba entre el público, al escucharnos se nos acerca para interesarse por nuestros objetivos. Tras una animada charla con nuestro amigo (luego me soplaron mis compis que ese desconocido majete era Antonio Serrano), ya nos despedimos y partimos hacia la búsqueda de nuestro corral.


De los 6 maratonianos que andamos hacia la linea de salida (Jorge saldrá después en la segunda oleada), 5 tienen claro su objetivo para la carrera. 

- Jaime: También conocido como el minikeniata blanco, su objetivo es claro. Bajar de las 2h45, y viendo la preparación que ha llevado, lo disciplinado que es y la cabeza con la que corre, no nos cabe la menor duda que alcanzará su objetivo.

- Melchor: Que decir de este tío. Comenzó a correr maratones un mes antes que yo (Octubre 2011) y este va a ser su número 45 :-o  Es un superdotado para esto del running, podríamos escribir un libro con las burradas que hace inalcanzables para el resto de los mortales. La única "tara" que tiene, es que detesta sufrir. Pero esta vez, tras presionarlo todos al ver lo bien que está de forma, ha decidido salir a buscar MMP y de paso bajar de 2h58 para obtener el pasaporte para el Maratón de NY. Para ello contará con la ayuda de una liebre de lujo.

- Victor: La liebre de Melchorito. Un máquina que teniendo 2h41, correr a 2h57 puede hacerlo mientras baila una sardana. Gran labor y responsabilidad intentar llevar a alcanzar su objetivo al corredor del grupo que más veces a hecho de liebre para ayudar a amigos.

- Charly: Otro con las ideas claras. Bajar de 3h10, lo cual sería MMP por más de 2 min, y con ello conseguir el tiempo de clasificación para Boston. Se ha preparado a conciencia y también va a correr con cabeza para conseguirlo.

- Nico: Sin duda alguna la estrella del grupo, el espejo donde mirarnos todos. Está hecho un chaval y, a sus 66 primaveras, se presenta en Chicago después de haber corrido el Maratón de Berlín 2 semanas atrás. Con dos cojones, 2 Majors en 14 días. Y no os creáis que va ir despacio, busca nuevamente meterse en 3h5X como ya hizo en Alemania.

Y solo queda el que no tiene claro, como suele ser costumbre, a que salir en el maratón que a punto está de iniciar. Además, en este no me vale eso de comenzar a correr y solo centrarme en no pasar de las 160-165 ppm, y que salga el ritmo que salga, ya que el pulsómetro se me quedó sin pila y correré "a pelo". Obviamente con quien más me cuadra salir por ritmos es con Charly. Aunque veo difícil poder mantener el 4´30´´ toda la carrera, en principio iniciaré con él y de tenerme que descolgar, me despediré, le desearé suerte y tan felices.


Llegamos a nuestro corral y a por el pis del miedo antes de entrar por la valla. Si eres chico no tienes mucho problema en ir a aliviarte a uno de los arboles que hay, pero si eres chica (aunque algunas parecía no importarles mucho) o tienes que hacer algo más que un pis, sí es una putada porque las colas de los WC son kilométricas. Yo no llevo la tripa muy allá, pero tampoco me importa mucho tener que parar en carrera. Por tanto, tras escuchar el himno, entramos finalmente en el corral y, tras despedirnos, cada uno busca su posición. Yo, como comentaba, me quedo con Charly y a ver que sale.

Se da el pistoletazo y tardamos poco más de un minuto en pisar la alfombra. Al ser la calle tan ancha se corre bien desde el principio. El ambiente es increíble y las porras de la gente espectacular. Nos meten por un túnel al poco de iniciar y el GPS pierde señal, también a veces da valores erróneos al correr entre rascacielos tan altos. Debería haber hecho como Charly y poner autolap cada 5k en vez de cada 1k. Como siempre, indicaré el tiempo del chip facilitado por la organización que es el real.

No recuerdo en que km exacto, pero al poco de comenzar vemos a Gabi y Mari con un cencerro y agitando la bandera de España, lanzándonos los primeros ánimos de la carrera. Gracias chicas!! Pasamos el km 5 - 22:06 y seguimos a la marcheta corriendo con un clima perfecto por un recorrido genial. Aunque no es un Sevilla o un Valencia, tiene alguna rampita suave, no hay derecho a quejarse del perfil de la ruta. 

Seguimos sin novedad y pasamos el km 10 - 44:13 (5k en 22:07). Bueno, sí hay una pequeña novedad, ya que desde antes del km 9 la panza empieza a hacer de las suyas. Era lo esperado, así que no me agobio. Además hay WCs cada par de millas. 
De patas y caja a estos ritmos voy cómodo y podría aguantar con mi compi un ratito más, pero lamentablemente he de parar nuevamente en un maratón a soltar lastre. Pasando el km 15 - 1:06:18 (5k en 22:05) me despido de Carlos, deseándole que consiga su objetivo y en el siguiente WC que encuentro paro a hacer mis cositas. La verdad es que la experiencia es un grado, y también en esto voy perfeccionando la tarea y siendo más eficaz. Paso de ir cubriendo los km en 4:25/30 a realzar este en 5:12. Como suele decirse, los 45 segundos mejor invertidos en mi vida atlética, jiji. Nada más salir por la puerta veo pasar a las liebres con el cartelito de 3h10. En un pis pas las dejo atrás metiendo un par de kms a 4:10. Viendo que me estoy flipando, levanto un poco el pie y llego al km 20 - 1:28:48 (5k en 22:30). 


Cruzando el puente de W Adams St, pasamos por la Union Station (lugar donde se rodó la mítica escena del carrito de los Intocables de Elliot Ness) y un poquito después vuelvo a ver a nuestras animadoras dándolo todo. Paso en esos momentos la Primera Media Maratón en 1:33:37 y creo distinguir a Charly en la lejanía entre los corredores. Le calculo sobre unos 15 segundos por delante de mi (13´´ eran exactamente) y a partir de ahí me centro en seguir el ritmo manteniendo la referencia visual.

Pico el km 25 - 1:50:47 (5k en 21:59) y pruebo a tomar un gel, rezando para que no me haga parar de nuevo. Llevo ya a Charly solo unos metros por delante de mi, pero no quiero pillarlo. Veo que va con sus cascos clavando los ritmos y no quiero desconcentrarlo quedando tanto por delante. Los 4:25/30 me valen, así que me quedo chupando rueda sin que él lo sepa.


Sorprendentemente voy bien de fuerzas y el estómago no se queja, pero empieza a gestarse el problema que siempre sufro en la parte final de los maratones que no he entrenado como toca. Conozco de sobra la sensación. Es el colapso muscular, que acaba manifestándose como calambres. Esta vez la lotería ha tocado a los gemelos. 
Como lo empiezo a ver venir, me tomo 2 pastillas de sal que me dio Victor el día anterior en la cena. Aguanto bien hasta el km 30 - 2:13:00 (5k en 22:13).

Sigo yendo pegado a Charly y fantaseo con aguantar el ritmo y poder llegar con él a meta. Pero no quiero todavía avisarle de mi presencia. Será gracioso cuando vea al acabar el reportaje de marathonfoto conmigo a rebufo tantos km. 
Sigue concentrado clavando los ritmos y me alegro muchísimo, porque salvo catástrofe va a conseguir su objetivo.


Yo empiezo a pasarlo mal. A pesar de mantener el ritmo, km 35 - 2:35:20 (5k en 22:20), los gemelos van al límite y tengo que acortar sobremanera la pisada para evitar el calambrazo. Me tomo otro gel para ver si algo ayuda. Viendo al fondo el cartel de 3miles left, decido que ha llegado el momento de contactar con mi compi finalmente, tras habernos separado 22km atrás. Me pongo en paralelo a él sin que se dé cuenta y suelto una chorrada del tipo: Pues no ha sido para tanto al final esto, 3 miseras millas y otro a la buchaca.

Se alegra al verme y ahora sí que es momento de darlo todo en los últimos 5k. Él también va ya justito, pero conseguimos aguantar sin que se nos vaya mucho el ritmo. Llegamos al km 40 - 2:58:25 (5k en 23:05). Una pasada la recta de S Michigan Ave, atestada de público con un griterio ensordecedor. De hecho por un momento, me emociono alargando la zancada y a puntito estoy de ganarme el premio gordo, pero afortunadamente acorto nuevamente el paso y cargo sobre la pierna derecha, evitando así el espasmo muscular. 

Viendo el paso del km 40, queda claro que tenemos que luchar por el sub 3h09, mejor pillar colchoncito para Boston :-) Gracioso que la rampa más dura de la carrera sea casi en el km 42, pero con la adrenalina del momento nos la zampamos y disfrutamos totalmente de la recta de meta. Pedazo de maratón que nos hemos metido pal body.


Con la tontería ha salido la Segunda Media Maratón en 1:34:48 (no doblando pero casi), lo que me lleva a completar los 42195 m en 3:08:25 que sirven para ser el llegado número 1334 de los 37397 finishers de este gran maratón.

BQ incluso en neto my friend :-)


Es gracioso como vas corriendo bastante kms a 4:30 con los gemelos al borde de la contractura y consigues aguantar, y en cambio al parar, abandonando por fin el esfuerzo, los muy c...  consiguen lo que estaban intentando durante tantos km. Afortunadamente un par de voluntarios me sirven de apoyo y en el momento que estiro un poco, todo queda en un susto y aunque me da la rampa no llegan a subirse, ni a amargarme la llegada.

Just 2 happy guys

Ahora toca ir al Meeting Point a encontrarnos con la banda. Como siempre ocurre, hay diversos resultados y sensaciones. Pero sea como fuere, todos y cada uno de nuestros compis lo dieron todo y llegaron a meta, por tanto merecen todo el reconocimiento y admiración:

Jaime se cascó 2h43 clavadas, objetivo cumplido con creces, siendo el primero de los casi 220 españoles que corrían en el evento. ¿Dónde estará el techo de este máquina?

Victor y Melchor se trajeron un 3h05, y aunque el segundo estaba un poco decaído por no haber conseguido las 2h57, es de admirar que saliese a intentarlo y aguantara el ritmo hasta pasado el km 28. Luego supo gestionar bien la carrera para no petar duramente y con ello consiguió la 3ª mejor marca de sus 45 maratones, lo cual no está nada mal.

El gran Nico tuvo la mala fortuna de sufrir calambres a partir del km 17 (en realidad fue una rotura de fibras). Buscaba sub 4h y aún con los contratiempos se vino a casa con 4h11, que es increible habiendo corrido 25km con una rotura fibrilar. Admirable lo de este superhombre.

Por último Jorge, nos hizo esperar un poco al extraviarse desde la meta hasta el meeting point, pero finalmente llegó radiante con su medalla al cuello, sumando este espectacular Major al CV.

Aquí ya no hacía el fresquito de la mañana


Una vez finalizada la parte atlética, ya solo queda disfrutar de la ciudad y el turisteo los 4 días restantes hasta el vuelo de regreso. Y ciertamente nos esforzamos en que así fuera.















Resumiendo, que está bien eso de correr un maratón como excusa, pero lo que me quedará para el recuerdo es el grandísimo viaje en compañía de gente de primera. A ver cuando montamos otra de estas chicos...

Fotillos: De toda la banda y rateando las de marathonfoto

14 comentarios:

  1. Envidiaca, casi más por el finde en sí que por la maratón, que también, una major al otro lado del océano parece más incluso.
    Enhorabuena, no has sufrido tanto, o al menos no has transmitido tanto sufrimiento como en otras crónicas, y es muy buen tiempo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Je,je,je. Si la verdad es que el maratón estuvo chulo, pero lo que realmente mereció la pena fue el viaje.

      En efecto no he sufrido tanto como otros. Quitando los amagos de calambres, he podido mantener el ritmo bastante bien sin padecer sobremanera. Obviamente ha tenido que ver las condiciones perfectas de ruta y clima y por supuesto que tampoco me cebé demasiado en la primera media. De haberla pasado en 1h30, seguro habría llegado arrastrándome. Tendré que plantearme correr más maratones de este modo.

      Un abrazo crack

      Eliminar
  2. Envidia de la negra, de la mala... ¡¡¡Enhorabuena por ese pedazo de maratón!!! Y claramente, en el seguimiento que hicimos ese día se "notó" la parada técnica, y cómo a continuación de ella fuiste a la caza de Charly... A ver si coincidimos en alguna de tus visitas a España y te felicito de manera adecuada. ¡Tio grande, abrazos y arrumacos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que en el seguimiento alguno se creería que la perdida de tiempo respecto a Charly después del km 15 era porque salí a lo vigaro y había petado jajaj.
      La verdad es que el mantener el ritmo se lo debo a Charly ya que al tener la referencia visual me concentré en eso por muchos km.

      Pues ahora estoy en España (En Requena), pero a los Madriles seguro iré dentro de poco. Por supuesto avisaré y a ver si nos echamos una cerves. Unos kilómetros contigo no me atrevo, que estás más fuerte que el vinagre y si intento seguirte reventaré como un sapo .

      Un abrazaco

      Eliminar
  3. fenomenal vicen!!! cuando quieras sevilla? N.YORK?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sevilla ya la he hecho y de momento no repito maratones.

      Nueva York?? Compro, compro :-)
      Solo un detallito. No soy tan máquina como otros... de tener la marca de clasificación. Por tanto cruzaré dedos para la lotería, porque por agencia paso de pagar el pastón que piden

      Nos vemos prontito supercrack. Espero que la pata vaya mejor.

      Eliminar
  4. Ostia!!!!! que gozada de maratón y que buena compañía con tanto forofo junto!!!! me alegra enormemente que hayais disfrutado tanto y por supuesto buena marca como siempre, lastimas esos amagos de calambres.
    un crack Vicen,
    abrazaco tio!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Javivi,

      Sí la verdad el viaje estuvo guapo y la ciudad se sale.
      Bueno lo de los calambres lo tengo asumido, es lo que toca cuando me presento a los maratones con una falta escandalosa de km y tiradas largas. Para que no me pase, lo tengo fácil y está en mi mano jiji

      Un abrazo socio

      Eliminar
  5. Vicen, ha sido un verdadero privilegio compartir esta maratón con un tío tan grande como tú y con esta expedición tan guapa. Ya sabes que me muero de ganas por volver a correr juntos otros 42.195.
    Espero verte más pronto que tarde!!!! Un abrazo, hermano!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El placer ha sido mio por compartir este viaje con todos vosotros, me vino perfecto para desconectar y recargar pilas.
      Pronto coincidiremos nuevamente en un maratón, en mes y medio nos volveremos a encontrar en Castellón, aunque para esa fecha lo mismo tý ya te has metido 3 o 4 maratones más para el body.

      Eres un crack y siempre lo serás. Un fuerte abrazo my friend ;-)

      Eliminar
  6. Bueno qué pasa.....¿? Me estoy perdiendo algo no? Esos nervios y tensión que decías eran por algo.

    Y respecto a la carrera, parece que correr con cabeza no es malo no? :):):)

    Me alegro un montón que acompañaras al grande de Carlitos, es un tío muy grande y currante....bueno aunque con los putos cascos no te hace ni caso :):)

    A ver si es posible que nos veamos y nos ponemos al día.

    Un abrazo tocayo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejej, sí tocayo, no se te pasa una. Ya en la nueva entrada que acabo de publicar viene todo explicado. En efecto los nervios eran por los preparativos de vuelta a España, incluidas por supuesto las despedidas.

      De la carrera ya ni me sorprendo. Me debo de estar haciendo mayor y cada vez se me hace más duro salir a saco para después arrastrarme en la parte final. Sale casi más a cuenta guardar algo en la primera media XD. Charly es un tío grande y de verdad se merecía el carrerón que hizo. Hacer MMP y encima conseguir el Boston Qualifying tiene que ser la pera,jeje.

      A ver si voy pronto a los madriles y sí nos ponemos al día, que ya va tocando.

      Un abrazaco crack

      Eliminar
  7. Aúpa Vicen¡¡
    Había leido ya la entrada hace un tiempo, pero no había tenido tiempo de dejarte unas lineas¡¡¡
    PEDAZO DE VIAJE¡¡¡¡¡ del que he tomado buena nota para el año que viene¡¡
    Lástima que no cuadrara la cosa para haber ido este año, menuda tropa de gente de bien que os juntasteis¡¡¡
    Un abrazo compi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ei Nano,
      Sí la verdad es que el viaje estuvo guapo. Una lástima que no te cuadrara para venir. Pero tranqui que conforme está el tema de expediciones de los FFDR, seguro que el año próximo no marchas silo a Massachusetts.
      Un abrazo crack

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...