martes, 9 de febrero de 2016

Maratón Vía Verde de Arganda 2016


No voy a negar que disfruto corriendo grandes maratones, siempre que estén bien organizados, con miles de participantes. Eventos de este tipo ofrecen cosas que valoro, como animación elevada debido a la gran afluencia de público, circuitos propicios para marca, posibilidad de hacer turismo en la ciudad donde se celebra, etc. 

Pero también es muy común que salgan a relucir características que no me gustan tanto. Sirva de ejemplo los precios prohibitivos o un trato al corredor deficiente (lo que más me molesta). Es por ello que disfruto de igual manera, incluso más, acudiendo a maratones pequeños, humildes, donde la norma común (aunque fallen en pequeños detalles organizativos) sea el cariño con el que se trata al corredor.

De hecho, si tomo como referencia mis 16 maratones y 3 ultras, en más de la mitad de ellos los llegados a meta fueron menos de 500 corredores.

A este me inscribí por la cercanía a Madrid y porque había oído buenas críticas respecto a la organización de las 2 ediciones anteriores. El precio no lo puedo criticar, porque nadie me puso una pistola en la cabeza para que me apuntase, pero sí puedo expresar mi opinión y la verdad que los 50 pavos (inscripción+bus) me parecieron algo elevados para ser una carrera donde no existe siquiera la necesidad de policías (si acaso alguna unidad en Arganda) que corten el tráfico.

Como su propio nombre indica, el recorrido discurre por una Vía Verde, que junto a otras 4 pruebas conforman un circuito nacional. En este caso para los 42k (también se celebra un 21k y 30k partiendo de Morata y Perales respectivamente) salimos de Carabaña  para llegar a la pista de atletismo de Arganda del Rey.

Viendo el perfil se entiende que no es un maratón para marca XD

Afortunadamente, a pesar de ser menos de centenar y medio de atletas, también participan varios compis, por lo que la jornada atlética será mucho más amena.

Manu, Capi, Rober Patxi, Pedro, Vicen y Carlos

Mención especial al grupo compuesto por el Blind Runner y sus 3 Guides. Su objetivo: Que Rober se saque la espina del maratón de Berlin 2014 donde, junto a Patxi que lo guiaba, se tuvieron que retirar en el km 15 debido a una torcedura. 


Tras dejar el coche aparcado en Arganda al lado del estadio, partimos en autobús a Carabaña y a las 9:00 se da la salida a los corredores que participaremos en la distancia de maratón.

Mi estrategia de carrera la tengo clara. Como ya comentaba en el resumen de entrenos, acudo con isquio y piramidal derechos tocados, pero tengo claro que si tienen que petar, petarán de igual manera salga a ritmo de 3h o 3h30. Por tanto, aprovechando la primera parte favorable, mientras que de caja vaya bien, saldré alegre para ir ganando colchón de cara a la subida a la cementera, donde me sé que me caerán minutos irremediablemente. 

Al ser tan pocos corredores, los ritmos sobre 4´10´´/km dan para ir bastante delante en el pelotón. Quitando los 3 corredores punteros que salen disparados tras el pistoletazo, voy junto a otros 3-4 corredores en el grupo perseguidor.

A pesar del fresquete inicial, ha salido el sol y el viento respeta de momento, por lo que llevo un ritmo majo sin mucho problema. Ya quedándose un par de corredores, marcho 6º junto a otros 2 corredores del club de Arganda. Pasamos el km 5 - 20:28, una ida de olla pienso al mirar el reloj, pero es eso y seguir con mis 2 compis o descolgarme y continuar solo.

Junto a un corredor del club local y su colega en bici que no paraba de animar (un crack)

Afortunadamente uno de los corredores de Arganda va más fuerte y se nos marcha. Me quedo compartiendo cadencia con el otro corredor relajando un poco el ritmo. Pero conforme nos vamos acercando a Tielmes, veo que el ritmo se ralentiza sobremanera y decido mantener el mio, dejando atrás a mi socio. Paso por Tielmes en el km 10 - 41:40 (5k en 21:12), y sigo yendo cómodo. El clima acompaña y la orografía, a pesar de tener pequeñas tachuelillas, sigue siendo favorable.


De Tielmes a Perales, la Vía Verde discurre por una llanura, y de repente sin previo aviso aparece lo que rogábamos que no apareciese en toda la carrera (ya había leído que al año anterior dio mucho por saco). El calor, frío, lluvia, te pueden complicar bastante una carrera, pero el viento.... ayyy el viento, nunca había vivido en un 42k unas rachas de esa intensidad. De golpe y porrazo ya voy 15" más lento por km que unos minutos atrás.

Toca apretar dientes, confío en que desaparezca después. Pico el km 15 - 1:03:02 (5k en 21:38).

Los avituallamientos están muy bien surtidos. Hay de todo menos geles (aunque ya lo avisaban). Yo solo llevo 3 sobres de magnesio, si necesito energía extra probaré esta vez con la fruta unos kms después. De momento solo bebo agua e isotónica cada 5k.


Me reclama la vejiga, así que sobre el km 17, coincidiendo con la llegada a Morata, paro a echar un pis rápido. Aún con ello no me pilla mi perseguidor, en cambio yo sí tengo referencia visual con el 4º clasificado, que por lo que parece también está sufriendo con el viento.

Lucho por mantener el 4´15´´ sé que no debiera, pero soy un cabezón y me obligo a pasar la media en un crono similar a Castellón o Tarragona, es decir, por debajo de 1h30.
Afortunadamente el isquio está respetando, pero ya empiezo a sentir acartonadas las piernas como consecuencia del ácido láctico acumulado. Arribo al km 20 - 1:24:37 (5k en 21:35). Según el Garmin, aunque siendo la distancia real sería un minutillo más, completo la Primera Media Maratón en 1:29:20


Voy recuperando distancia al corredor que me precede y justo cuando dejamos atrás Morata sobre el km 24, en un repecho durillo, lo veo detenerse a caminar. Llego a él y tras animarle a seguir, arranca nuevamente. Me alegro sobremanera, no por poder superar a un "adversario" y ponerme 4º, sino por poder tener compañero de fatigas para la dura subida a la cementera.
Ralentizo el ritmo porque voy también fundidísimo y compartimos unos minutos de charreta. Como dice el refrán: Mal de muchos... Ambos nos hemos excedido en el ritmo, y ahora nos lamentamos de que el viento nos ha machacado. 
Dejamos atrás el km 25 - 1:47:17 (5k en 22:40) y poco a poco la charla se esfuma. Muchos ciclistas nos animan por el carril contrario, a otros parece jorobarles que les estemos ocupando la mitad de la Vía, en fin como siempre de todo en todos lados...

Esa ralentización del ritmo hace que el otro corredor del club de Arganda, nos levante las pegatinas. En un ataque de valentía e inconsciencia decido intentar seguir a la liebre, pero va mucho más suelto que yo.
La subida interminable, junto con el fortísimo viento que sopla, termina de destrozarme y en el km 28 ya no soy persona. Paro a caminar y espérate... que la subida dura hasta el 32.

Además de las piernas como tablas, empiezo a sentir una sensación que pocas veces experimento en maratones. Me entra un hambre atroz. Se van a enterar los del siguiente avituallamiento. Me giro y veo como viene un corredor (otro distinto al que dejé atrás hace un rato) como un rayo. Me adelanta y zoquete de mi intento seguirlo, pero al plantarme en el km 30 - 2:11:58 (5k en 24:41) decido parar y darme un homenaje al llegar al avituallamiento. Los voluntarios se quedan flipando: me zampo 2 trozos de plátano, naranja, fruta deshidratada, uva, una chocolatina y un puñado de ositos de gominola, además de 2 vasos de aquarius y otro de agua con el magnesio. Alee, con ello el km 31 se me va a 6´, pero ha merecido la pena.


Por fin alcanzamos la cementera y comienza la bajada a Arganda. Sorprendentemente, el festín me ha sentado de lujo y a pesar de la pesadez de patas comienzo a aumentar el ritmo. Dejo atrás el km 35 - 2:36:54 (5k en 24:56).

Al fin llegamos a la última recta de la Vía Verde que acaba en Arganda. Se hace durísimo por el vientaco. Consigo mantener el tipo, pero sobre el km 38 vuelvo a caminar nuevamente. Hace rato estaba viendo como se me echaba encima el corredor, que en estos instantes me deja atrás a la velocidad del rayo. Supermajo intenta animarme a que le siga y me dice que no queda nada. Arranco e intento ir tras él, pero hoy no es mi día de seguir liebres jaja. Vuelvo a parar a caminar en la cuesta del hospital y al volverme distingo otro corredor que viene como un misil.

No es que me vaya la vida en acabar 7º u 8º, pero el tema es que hay trofeos por categorías y el chico que viene, con un mono de triathlon, lo reconozco por haber compartido zancadas al principio de la carrera. Estoy casi seguro que debe de tener entre 30-40 años, y por tanto compartimos categoría.
Decido pues, dar lo poco que me queda y dejarme a piel para que no me sobrepase. El GPS indica que paso el km 40 - 3:00:29 (5k en 23:35). Aprieto a muerte, volviendo a correr a 4´15´´ , y como consecuencia de ello recupero distancia al compi que me pasó en el 38, teniéndolo a tiro de piedra con la entrada del estadio al fondo. Pero ya no hay para más, él tampoco es cojo y sube también una marcha en el tramo final con lo que la posición no varía.

Cruzo así contentísimo la meta tras recorrer 42195 m en 3:12:25 que me permiten ser el llegado 7 de los 131 finalistas del maratón.



Viendo el gráfico de ritmo, se puede observar lo bien que me lo pasé en la 2ª media jiji

Al final resulta que los 3 primeros clasificados cuentan como absoluta y es a partir de ellos cuando premian las otras categorías. Y para mi gozo el 4º, 5º y 6º tienen entre 40-50 años, por lo que:

Más feliz que una perdiz junto al corredor que me apretó las tuercas los 2 últimos km

Con Manu, que se la tomó de tranquis para inciar la preparación del GTP

Tras un par de cervezas y una longaniza enorme con alioli, que me sienta fatal al estómago, me preparo para ver llegar a los 4 mosqueteros.

Al final, sufriendo como casi todos sufrimos en tan desapacible día, ingresan juntos en la pista protagonizando una emotiva entrada los 4 en meta.

Que grande Rober sacándose la espinita y sus superguías!!

Después ya  a comentar la jugada, risas, más cerves, algo de picar y a casita reventado como si me hubiese pasado un tranvía por encima XD. Vamos lo típico de un día de maratón


Una gozada compartir el día con tan buena gente


La siguiente el 4 de Marzo en Toledo, seguro que no me decepciona tampoco y se hará también durilla por el aspecto psicológico (75 vueltas a un circuito de poco más de 0.5km). Esperemos que el viento esa vez se quede en la cama y no haga acto de presencia.



15 comentarios:

  1. ¡¡¡Qué buena crónica, Vicen!!! Y muchísimas gracias por las flores...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Flores? Pues agárralas fuerte no se las vaya a llevar el viento XD
      Un placer compartir jornada maratoniana como siempre.

      Nos vemos pronto;-)

      Eliminar
  2. Como pego de duro el aire, mi grafica del garmin es muy parecida.
    Felicidades y un placer el reencuentro!!!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí Manu y supongo que la de muchos será parecida a la nuestra.
      Un gustazo verte nuevamente también.
      Suerte con la preparación del GTP.

      Un abrazo

      Eliminar
  3. Joder, si a mí me pilla ese aire seguro que me largo a casa en cuanto pueda, me parece que es lo peor que puede haber en una carrera, y pese a eso sacaste muy buen tiempo, podías haberte parado a comer un par de minutos más incluso.
    Enhorabuena por la carrera y el podio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Corriendo todos los maratones y ultras que tú haces, seguro que en alguno te has encontrado con vientaco y me da que no te has ido a casa en ninguno jeje.

      Si me llego a parar un poco más me quedo fuera del podio. El segundo llego apenas un minuto detrás mía y el tercero apenas 5.

      Un abrazo crack

      Eliminar
  4. pero leches!!!! otro maratón mas???
    macho macho estas que te sales
    leo una crónica de un maratón y cuando todavía la estoy saboreando ya te has cascao otro!!!
    Enhorabuena por la carrera máquina bueno y por ese podio!!

    jijiji que crack!!
    un abrazaco niño

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jiji, le he pillado el gustillo. Llevo 6 en 6 mese y estoy inscrito ya a 4 en los próximos 3... veremos si logro acabarlos todos.

      A ver si nos vemos pronto en alguna carrerita y nos echamos unas birras que ya tocan.

      Un abrazo nano

      Eliminar
    2. otras cuatro mas???'
      amos no me jodas!!!
      pero tronnnn que bicho te ha picado a ti??
      gensanta tas como una cabra jajaja

      Eliminar
    3. Jiji sí ya ves, es que ahora aprovecho que tengo mucho tiempo libre y maratones cerca baratillos.

      Así compenso para cuando no me sea posible hacer más que 1 o 2 al año por las obligaciones ;-)

      Eliminar
  5. Grade Vígaro!!! Suma y sigue... ya 16!! No hay quien te coja, y encima subiendo a lo más alto del cajón en tú categoría. Todo ello sin renunciar a tú estilo de salir a lo Vígaro, jajaja. Menudo crack. ENHORABUENA.



    Saludotes!! Cri cri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejej. Gracias Dani. La idea no es que acabara siendo otro a mi estilo, pero el viento y la cuestaca ayudaron a que fuera un "a lo vigaro" de libro XD

      Un abrazo

      Eliminar
  6. Te estás haciendo un coleccionista, además sin repetir. Pues miraté el de Badajoz en marzo, bueno, bonito y barato.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que ya dentro de poco comenzaré a repetir, pero no sé cuando jiji.

      Badajoz ya está mirado y apuntado, lo que pasa es que cae a la semana siguiente del de Toledo y 2 maratones en 2 semanas consecutivas no sé si podré hacerlo. Pero por intentarlo no va a quedar ;-)

      Eliminar
    2. Piensa que en lugar de 7 días tendrás 9 de descanso, porque Toledo es viernes. Yo lo haré en Barna.
      Saludos joven campeón.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...