lunes, 30 de mayo de 2016

XXXVII Carrera del Agua 2016


Parece que fue ayer, aunque ya ha llovido bastante, cuando realizaba mi tercera crónica del blog. En dicha prueba conseguía por segunda vez en mi vida bajar de los 40´ en un 10k: La Carrera del Agua 2011

Cinco años y más de 140 carreras después, lamentablemente, mi objetivo para la carrera de este año no podía ser mucho más ambicioso que el de aquella ocasión.

Y es que, viendo el estado de forma que presento actualmente, de no haber sido porque acudirían varios compis de FFDR, me hubiese quedado en la camita ahorrándome el sufrimiento esperado si se pretende correr a tope una prueba  de 10k.


Nada más llegar me encuentro a mis compis, que están calentando en las inmediaciones de la salida. Esto delata que la gran mayoría va a darle zapa, incluso varios a buscar MMP.


Tras las fotillos de rigor, nos vamos para la salida. A las 9:00 se da el pistoletazo para los casi 2000 corredores que participan en el 5k. Un cuarto de hora después, será el turno para los más de 4000 que disputamos el 10k. 

En el cajón 1, aquel para corredores sub 40´, coincido con Charly, Patxi y Luis (que intentará ayudar aun amigo a derribar los 38´). Yo sé de sobra que en estos momentos ni de coña estoy para eso, por lo que rechazo amablemente la invitación de Luis a unirme a ellos. 

La salida, con perfil descendente, invita a darle candela. Mantengo en el radar, pocos metros por delante, a Luis con su compi. Pero para mi pasar el 3000 en 10:55, acudiendo como acudo, es prácticamente sentenciar la carrera. Según el Garmin paso el 5k en 18:29, aunque siempre da más metros de los reales. Es por ello que el paso real por el km 5 - 18:54.

Viendo esto, llevando ya un km de ligera subida y quedando casi otro para Plaza Castilla, soy totalmente consciente de que no voy a doblar en la segunda parte y por tanto el sub38´ está perdido. 

Desconecto mentalmente y veo perderse a Luis y su amigo en la lejanía. Ya fundido, habiendo cubierto el km 6 por encima de 4:05, solo me queda dejarme caer hasta Canal. Aunque no por ser cuesta abajo voy cómodo y bajar aunque sea unos segundillos de los 4´/km,  me cuesta un mundo.

Para muestra un botón

Sobre el km 8 echo cuentas y veo que ahí, ahí, va a estar para que al menos supere mi marca del único 10k que he corrido este año: el trofeo Páris en Enero. Aprovechando que un perrillo salta hacia a mi ladrándome como si yo fuera su archienemigo, aumento el ritmo obligatoriamente.

Foto del bueno de Dani (Grillo) a la entrada al parque de Santander

Intentando sufrir nuevamente, aprieto el último km. Se me escapa una sonrisilla cuando el Garmin pita indicando el km 10 - 37:51. Lástima que sepamos que en un 10k homologado el Garmin siempre marcará entre 100-200m de más.


Al final  cuando en la recta de meta subo una marcha para intentar acabar por debajo de 38:30, de repente me da una arcada... Lo me que faltaba, acabar dando ese espectáculo lamentable y ser registrado en vídeo echando la papilla. Así que aflojo definitivamente y entro trotando, para según la organización cubrir los 10000 m  en 38:31 que me dan para ser el llegado número 187 de los 4184 atletas que finalizaron el 10k.


Al final curiosamente igualo la marca del Páris aunque, con un mismo estado de forma, creo que en esta se debería hacer un crono menor que en el Parque Lineal del Manzanares.

Debo de estar claramente insatisfecho por las pésimas sensaciones llevadas durante la prueba derivadas de mi patética, como suele ser costumbre, estrategia de carrera. 

Dejando eso a un lado, como dato curioso, en esta carrera cubría mi km 500 del año. Si tenemos en cuenta que he corrido 28 veces en los primeros cinco meses de 2016 y que 11 de ellas han sido en competición (6 Maratones + 2 Medias + 2 de 10k + 1 de 8,9k) sumando más de 320k del total. Queda claro que, atendiendo al crono, no puedo pedir mucho más para lo que me preparo y petar si salgo a ritmos que antes mantenía sin problema, es una apuesta segura.

En cualquier caso, una más a la saca. Y, como siempre, lo mejor  después de la carrera en la hidratación posterior con los compis.

Nos costó, pero al fin encontramos el bar que merecía la pena

Hay que entrenar para la Beer mile

Para mantener en buen lugar la proporción entrenamiento/competición de este año, a pesar de que no hace mucho prometía descansar una temporadita, ya me he inscrito a otra carrera para el finde que viene. Al menos en esa saldré con más cabeza y espero no estar tan fundido en el km 3 como en esta. Iremos dando novedades


Fotos: Cristina Belda, Laister y los compis :-)

4 comentarios:

  1. Tú estado de forma puede variar como es lógico, pero lo que no cambia es que siempre haces un carrerón y lo das todo... como gran animal competitivo que eres. ¡ENHORABUENA! Otra más a la saca.

    ¡Que grande eres Vígaro!



    Abrazote!! Cri cri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Dani,

      Muy chulo el reportaje fotográfico, he editado y he puesto un par.. Sobre todo esa en la que parece que no iba tan destrozado jiji

      He llegado a la conclusión que lo de competir está guay cuando estás bien de forma. Hacerlo cuando no te has preparado bien es pegarte toda la carrera de agonía innecesaria,jiji.

      Nos vemos prontito.
      Un abrazo

      Eliminar
    2. Bueno, en un 10k se sufre bien siempre, salvo que vayas de paseo, pese a todo es un tiempazo. Pendiente de tu crónica de Laredo.
      Un abrazo

      Eliminar
    3. Ya ves si se sufre!! Es diferente al sufrimiento en un maratón, pero no sabría yo decir cual es peor.

      Laredo acaba de salir del horno. Maratón recomendable.

      Un abrazo crack

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...